jueves. 09.07.2020

CINCO EJES PARA LA REACTIVACIÓN

Los sectores consideran que el plan del turismo no logrará salvar los negocios

Los sectores consideran que el plan del turismo no logrará salvar los negocios
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, anunció un plan para reactivar el turismo con cinco ejes y con una dotación de más de 4.250 millones de euros. Los sectores más afectados han reaccionado y consideran el plan "insuficiente" para salvar los negocios que viven de los turistas y piden otras medidas.
Los sectores consideran que el plan del turismo no logrará salvar los negocios

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, presentó este jueves el Plan de Reactivación del Sector Turístico, que contará con una dotación de más de 4.250 millones de euros y que pretende volver a poner en marcha "un motor fundamental" para nuestra economía, que genera más del 12,5% del PIB y del que viven, directa e indirectamente, decenas de miles de empresas, autónomos y empleados.

Este plan de impulso al sector turístico se ha presentado a tres días de que se abran las fronteras interiores y también exteriores, a extranjeros provenientes de países miembros del espacio Schengen. Sin embargo, todavía queda por ver las condiciones y especificidades de cada una de las medidas. Lo que sí adelantó el presidente es que el plan se vertebrará sobre cinco ejes que pretenden sentar las bases para recuperar la actividad y diseñar un nuevo modelo turístico para los próximos años.   

Los diferentes mecanismos que pondrá en marcha el Gobierno, según anunció Sánchez, irán fundamentalmente dirigidos a recuperar la confianza de los turistas, a aportar liquidez a las empresas y autónomos que viven del sector y a generar un turismo más competitivo, poniendo el foco en "la digitalización y sostenibilidad", dijo el presidente.

Cinco ejes para "salvar" el turismo y una línea ICO

El plan de reactivación del sector destinará buena parte de la dotación a asegurar e incentivar la puesta en marcha y control de medidas sanitarias para recuperar la confianza de los viajeros en nuestro país, con guías de actuación en los establecimientos turísticos y con sellos distintivos para las empresas que se comprometan a cumplir los protocolos de limpieza, desinfección, aforo y distancia social ,entre otros.

Por otro lado, "habrá un segundo eje de medidas de apoyo a las empresas del sector", aseguró el presidente del Gobierno. Según explicó, a través de este segundo pilar de reactivación, se pondrán en marcha diferentes ayudas específicas para que los autónomos y empresas del sector pueden hacer frente a la situación y volver a funcionar con normalidad lo antes posible.

Concretamente, la medida más importante que recoge este eje sería la apertura de "un nuevo tramo de líneas ICO por valor de 2.500 millones de euros",aseguró el presidente. Esta línea, que servirá para garantizar la liquidez a los negocios turísticos se articulará como "tramo preferente" en el marco de la quinta y última línea que puso en marcha el Gobierno a principios de esta semana.

 Previsiblemente, las condiciones y características de esta línea de créditos serán similares a las que se fijaron con la extensión de la línea Thomas Cook para la financiación de empresas del turismo en marzo, y que se agotó pocos días después de haberse abierto.

Además, en este mismo eje de apoyo a autónomos y negocios turísticos se articulará una moratoria de 12 meses para las operaciones financieras con garantía hipotecaria de las empresas del turismo, así como para las cuotas de leasing de los autobuses de transporte, negocios éstos últimos que, en su mayoría, están regentados por autónomos y que han sufrido una caída de su facturación cercana muchas veces al 100%, sin poder acceder a la prestación por Cese de Actividad extraordinario, por haber sido considerados esenciales durante el Estado de Alarma.

Por otro lado -continuó el presidente-, se mejorará la competitividad del turismo a través de una inyección de 850 millones de euros para fomentar la sostenibilidad y digitalización de los negocios del sector. Esto se hará diseñando planes de sostenibilidad turística en destinos para acelerar la transformación del sector.

También se prevé poner en marcha diferentes programas de formación, capacitación y digitalización para negocios y trabajadores del sector.

Por otro lado, el plan recoge la puesta en marcha de un Observatorio de Inteligencia Turística  para ofrecer información a las comunidades sobre las variables turísticas y su evolución y el análisis de la demanda internacional. Para ello, entre otras cosas, se destinarán dos millones a la creación de"un repositorio digital, común y único que actúe como una plataforma o portal abierto de distribución de información y conocimiento". según recoge el texto del acuerdo previo al plan de reactivación, firmado entre Gobierno y el partido Ciudadanos.

Por último, se fomentará el uso de todas las herramientas de marketing y promoción disponibles para atraer el turismo nacional e internacional y consolidar la 'marca España'.

