lunes. 26.10.2020

QUIZÁ PARA REGULARIZAR UN ERROR PRODUCIDO EN JULIO

La Seguridad Social cobró en septiembre dos cuotas a cientos de autónomos

La Seguridad Social cobró en septiembre dos cuotas a cientos de autónomos
La Seguridad Social cobró este miércoles a cientos de autónomos dos cuotas, en vez de una. Los expertos explican que esto podría deberse a la regularización de un error que se cometió en julio al aplicar las exoneraciones de las ayudas que disfrutan estos trabajadores por cuenta propia.
La Seguridad Social cobró en septiembre dos cuotas a cientos de autónomos

El pasado martes 30 de septiembre, cientos de autónomos se encontraron en su cuenta bancaria con dos recibos, en vez de uno, de su cuota a la Seguridad Social. Varias gestorías aseguraron haber recibido en tan sólo un día una avalancha de decenas de quejas cada una por parte de sus clientes, trabajadores por cuenta propia que, sin esperarlo, tuvieron que pagar sus cotizaciones por duplicado.

Normalmente, a partir del día 15 de cada mes, la Tesorería General de la Seguridad Social gira el cobro de una cuota para cada autónomo, que suele llegar el día 30. Sin embargo, este mes han sido muchos los que han tenido que hacer frente, de golpe, al pago de dos cuotas por un importe total de más de 550 euros, en el caso de que coticen por la base mínima.

La propia Administración reconoció que cobró en varios casos, dos veces las cotizaciones de varios autónomos a final del mes pasado: "en el periodo de recaudación de septiembre se ha emitido, además de la cuota de autónomos del mes de septiembre, la cuota del mes de julio. En los casos en los que proceda, se va a hacer la devolución", confirmaron a este medio fuentes de la Seguridad Social.

IMG-20201001-WA0050

Fuente: gestoría 'Gestinalia' 

Al parecer, según explican diferentes expertos a este medio, todo se debe a que, en julio, la Administración aplicó las exoneraciones que les correspondían a algunos autónomos, sin tener todavía los datos de los que habían accedido a la nueva prestación y que, por lo tanto, no tendrían derecho a esta exoneración

A muchos se les devolvió en julio una cuota que no habían pagado

Los agentes sociales llegaron a un acuerdo ese mes con el Gobierno para extender desde julio y hasta septiembre las ayudas para autónomos centradas en tres perfiles: los autónomos de temporada, los autónomos que estuvieron acogidos al cese de actividad extraordinario, y una nueva prestación para autónomos con fuertes caídas de ingresos. 

El problema, según explicaron los expertos, es que se juntaron en julio, por error, las exoneraciones de las dos últimas ayudas. Por norma general y de forma automática, la Seguridad Social aplicó la exoneración en las cuotas a principios de julio para todos aquellos autónomos que estuvieron acogidos al cese de actividad extraordinario.

Sin embargo, parte de estos autónomos accedieron también, a la vez, en ese mismo mes al nuevo cese de actividad por fuertes caídas de ingresos, que daba derecho no a una exoneración de las cuotas pero sí a una devolución de éstas, junto a la prestación. Es decir, tenían que pagar primero su cuota como cada mes, y luego se les devolvía.

Y así fue: se les devolvió la cuota. El problema es que también se les había exonerado ese mes de sus cotizaciones y, por tanto, se les devolvió una cuota que, en realidad, no habían pagado.

Así lo explicaron también desde la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA):

IMG-20201001-WA0001 (1)

La clave está en las dos ayudas que se pusieron en marcha a partir de julio: las exoneraciones por un lado y, por otro, la nueva prestación, la POECATA -Prestación Ordinaria Extraordinaria por cese de actividad-. A las exoneraciones podían acceder sólo los que no pudieran acogerse a la POECATA.  Y, por su lado, los que sí cumplieran con los requisitos para acogerse a la nueva prestación podían acceder al pago del 70% de su base pero tenían que pagar la cuota, que más adelante les sería devuelta por su mutua. 

El resultado es que a algunos autónomos que habían accedido a la nueva prestación tras haber sido beneficiarios del cese de actividad extraordinario se les aplicó ambas ayudas en el mismo mes: por un lado, las exoneraciones a las que daba derecho la antigua prestación extraordinaria, y por otro lado, se les devolvió la cuota correspondiente a julio que se suponía que tenían que haber pagado, pero que en realidad no pagaron.

Seguridad Social regulariza ahora lo que pagó de más en julio

"A aquellos que no tenían la POECATA se les aplicaba una exoneración del 100% de sus cuotas en el mes de julio, que luego iba bajando al 50% en agosto, y al 25% en septiembre.  Los que tenían la POECATA a partir de julio pagaban a la Seguridad Social su cuota y luego su mutua les devolvía el 98% de la cuota de ese mes junto a la prestación", explicó José Carlos Piñero, abogado y director del Área Jurídica de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA).

