lunes. 14.06.2021

YA HAY UN 40% DE RECARGO EN ESTA MODALIDAD

La Seguridad Social cobrará más cotizaciones a los autónomos que hagan "mal uso" de los contratos temporales

escriva-ministro-seguridad-social-
El Gobierno avanzó este martes que aumentará los recargos en la cotización a aquellos autónomos que "abusen" de los contratos de "muy corta duración". A día de hoy, ya se paga un 40% más en las modalidades temporales.
La Seguridad Social cobrará más cotizaciones a los autónomos que hagan "mal uso" de los contratos temporales

El Gobierno quiere castigar más el uso de los contratos temporales de "muy corta duración", aumentando las cotizaciones a la Seguridad Social que ya cuenta con recargos de un 40% frente al indefinido, de aquellos autónomos y empresarios empleadores que hagan un uso excesivo de esta modalidad. Así lo anunció el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones el pasado martes durante la presentación de las 'nuevas políticas públicas para un mercado de trabajo dinámico, resiliente e inclusivo', enviado a Bruselas como parte del Plan de Recuperación. 

En la comparecencia, Escrivá abordó las claves de los diferentes componentes de este plan de recuperación que atañen a su departamento. Entre ellos, parte de las medidas laborales que también están a cargo del Ministerio de Trabajo. Precisamente, uno de los cambios que anunció la ministra, Yolanda Díaz, tiene que ver con el desincentivo del uso, a su juicio, demasiado frecuente que hay en nuestro país del contrato temporal. 

El Gobierno lleva semanas dejando claro que, del conjunto de las 102 medidas y 110 inversiones que envió a Bruselas recogidas en el plan de recuperación, aquellas que afectan a la reforma del mercado laboral se aprobarán a lo largo de este año -si bien no hay que olvidar que estas medidas han de pasar el filtro parlamentario y consensuarse con los agentes sociales-. En todo caso, la intención es aprobar estos cambios cuanto antes, y muchos de ellos afectan al colectivo de trabajadores por cuenta propia.

Una de estas reformas laborales es la "reducción de los contratos laborales", fomentando el uso del indefinido, y penalizando más la utilización del temporal. Como ya avanzó este diario, Trabajo está centrado en la "reducción del exceso de temporalidad en los contratos". Entre las "reformas en el ámbito laboral y de pensiones" -componente 23 del plan de recuperación del Gobierno- , se dedica un apartado completo a la "Generalización del contrato indefinido, causalidad y simplificación de la contratación indefinida".

Para el Ejecutivo, el uso de este tipo de contratos de corta duración, bajo las modalidades de 'eventual  por circunstancias de la producción', contratos 'por obra y servicio' o 'de interinidad', "hay una dualidad que termina siendo muy impactante en términos de cifras en el mercado laboral. Esto provoca falta de inversión en capital humano por las empresas, sesgo hacia la temporalidad; baja productividad; precariedad y desigualdad", dijo Escrivá.

Podría afectar a muchas actividades de autónomos

Aunque esta medida ya aparecía reflejada en el componente que recoge la veintena de reformas laborales previstas en el plan, todavía no se había especificado hasta este martes cuál era exactamente la vía de penalización que preveía el Gobierno. De momento, el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones ya ha aclarado que el 'castigo' al "abuso" de este tipo de contratos se llevará a cabo a través de un mecanismo de "sobrecotización", es decir, que se exigirá que los empleadores que opten por modalidades de contrato de corta duración paguen más cotizaciones por sus empleados. Esto podría afectar a sectores como la hostelería, el comercio o, en general las actividades regentadas por autónomos de temporada, que, en algunos casos, necesitan de estos contratos de corta duración por los picos de actividad propios de su sector.

Sin embargo, y  a priori, el Gobierno no buscaría tanto combatir el uso del contrato temporal como tal, sino el "abuso del sistema de Seguridad Social que subyace detrás de la utilización de contratos de muy corta duración", dijo Escrivá. "En España, en el año 2019, se produjeron 27 millones de bajas a la Seguridad Social. Cuando miramos la estructura de estas bajas, uno de cada cinco de estos contratos son de un solo día. Y más de un tercio de estas bajas duran cinco o menos días", añadió el  el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones .

El Gobierno tiene claro que esto se debe al "efecto 'baja el viernes y recuperación el lunes'. Es frecuente dar al trabajador de baja los fines de semana -muchas veces para ahorrar costes en los días de descanso-", dijo Escrivá. De hecho, estas prácticas no son nuevas, y los desincentivos que prevé el Ejecutivo llevan años en marcha. Con la entrada en vigor del real decreto ley 28/2018 del 28 de diciembre se introdujeron novedades que afectan a los contratos temporales de corta duración únicamente - en ningún caso a los contratos temporales de interinidad para sustitución de maternidad o paternidad, por ejemplo-.

