viernes. 30.10.2020

ATA DENUNCIA ANTE EL GOBIERNO QUE MUCHOS SE HAN QUEDADO FUERA

Seguridad Social paga este viernes el cese de actividad a 140.000 autónomos

Seguridad Social paga este viernes el cese de actividad a 140.000 autónomos
Este viernes, más de 140.000 autónomos cobrarán una media de 1.070 euros por el cese de actividad. ATA se ha quejado a la Seguridad Social de que esta cifra es muy baja y que muchos se han quedado fuera de estas ayudas.
Seguridad Social paga este viernes el cese de actividad a 140.000 autónomos

Este viernes, más de 140.000 autónomos cobrarán la prestación por cese de actividad. La Seguridad Social informó que, a partir de hoy, pagará alrededor de 150 millones de euros a diferentes colectivos de trabajadores por cuenta propia. Esta cifra corresponde a 115.000  beneficiarios del cese de actividad para autónomos con fuertes caídas en sus ingresos, a 1.068 trabajadores por cuenta propia acogidos al cese para autónomos de temporada y a 24.000 beneficiarios del antiguo cese de actividad extraordinario que han cobrado una vez finalizada la prestación. 

Sin embargo, el presidente de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA) se quejó al término de una reunión con el Ministerio de Inclusión y Seguridad Social de que "los datos no son para sacar pecho. Hemos dejado a muchos autónomos que seguían necesitando de esta prestación por el camino; autónomos con tarifa plana, en pluriactividad y la mayoría de los de temporada. Por ello hemos pedido al Gobierno que debe mejorar estas ayudas". 

El presidente de ATA, Lorenzo Amor, consideró, al término de esta reunión "ridículas y escasas" las ayudas que se han concedido por cese de actividad. Según afirmó, se han denegado un 25% de las que se han solicitado. Esta organización esperaba más de 300.000 beneficiarios.

Esto es porque se están limitando estas ayudas pese a que muchos autónomos la necesitan, dijo Amor. "Con más de 240.000 negocios cerrados, me perece lamentable que las ayudas apenas si lleguen a 115.000 autónomos. También es lamentable que habiendo casi 100.000 autónomos de temporada no lleguen a 2.000 los que se les ha concedido. A la mitad se les ha denegado y el 90% se ha quedado fuera", se quejó.

ATA ha trasladado al Gobierno su descontento y la necesidad de revisar estas medidas porque el contexto económico es muy difícil, hay nuevos rebrotes y la demanda es muy baja. El ministerio, según esta organización, se ha comprometido a revistar estas prestaciones.   

Amor reiteró a través de sus redes que "estos datos sobre autónomos beneficiarios de ayudas por cese de actividad y de temporada no son para sacar pecho. No reflejan las terribles pérdidas y caída de actividad que están sufriendo los autónomos. Hemos dejado a muchos en el camino y, esto, hay que mejorarlo".

La Federación ATA planteó al ministerio que varios colectivos de autónomos que seguirían necesitando de esta prestación han quedado fuera del cese de actividad. Su presidente se refirió a los trabajadores por cuenta propia "con tarifa plana; en pluriactividad a pesar de que la norma no los excluye; los que llevan menos de un año con su negocio o los temporales que, en el 90% de los casos no han tenido derecho a las ayudas. O reaccionamos ahora o lo lamentaremos más adelante". 

En las cantidades que la Tesorería informó que ha empezado a abonar este viernes se incluyen beneficiarios de la prestación extraordinaria por cese de actividad (extinguida el 30 de junio, pero con posibilidad de solicitud hasta el 31 de julio), de la nueva prestación para autónomos con fuertes caídas de ingresos y de la prestación para trabajadores por cuenta propia de temporada. 

De media, los autónomos acogidos a algunas de estas prestaciones recibirán a partir de hoy en sus cuentas 1.070 euros. En primer lugar, la Seguridad Social ha dedicado alrededor de 122 millones de euros al pago de la nueva prestación compatible con la actividad y dirigida a autónomos que presenten fuertes caídas en su facturación. A fecha de 29 de julio, esta prestación, con requisitos diferentes a la extraordinaria -que se puso en marcha con el estado de alarma y finalizó en junio-  había sido reconocida a 115.103 trabajadores por cuenta propia.

Al igual que la prestación extraordinaria, el nuevo cese de actividad por fuertes caídas en la facturación, que se extendió hasta septiembre, supone una ayuda mínima mensual de 661 euros al mes y la exoneración temporal de las cotizaciones sociales por contingencias comunes.