El problema, según el abogado, es que en julio, como se acababa de aprobar esta nueva prestación,  la Seguridad Social no le pasó la cuota a ningún autónomo, hubiera o no hubiera accedido a la POECATA. "La Tesorería crea la remesa de cobros de cuotas a autónomos para pasar a los bancos a partir del 15 y, a esas alturas de julio, las mutuas no le habían comunicado todavía a la Tesorería quiénes sí y quienes no habían solicitado la nueva prestación", explicó Piñero.

De este modo, como la Tesorería no le pasó a nadie el recibo en julio, y dio por exonerados a todos los autónomos que habían estado en la prestación extraordinaria, "lo que ha hecho ahora en septiembre es regularizar las cuentas y cobrar la cuota que no cobró pero sí devolvió a los que habían accedido a la POECATA", aseguró el director del Área jurídica de ATA.

Esta regularización genera más incertidumbre entre los autónomos

Según Domingo Gallego, asesor de ATA, el problema no está tanto en que se regularice este pago. La cuestión es que por un error de la Tesorería General de la Seguridad Social, que devolvió una cuota que no tenía que haber devuelto a los autónomos en julio, ahora en septiembre a muchos autónomos se les han trastocado todas las previsiones: han tenido que pagar el doble de lo que esperaban. 

Nos encontramos, para Gallego, ante el mismo problema que durante toda la crisis: "se ha ido legislando al día y se han cometido varios errores. El problema es que estos errores los paga el autónomo, y ya tiene suficiente inseguridad en sus ingresos, como para tener ahora también inseguridad en el pago de sus obligaciones mensuales con la Administración. Muchos no se pueden permitir dejar de contar, aunque sólo sea por un tiempo, con 200 o 300 euros". 

Se les devolverá una de las cuotas en septiembre

Aún con todo, si bien es cierto que han pagado dos cuotas, Gallego también recordó "que esta prestación, la POECATA, da derecho a la devolución de la cuota de cada mes. Por tanto, en realidad, la cuota que han pagado realmente es sólo la de julio, porque la de septiembre aunque la hayan pagado, se la devolverá su mutua junto a la prestación en los próximos días". 

En esta prestación la cuota no se exonera, se devuelve

Exoneración o devolución. Aunque parezca lo mismo no lo es. El pasado mes de julio se puso en marcha una nueva prestación, la POECATA, que , a diferencia de la prestación extraordinaria que estuvo en marcha durante el estado de alarma, no daba derecho a una exoneración sino que el autónomo tenía que pagar primero la cuota a la Seguridad Social y luego su mutua le devolvería la mayor parte del dinero. 

Así, esta prestación "ordinaria-extraodinaria" tiene la peculiaridad de que, durante el tiempo que el autónomo esté percibiéndola deberá ingresar a la Seguridad Social la totalidad de su cuota cada mes. Después, será la mutua la que abonará al trabajador por cuenta propia, junto con el importe de la prestación,  las cotizaciones por contingencias comunes.

Por tanto, a fin de cuentas, lo que deberá abonar el autónomo que se acoja a la prestación hasta septiembre es tan sólo un 1,7% de su base, correspondiente a conceptos como las contingencias profesionales, cese de actividad y formación profesional. O, dicho de otro modo, está exento de pagar el 98,3% de su cuota -porque le será devuelta-, lo que para un autónomo que cotiza por la mínima supondría que primero tenga que pagar 286,3 euros a la Seguridad Social, y luego la mutua le devuelva unos 270 euros. Esto significa que, al final, está pagando sólo 16 euros de cuota. 

Así seguirá siendo durante los próximos meses, hasta el 31 de enero. Las organizaciones de autónomos alcanzaron este lunes un acuerdo con el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones para extender el cese de actividad más allá del 30 de septiembre. Así, el Gobierno volvió a ampliar las ayudas al colectivo, centradas en tres posibles escenarios.  Uno de ellos es precisamente la POECATA.

Esta ayuda se volverá a ampliar con las mismas condiciones y de forma automática para todos aquellos autónomos que ya la vinieran percibiendo a la entrada en vigor de esta norma.

Diferente es el caso de los autónomos que logren acceder a la nueva prestación extraordinaria que ha vuelto a poner en marcha el Gobierno hasta el 31 de enero: en este caso, los trabajadores por cuenta propia sí tendrán derecho a una exoneración de sus cuotas a la Seguridad Social, es decir, no tendrán que pagar las cotizaciones, directamente la Administración no les pasará el cobro.

La Seguridad Social cobró en septiembre dos cuotas a cientos de autónomos