Aumento de los desincentivos actuales que se incrementarán por uso reiterado

Esta ley prevé desde 2019 hasta la actualidad que en los contratos temporales de cinco o menos días se aplique un recargo del 40% sobre las base de contingencias comunes. En esta norma, los contratos afectados son los eventuales por circunstancias de la producción, contratos por obra y servicio y los contratos de interinidad. Todo ello, con el fin de incentivar a las empresas a aumentar los contratos de larga duración penalizando de esta manera los contratos cortos. 

Ahora bien, a juicio del Gobierno, los actuales desincentivos no son suficientes, ya que "hay un elemento cultural de abuso al sistema que subyace detrás de muchas bajas y altas" con cortos periodos de tiempo entre medias, que todavía estaría por corregir, dijo el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá.

Por ello, "vamos a ensayar el desincentivo a estos contratos y, claramente, la clave está en desincentivar aquellos casos en los que observemos que al mismo trabajador se le da de baja reiteradas veces en periodos cortos de tiempo. Tenemos todavía que calibrar el tamaño de la desincentivación en términos de sobrecotización a la Seguridad Social, pero el desincentivo irá creciendo en el tiempo en función del número de bajas por trabajador a lo largo de un mes", aseguró Escrivá

La inspección podría aumentar la vigilancia sobre estos contratos

Actualmente, según los expertos, más de un 25% de los nuevos contratos que se celebran en España son temporales y, muchos de ellos, se utilizan de forma fraudulenta. Por ello, el Ministerio de Trabajo seguirá intensificando las actuaciones en línea con lo recogido en el Plan Director por un Trabajo Digno, que prioriza, entre otras cosas, la vigilancia en los negocios que abusan del uso de contratos temporales para extender el periodo de prueba y abaratar el coste de un posible despido. 

Así mismo, dentro de la reforma laboral recogida en el Plan enviado recientemente a Bruselas, y que  la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, prevé implementar para este año, ya está recogido el aumento de la penalización a estos contratos. 

Esta reforma apunta como objetivo prioritario " reducir el exceso de temporalidad y la dualidad laboral que limitan el aumento de la productividad y el crecimiento potencial y dan lugar a precariedad laboral". Según indica el texto, esto se haría simplificando y reordenando "las modalidades de contratación laboral y generalizando la contratación indefinida", así como "devolviendo la causalidad al contrato temporal". También "revisando la aplicación del contrato fijo-discontinuo e introduciendo mecanismos de flexibilidad para las empresas alternativos a la excesiva temporalidad". En definitiva, el Ejecutivo pretende "penalizar el uso excesivo de contratos de muy corta duración y atajar el fraude laboral".

Y, para ello, "el trabajo de la inspección es crucial. En todas las memorias se puede observar que cada año se convierten más contratos temporales en indefinidos, habitualmente porque el objeto estaba mal.  Nos encontramos con muchos contratos que empiezan el lunes y acaban el viernes. En estos casos hay que ver si están bien justificados y hacen un buen uso de estas modalidades" dijo Ana Ercoreca, presidenta del Sindicado de Inspectores de Trabajo y Seguridad Social (SITS). 

De hecho, gracias a la actuación de la inspección, hasta el 31 de marzo de 2021, se forzó la conversión en indefinidos  de 78.729 contratos temporales que estaban en fraude de ley. Y en lo que queda de año, se seguirá la misma línea, incrementando el número de cartas hasta superar las 85.000 -un 4% más-, con las que se advierte a negocios para que regularicen de motu propio la situación de sus empleados. 

Generalización del contrato indefinido

Lo cierto es que la vigilancia sobre el uso abusivo de trabajadores eventuales "no es nueva y, de hecho, ha dado muy buenos resultados en los últimos años. Sin embargo, hay que seguir en la misma línea porque, aunque la tasa de conversión a indefinidos ha sido muy alta, nuestro país sigue estando por encima de la tasa media de temporalidad de la Unión Europea", explicó Ana Ercoreca, presidenta del Sindicado de Inspectores de Trabajo y Seguridad Social (SITS).

La inspección lleva años aumentado sus tasas de conversión y revisando una por una las causas de cada contrato para verificar si debería ser indefinido. "Es habitual en algunos casos que se tienda a utilizar contratos eventuales para cubrir necesidades permanentes del negocio, y eso es ilegal. Cada contrato sirve para una situación determinada; si el empleado trabaja por necesidades permanentes de la empresa debe ser indefinido, y si su contratación se repite en estaciones ciertas, el contrato tendría que ser fijo-discontinuo y se debería llamar al empleado al año siguiente para la misma temporada. Por ello, toda reforma del Gobierno que sirva para reducir esa temporalidad no deseada e ilegal, será bienvenida", explicó la presidenta de SITS. 

La Seguridad Social cobrará más cotizaciones a los autónomos que hagan "mal uso" de los contratos temporales