lunes. 17.01.2022

ATA AVANZA ALGUNOS DATOS

Sólo dos de cada diez autónomos han podido acceder a las ayudas directas y 15 CCAA tendrán que devolver los fondos

calviño-ayudas-directas-autonomos
Nadia Calviño, vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital
El presidente de ATA, Lorenzo Amor, advirtió que sólo un 20% de los autónomos habrían logrado acceder a las ayudas directas del Gobierno y que 15 de las 17 comunidades autónomas se verán obligadas a devolver al Estado entre un 50% y un 60% del dinero que les asignó. 
Sólo dos de cada diez autónomos han podido acceder a las ayudas directas y 15 CCAA tendrán que devolver los fondos

Ocho meses después de que el Gobierno pusiera en marcha las famosas ayudas directas recogidas en el Real Decreto-Ley 5/2021, la mayoría de los fondos asignados siguen en manos de las comunidades autónomas y todavía no han llegado a los autónomos y empresas. De hecho, la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA) estima que apenas un 20% del colectivo ha logrado sortear las decenas de trabas y condiciones fijadas en estas subvenciones y acceder a las ayudas. 

Dicho de otro modo, "en el mejor de los casos" sólo dos de cada diez autónomos habrían conseguido acceder a las ayudas directas. Dinero que, a priori, y mirando el ejemplo de otros países de nuestro entorno, cabía esperar que fuera dirigido a compensar las pérdidas ocasionadas por la pandemia y, por tanto, se agotara a las pocas semanas de ponerse en marcha, como ha ocurrido en la mayoría de convocatorias gestionadas por las autonomías. 

Sin ir más lejos, frente a los 1,4 millones de autónomos que han cobrado -en muchos casos durante varios trimestres- alguna de las prestaciones extraordinarias por cese de actividad, apenas se espera que perciban las ayudas directas a la solvencia 600.000 trabajadores por cuenta propia, según estimaciones de ATA. De hecho, y a pesar de las numerosas veces que las comunidades autónomas han vuelto a alargar los plazos de sus convocatorias -en el caso de Andalucía, hasta en cinco ocasiones- con el fin de agotar los fondos, la federación estima que 15 de las 17 CCAA van a tener que devolver al Estado más de la mitad de los fondos que les asignó.

Así lo avanzó el pasado lunes el presidente de ATA, Lorenzo Amor, que lamentó el "fracaso" de este plan en "todas las comunidades autónomas. Sólo se han salvado Canarias y Baleares porque el Real Decreto Ley 5/2021 establecía -para ellas- unas condiciones especiales. Pero 15 de las 17 autonomías, es decir, las peninsulares, van a tener que devolver entre un 50% y un 60% de las ayudas". 

Muchos autónomos no pueden acceder a las ayudas al no tener gastos que presentar

Como ya venían advirtiendo diferentes expertos, sectores y asociaciones representativas del colectivo, como ATA, desde el principio "se pusieron unas condiciones y unas trabas con las que realmente los autónomos no podían acceder. Prácticamente, hablaríamos de que en el mejor de los casos el 20% de los autónomos han podido solicitar las ayudas. Y esto se debe principalmente a que hay que presentar gastos y hay muchas actividades de autónomos que no han trabajado, por lo que no tienen gastos que presentar", dijo Lorenzo Amor. 

Si bien es cierto que el Gobierno ha venido modificando varios de los requisitos establecidos en un primer momento que suponían una traba para el colectivo, como la lista de los 95 epígrafes que podían acceder -y con la que se excluía al resto de los sectores- o la obligación de no haber tenido pérdidas en 2019, las condiciones todavía a día de hoy siguen imposibilitando a muchos trabajadores por cuenta propia cobrar las ayudas.

Es más, el Ejecutivo emitió un criterio a modo de 'aclaración' el pasado mes de septiembre con el que ya se esperaba que se fueran a eliminar todas las trabas de acceso del colectivo a las ayudas. Lo cierto es que supuso un gran avance, ya que permitió que muchas empresas y trabajadores por cuenta propia 'pagadores' y sin deudas pendientes también pudieran acceder a las ayudas, al admitirse como gastos subvencionables aquellos que ya estaban abonados.

Sin embargo, ya en ese momento, ATA advirtió que la raíz del problema seguía estando ahí, ya que las ayudas continuaban cubriendo tan sólo los gastos, y no compensando las pérdidas como debería ser. Y, precisamente por este requisito que no se eliminó, varios colectivos "como los guías turísticos, fisioterapeutas o psicólogos, -a pesar de haber estado cerrados y con pérdidas- no han podido acceder. Son sectores que no tienen gastos propios de la actividad y que, por tanto, no han podido solicitar las ayudas porque no tenían gastos que justificar", advirtió el presidente de ATA. 

ATA pide que las ayudas vayan dirigidas a compensar pérdidas, no a cubrir gastos

Para varios sectores y asociaciones como ATA, los problemas de acceso a las ayudas directas se hubieran solucionado con sólo desligar esta medida de la ley de subvenciones y haciéndolas extraordinarias, como ocurrió con varias de las modalidades de prestación por cese de actividad que han venido cobrando los autónomos. 

Mientras que con la ley de subvenciones por las que se rigen la mayoría de ayudas económicas en España en una situación de normalidad el dinero tiene que ir siempre destinado a una finalidad, se esperaba en este caso que fueran ayudas dirigidas a compensar pérdidas. De hecho, el presidente de ATA instó al Gobierno "a volver a sacar una línea de ayudas con la que realmente se puedan compensar las pérdidas que han tenido gran parte del tejido empresarial". 

Precisamente ésta era una de las peticiones más importantes que trasladó la federación al Gobierno  en abril, sólo un mes después de aprobarse el paquete de ayudas. Entre las diez enmiendas al decreto que propuso ATA estaba que las ayudas dejaran de estar condicionadas a una determinada finalidad, es decir, que dejaran de ser finalistas. Según el director del área jurídica de ATA, José Carlos Piñero, "para que una ayuda sea realmente directa, no puede condicionarse a sufragar gastos o fines especificados por la norma. La propia condición de "directa" implica que la ayuda se pueda gastar en lo que vea necesario el autónomo que haya logrado acceder a ella".  

Desde ATA se proponía que estas ayudas "se concedieran por la mera concurrencia en el beneficiario de una situación concreta (en este caso la reducción en más del 30% del Volumen Anual de Operaciones o Importe Neto de la Cifra de Negocios), y no bajo la exigencia de hacer algo (satisfacer la deuda)". Es decir, se debería " conceder la ayuda por ser empresario y padecer la crisis, no para hacer algo en concreto", según recogía el documento de la Federación. 

Las CCAA tienen hasta junio de 2022 para pagar todos los fondos o devolver el dinero 

A pesar de todo, el Gobierno volvió a prorrogar recientemente el plazo para que las autonomías abran nuevas convocatorias. De este modo, el Real Decreto-Ley 27/2021 prorroga el plazo de reintegro por parte de las Comunidades Autónomas de los fondos no ejecutados de la Línea COVID de ayudas directas a autónomos y empresas. Esto significa que las CCAA dispondrán de un plazo adicional, hasta el 30 de junio de 2022, para resolver los recursos de las convocatorias ya cerradas. 

Sólo dos de cada diez autónomos han podido acceder a las ayudas directas y 15 CCAA tendrán que devolver los fondos