Esta nueva prestación se puso en marcha tras el consenso con las principales asociaciones de autónomos para paliar los efectos de la COVID-19 en aquellos colectivos que aún no han podido retomar la actividad o han visto significativamente reducida su facturación respecto al año pasado. La ayuda tiene, entre otros requisitos, la acreditación de una reducción de la facturación del 75% en el tercer trimestre de 2020 respecto al mismo periodo de un año antes y tener unos rendimientos netos mensuales inferiores a 1.900 euros.

Para acceder a esta nueva prestación, los beneficiarios no necesitan esperar al final del trimestre, sino que pueden solicitarla cuando estimen que van a cumplir los requisitos, pero tendrán que acreditarlos más adelante o, de lo contrario, devolver todo lo que cobraron.

Sólo 1.168 autónomos de temporada cobrarán el cese

Además, también dentro del consenso con las asociaciones de autónomos, se activó una prestación especial para trabajadores por cuenta propia de temporada. La Seguridad Social ha pagado 2,4 millones de euros a los 1.168 trabajadores autónomos a los que les ha sido reconocida hasta el momento. 

A pesar de que esta ayuda ha dado la posibilidad a muchos autónomos con actividades estacionales de acceder por vez primera a la prestación, lo cierto es que, tal y como denunció ATA, la cifra de beneficiarios ha sido bastante baja. A penas el 10% de los trabajadores por cuenta propia con negocios de temporada se han acogido al cese de actividad.

Según los expertos, esto se debe, entre otras cosas, a la propia definición que la norma hace de lo que es un autónomo de temporada. Para ser considerado como tal, es necesario haber estado de alta y cotizando en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos o en el Régimen Especial de Trabajadores del Mar como trabajador por cuenta propia durante, al menos, cinco meses en el periodo comprendido entre marzo y octubre, de cada uno de los años 2018 y 2019.

Sin embargo, un autónomo de temporada no tiene por que tener su actividad vinculada al verano. También hay trabajadores por cuenta propia en pistas de esquí, u otras actividades que sólo pueden desarrollarse en invierno y que, previsiblemente, también se verán afectadas por la pandemia.

24.000 autónomos cobrarán hoy la antigua prestación extraordinaria

Además, la Seguridad Social también ha abonado la prestación extraordinaria a otros 24.313 trabajadores autónomos. Aunque esta ayuda que se puso en marcha a raíz del estado de alarma y que llegó a 1,4 millones de beneficiarios dejó de estar en vigor el pasado 30 de junio, el plazo para solicitarla se extendía hasta el 31 de julio.

Tal y como confirmaron fuentes del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones a este periódico, aunque la prestación extraordinaria ya no está vigente y las ayudas a los autónomos se modificaron y extendieron con condiciones diferentes, la norma que reguló el cese de actividad extraordinario estos últimos meses recogió desde el primer momento la posibilidad de que el autónomo solicite acogerse a la prestación hasta un mes después de que finalice el Estado de Alarma.

Esto es, hasta el 31 de julio de 2020. El pago a estos más de 24.000 trabajadores autónomos que se han acogido a la prestación una vez finalizada ha sido de algo más de 25 millones de euros. Con estos nuevos reconocimientos, la prestación extraordinaria, que supone el pago de una ayuda mensual mínima de 661 euros y la exoneración temporal de las cotizaciones sociales, ha llegado a casi 1,49 millones de trabajadores autónomos. 

1,4 millones de autónomos no tendrán que pagar cuota este mes

Por último, las nuevas ayudas por cese de actividad también incluyen una exoneración de cuotas para aquellos autónomos que fueran beneficiarios de la antigua prestación extraordinaria. Son nada menos que 1,4 millones de trabajadores por cuenta propia que quedarán exentos de pagar el 100% de sus cotizaciones de este mes de julio. 

Los autónomos que se hubieran beneficiado anteriormente del cese de actividad extraordinario quedarán exonerados automáticamente del pago de sus cuotas, sin necesidad de presentar ningún tipo de solicitud. Las exenciones que se les aplicará serán decrecientes.  Así pues, no tendrán que pagar cuota por este mes de julio pero, en agosto, tendrán que abonar ya el 50%, en septiembre el 75% y ,en octubre, tendrán que pagar su cuota al completo.

Seguridad Social paga este viernes el cese de actividad a 140.000 autónomos