Lunes. 15.10.2018

SEGÚN EL INSTITUTO NACIONAL DE ESTADÍSTICA

Sólo uno de cada cinco autónomos desea ser asalariado

Sólo uno de cada cinco autónomos desea ser asalariado

Solo uno de cada cinco trabajadores por cuenta propia desea ser asalariado según el Instituto Nacional de Estadística. La encuesta revela también que el 23,16% de los autónomos se embarcó en esta aventura para dar continuidad al negocio familiar y el 22,54% se han convertido en emprendedor porque encontraron una buena oportunidad de negocio. Ya en tercer lugar se encuentra el motivo de que no encontraron un trabajo por cuenta ajena (12,42%).

Sólo uno de cada cinco autónomos desea ser asalariado

Solo uno de cada cinco autónomos desearía trabajar por cuenta ajena, así lo asegura la última Encuesta de Población Activa (EPA) del Instituto Nacional de Estadística (INE). Asimismo, el informe sostiene que el 23,16% de los trabajadores por cuenta propia empezó su actividad para continuar con el negocio familiar.

Clientes y libertad en la fijación del horario de trabajo

De acuerdo a con la Encuesta de Población Activa, en 2017 había 15.682.300 asalariados y 3.042.200 trabajadores por cuenta propia. En relación con estos últimos, el 73,87% tenía más de nueve clientes en los 12 meses anteriores a la realización de la encuesta, el 13,66% entre dos y nueve clientes y el 7,52% uno o ninguno. Por su parte, el porcentaje de los trabajadores independientes y miembros de cooperativa con más de nueve clientes es del 68,65%.

Por otro lado, el 10,59% de los autónomos tuvo que adecuar su horario de trabajo por la influencia de sus clientes, frente a un 11,26% de los trabajadores independientes y miembros de cooperativa.

Causas principales de trabajar por cuenta propia

Una de las causas principales de iniciar una actividad por cuenta propia fue, como ya se ha mencionado antes, continuar con un negocio familiar. En este caso, la cifra de autónomos propiamente dichos que se embarca en el mundo laboral por cuenta propia por este motivo alcanzó el 23,16%. Por su parte, la cifra de trabajadores independientes y miembros de cooperativa que continuaron con el negocio familiar alcanzó el 21,35%.

La segunda razón en importancia, según la EPA, es una buena oportunidad de negocio. Así, el 22,54% de los trabajadores autónomos comenzaron su actividad por este motivo. La tercera causa para hacerse autónomo es que ya ejercía esa profesión anteriormente (el 13,58%).

Tal y como sostiene el informe, otros de los motivos de trabajar como autónomo fueron no haber encontrado un trabajo por cuenta ajena (12,42%) o que el anterior empleador pidiera al asalariado trabajar por cuenta propia (1,43%). Esta razón está muy vigilada por la Inspección de Trabajo ya que puede ser causa de lo que se considera falso autónomo. Y por último, muchos se hacen trabajadores por cuenta propia por la flexibilidad del horario (5,36%).

Inconvenientes del trabajo autónomo

En cuanto a los inconvenientes, el 13,49% de los entrevistados explicaron que la mayor dificultad para los trabajadores por cuenta propia son aquellos períodos sin clientes, sin tener ningún pedido o proyecto en el que trabajar. Por otro lado, el retraso o falta de pago de los clientes fue el mayor problema para el 11,68% de los trabajadores por cuenta propia.

Para los trabajadores independientes o miembros de cooperativa la mayor dificultad fue los períodos sin clientes, sin tener ningún pedido o proyecto en el que trabajar, donde se incluyó el 15,95% del total.

Los autónomos son más libres que los asalariados para elegir el contenido de sus tareas

Los autónomos son más libres a la hora de elegir sus tareas. Ello se demuestra porque el número de trabajadores por cuenta propia que aseguraron poder influir tanto en el contenido como en el orden de las tareas de su empleo principal fue de 2.708.600, esto supuso un 89,03% del total. En el caso de los asalariados el porcentaje se redujo a la mitad, solo 43,23% del total, es decir 6.780.000.

En cuanto a las preferencias por cambiar su ámbito o condiciones profesionales, los trabajadores autónomos están dispuestos a modificarla en mayor medida que los asalariados. De esta manera, el 84,79% de los asalariados no desean cambiar su situación profesional frente al 69,58% de los profesionales por cuenta propia.

Por otro lado, por sexo, las mujeres asalariadas muestran un mayor deseo de estabilidad que los hombres. En este caso, el 86,93% de las mujeres asalariadas se ven en esta situación frente al 82,84% de los hombres. En contraste, las mujeres trabajadoras por cuenta propia desean modificar su situación profesional en mayor medida, el 23,53% de mujeres autónomas frente al 20,31% de hombres.

Sólo uno de cada cinco autónomos desea ser asalariado