Los autónomos del turismo lo ven "insuficiente"

Los sectores vinculados directa o indirectamente con el turismo consideran que los 4.262 millones de euros que el Gobierno va a inyectar al turismo son "insuficientes" para reactivar un sector de tanto calado para España. Es más, desde la asociación Hostelería de España tacharon la dotación que ha puesto en marcha el Ejecutivo de "insignificante para este sector, que aporta el 12,3% del PIB a nuestro país".

La asociación que representa a más de 250.000 autónomos y empresas de la hostelería y que viven del turismo directa o indirectamente considera que el plan "propone medidas a medio y largo plazo pero, lo que necesitamos ahora es que el turismo se reactive inmediatamente", explican desde Hostelería de España.

Máxime cuando faltan pocos días para que se abran las fronteras y arranque una temporada de verano que, posiblemente, no vaya a ser suficiente para evitar el cierre de miles de negocios de sectores estratégicos en nuestro economía, como hostelería, hotelería o comercio. 

También de miles de autónomos que, muchas veces, quedan apartados de los recuentos oficiales del sector turístico pero que viven directamente de él. Sobre todo en islas y zonas costeras, donde casi cualquier trabajador por cuenta propia -desde taxistas hasta farmacéuticos- vive de la llegada y consumo de los turistas en la zona. 

Los hosteleros advierten de que el plan "no resuelve lo más urgente"

Los hosteleros agradecen "el esfuerzo del Ejecutivo en la campaña de comunicación y publicidad para fomentar el turismo nacional que contempla el plan", pero la economía de los españoles y, especialmente, la de los autónomos "se ha visto gravemente dañada con esta crisis y, sin ayudas económicas, el nivel de reactivación no va a ser suficiente", aseguran desde Hostelería de España.

La organización considera, además, que la financiación que se propone en el plan no sólo no ha sido suficiente sino que tampoco está todo lo centrada que debería en los autónomos y pequeños negocios, "que son quienes conforman en su mayoría el conjunto del entramado turístico nacional. En esta línea, desde el sector hemos venido solicitando el establecimiento de microcréditos de en torno a 25.000 euros de rápida concesión" apuntan los hosteleros.

Además, consideran que hay graves carencias en el plan del Gobierno en lo que se refiere a medidas a corto plazo. "En líneas generales, el plan incluye una estrategia a medio y largo, pero el sector necesita inyección de liquidez desde ahora mismo, momento en que debería haber comenzado la temporada alta y en el que muchos establecimientos no han podido abrir sus puertas. Sin más ayudas, tememos que no puedan hacerlo".

En este sentido, concluyen desde la asociación, "queremos hacer una llamada de atención al Gobierno porque no le está otorgando al turismo la importancia que merece, habida cuenta de que España es el país con mayor peso de este sector en su PIB".

Los comerciantes piden medidas más inmediatas

En el mismo sentido que los hosteleros, desde la Confederación Española del Comercio explicaron que,"si bien agradecemos la intención del Gobierno, que ha puesto en marcha un plan con varias líneas de financiación, creemos que lo que necesitaba el turismo y los comerciantes que viven de él era otra cosa. Está muy bien poner en marcha medidas estructurales a largo plazo, pero lo que hace falta es reactivar ya nuestro sector, porque el cierre de establecimientos se va a producir de forma inminente" comentó Carlos Moreno, tesorero y portavoz de la CEC.

Los comerciantes y, especialmente, los que desarrollan su actividad en zonas que viven del turismo, como la costa, Islas Canarias y Baleares, han perdido a sus potenciales consumidores "y van a necesitar algo más que una línea de préstamos ICO que, insisto, está muy bien. Pero lo que de verdad hace falta son ayudas directas al comercio", dijo Moreno.

Además, no sólo se trata de relanzar los comercios, sino "de incentivar la compra mediante, por ejemplo, tickets de consumo. Es sólo una de las muchas vías que existen y que ya han tomado algunas comunidades autónomas que han entendido lo importante que es este sector y, en general, el turismo para su economía". 

Por tanto, "esperamos que el Gobierno reaccione y nos asegure algo más que un plan con medidas estructurales. Necesitamos volver a funcionar ya. Están muy bien las ayudas a largo plazo y la promoción del turismo y del consumo en establecimientos. Pero hay que tangibilizar las campañas y asegurar al comerciante que pueda mantener su persiana abierta en zonas que antes estaban repletas de turistas y, ahora, se encontrarán mucho más vacías" aseguró el portavoz de la CEC.

