miércoles. 18.09.2019

El sector del taxi quiere fomentar la retirada de licencias

El sector del taxi, uno de los que concentra más trabajadores autónomos en todo el país, tiene actualmente varios frentes abiertos. Uno de ellos, y no menor, es la saturación de licencias en un mercado que está cambiando a pasos agigantados. En este sector trabajan actualmente unas 71.000 personas.
El sector del taxi quiere fomentar la retirada de licencias

Miguel Ángel Leal, presidente de Fedetaxi, federación que agrupa a asociaciones de taxistas de toda España, lo explica a AyE: “Pedimos que se fomente la retirada de licencias porque el mercado está saturado. La concesión de las mismas ha sido indiscriminada durante años y lo ideal es que su número estuviera ajustado a la población de cada municipio”. El número de licencias varía, lógicamente, según el tamaño de la población, aunque la media de una capital de provincia abarca desde las 3.000 de Valencia hasta las 300 de Córdoba. En Madrid se superan las 15.000 y en Barcelona, las 10.000.

Retirarse de esta profesión es tan difícil como entrar en ella. Cada licencia requiere un desembolso económico considerable y cumplir con los requisitos para vivir del taxi lleva a “inversiones de más de 100.000 euros” en la mayoría de los casos, declara Leal. “Esto lleva a que gran parte de los taxistas sean mileuristas” añade.

Por ello, una de las reivindicaciones prioritarias de la patronal del taxi es que el Gobierno facilite la retirada de la actividad cuando el profesional lo desee, en forma de prejubilaciones, y así pueda revertir la licencia a la Administración oportuna. Es lo que llaman Plan de Ayudas para el Abandono de la Profesión de Taxista.

Mercancías y autobuses

El modelo a seguir sería el régimen de retirada que ya existe para los transportistas de mercancías y los conductores de autobuses, por el cual éstos reciben una indemnización de cese, “un justiprecio como premio”, afirma el presidente de Fedetaxi. Para cobrar dicha indemnización, los transportistas de mercancías y conductores de autobuses deben dejar su trabajo tras 20 años de ejercicio como mínimo y no antes de los 58 años. Las ayudas se basan en que ambas profesiones requieren “un esfuerzo para la salud” de quienes las ejercen.

Asimismo, Fedetaxi vería con buenos ojos que se aprobaran deducciones fiscales. Miguel Ángel Leal cree “abusiva” la plusvalía que ha de pagarse al obtener una licencia y “que ronda los 18.000 euros de media”. “Si un taxista paga tanto por serlo, sería bueno que al retirarse se le ayudara también fiscalmente”, asegura.

Hasta la fecha, no se han entablado todavía negociaciones con la Administración pertinente, en este caso el Ministerio de Fomento, pero el presidente de la patronal afirma que “no van a dejar pasar la ocasión de defender esta reivindicación ahora que ya está en marcha la legislatura”.

Todos autónomos

Miguel Ángel Leal señala a AyE que si hay un sector de autónomos por excelencia éste es el del taxi. “Aquí somos todos autónomos y todos nos ganamos la vida como tales. Otra cosa es que haya municipios como Madrid donde una sola persona pueda poseer hasta un máximo de tres licencias pero, excepto en la ciudad de Barcelona en la que sí están permitidas las personas jurídicas en el sector, todos somos personas físicas aunque se tengan empleados, no hay sociedades”.

El sector del taxi quiere fomentar la retirada de licencias