Un plan "insuficiente" para las agencias de viajes

De entre todas las actividades que dependen del turismo, las pequeñas agencias de viajes han sido las más castigadas por la crisis del coronavirus. Los negocios se han quedado a cero y sus perspectivas de recuperación son "a muy largo plazo. Desde el mes de febrero, cuando se anularon los viajes a Asia, comenzó una cascada de cancelaciones que no ha parado  hasta hoy”, explicó Carlos Garrido, presidente de Confederación Española de Agencias de Viajes (CEAV) a este periódico.

Las agencias de viajes facturaron el pasado año en torno a 20.000 millones de euros, mientras que este año no llegará a los 3.000 millones. A pesar de las grandes pérdidas que registra el sector, desde la Confederación consideran que el plan del Gobierno ha dejado apartados de las ayudas a los miles de autónomos y pequeños empresarios al frente de agencias de viajes y que van a ser de los más afectados por las secuelas de la crisis del COVID-19 durante este verano y, posiblemente, el resto del año. 

Si bien desde CEAV consideran que  la puesta en marcha de un plan específico para el turismo "es una buena noticia", aseguran que es "claramente insuficiente para la industria turística en términos comparativos con lo que se ha inyectado al sector en otros países competidores de la Unión Europea", según recoge la asociación a través de un comunicado.

Además, para el sector, el plan "no atiende a las peticiones de las agencias de viajes en materia de ayudas directas al sector. No hay ayudas para incentivar los viajes y no se iguala la fiscalidad de las agencias a la del resto de negocios de la cadena turística". 

Por otro lado, apuntan desde CEAV, "a pesar de la gravedad de la situación, seguimos sin solucionar las ayudas a los autónomos del sector de las agencias de viajes y sin conocer la prolongación de los ERTES ni sus condiciones a unos días de la finalización de los mismos".

Por eso, la organización representativa de estos negocios ha transmitido su "profunda decepción por la falta de ayudas directas a las agencias de viajes, después del intenso trabajo que hemos realizado tanto con la Secretaria de Estado de Turismo, como con la Ministra de Turismo, con quienes hemos mantenido reuniones constantes, teniendo como esperanza de supervivencia del Sector la ampliación de los ERTES al máximo posible y las prestaciones a autónomos por descenso de la actividad". 

Los alojamientos turísticos agradecen el plan, pero con matices

Otro de los sectores a los que ha afectado gravemente el cierre de fronteras y al que todavía afectará la lenta recuperación del turismo que prevén los expertos, es el de los alojamientos turísticos. 

A pesar de ello, Jorge Marichal, presidente de la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (CEHAT) aseguró que el nuevo plan ha sido bien recibido por parte del sector. "Tenemos que felicitarnos porque el Gobierno haya puesto en marcha un plan específico para el turismo en nuestro país. En este paquete de medidas falta, por supuesto, ver cómo se van a concretar. Pero el sólo hecho de que haya un plan específico ya es de agradecer". 

Además, explicó Marichal , "ponemos muy en valor que se haya puesto en marcha la medida solicitada por nosotros en cuanto a la carencia de la amortización de las deudas hipotecarias que tanta importancia tiene en nuestro sector. Vamos a tener muchas dificultades de tesorería en los próximos meses y, sin duda, va a ser muy importante esta medida de aquí al año que viene".

Sin embargo, y como "único fallo", desde CEAV apuntaron a dos cuestiones:"la primera de ellas, los ERTEs. Necesitamos una prolongación de los ERTEs que sirva para nuestro sector turístico. Los ERTEs que ha propuesto el Gobierno no sirven para los hoteles y alojamientos, porque nosotros no tenemos stock. Noche que no se alquila, noche que se ha perdido. Por tanto, se equivoca el Gobierno a la hora de no poner sobre la mesa una prolongación de los ERTEs  flexible para que los empleados que trabajen coticen y, los que no, tengan una exoneración importante de sus cuotas a la Seguridad Social que vayan a costa del Estado con esos fondos que van a venir por parte de la UE". 

El presidente de la organización considera que también hay que corregir las ayudas directas para reactivar la demanda a corto plazo. "Echamos de menos medidas con respecto a la incentivación de la demanda para poder trabajar, que es lo que hace falta ahora mismo. Hay que tener en cuenta que sólo el 27% de los españoles tienen pensado viajar este verano. Entendemos que la tendencia va a ser la utilización del vehículo propio para ir a segundas residencias. Por eso, creemos que se necesitan muchas más ayudas y sobre todo, lo principal, que se recapacite sobre los ERTEs porque, tal y como lo está diseñando el Gobierno, quizás sirvan para otros sectores pero no para el nuestro" concluyó el presidente de CEAV.

Los sectores consideran que el plan del turismo no logrará salvar los negocios