viernes. 15.01.2021

ENTREVISTA A LORENZO AMOR, PRESIDENTE DE ATA

“Somos el único país de Europa que subirá impuestos y cotizaciones a los autónomos en 2021”

Lorenzo Amor, presidente de ATA.
Lorenzo Amor, presidente de ATA.

El presidente de ATA , Lorenzo Amor, hace balance de 2020 y reclama ayudas directas para los autónomos en  2021.

“Somos el único país de Europa que subirá impuestos y cotizaciones a los autónomos en 2021”

El coronavirus ha provocado 60.000 millones de pérdidas a los 3,2 millones de autónomos que hay en España. Pese a ello, los trabajadores por cuenta propia han tenido que seguir haciendo frente a la mayor parte de sus obligaciones.

La falta de deducciones y rebajas fiscales durante la pandemia, junto con no poner en marchas ayudas directas para los pequeños negocios son dos de las principales medidas que el presidente de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos y vicepresidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), Lorenzo Amor, echó en falta que articulara el Gobierno durante la pandemia

Para Amor, el 2021 no es el momento de llevar a cabo grandes reformas, y sobre todo de ninguna subida. “Somos el único país de Europa que subirá los impuestos y las cotizaciones sociales a los pequeños negocios en 2021” asegura en esta entrevista.

Faltan días para que acabe el 2020, un año fatídico para el mundo y especialmente para países como España donde el Covid-19 ha golpeado con especial violencia. En lo económico, los autónomos han sido quizá el colectivo más afectado con miles de negocios cerrados. Y con este escenario, se avecina un 2021 que Lorenzo Amor califica de "gris" donde, en  poco más de un mes puede finalizar la prestación por cese de actividad, se aproxima una nueva subida de las cuotas, del costes salariales, quizá de los impuestos y se rumorea una reforma laboral, entre otros cambios.. 

- ¿Qué balance hace de 2020 y de la gestión de la crisis por parte del Gobierno?

- El 2020 ha sido un año muy negro. Los autónomos han perdido 60.000 millones de euros y hay, al menos, un millón de trabajadores por cuenta propia que ha perdido una media de 30.000 euros, debido a la caída del 60% de facturación en su negocio. Además, tres de cada cuatro autónomos se han visto afectados por las restricciones. Algunos de hecho, sólo han podido trabajar tres meses.

En cuanto a la gestión de la crisis, los autónomos califican las medidas del Gobierno con un 1,9 sobre 10, mientras que le dan el doble a las comunidades autónomas y a los ayuntamientos. Es cierto que el Ejecutivo ha puesto en marcha la prestación por cese de actividad, pero si alguien piensa que un bar o un comercio puede sobrevivir con 600 euros al mes, es que no tiene ni puñetera idea de lo que es tener un bar o un comercio. Pero desde la atalaya de un sueldo público, la realidad de la calle es muy es muy difícil de entender.

También se han puesto en marcha los ERTE, que han servido para suspender los empleos y que no haya despidos. Eso no ha sido suficiente. Los gastos corrientes, los alquileres y los impuestos han seguido corriendo. Aunque muchos se hayan podido aplazar, éstos han empezado a cobrarse en el peor momento de la segunda ola.

Desde la atalaya de un sueldo público, la realidad de la calle es muy es muy difícil de entender.

- Asegura que las actuaciones del Gobierno no fueron suficientes. Pero, ¿cuáles son las que ha echado en falta?

- Lo tengo muy claro: ayudas directas. Al igual que lo han hecho otros países de la zona euro como: Alemania, Francia, Reino Unido, Italia o Portugal. Y también la activación de más reducciones y rebajas fiscales. Somos el único de país de la Unión Europea que va a subir los impuestos y las cotizaciones de la Seguridad Social a los autónomos el año que viene.

En general, creo que el Gobierno ha tenido muy poca sensibilidad con el colectivo, porque los autónomos se han visto obligados a cerrar por un imperativo legal y el Ejecutivo no ha asumido la responsabilidad de esos cierres. Si un autónomo despide a su empleado, le tiene que indemnizar, pues si Ejecutivo obliga a cerrar a un pequeño negocio, también debería hacerlo.

- ¿Cree que con ayudas directas se hubiera impedido que, en estos momentos, 300.000 autónomos se estén planteando echar el cierre en 2021?

- Evidentemente, basta con ver cómo han funcionado en Alemania y cómo ellos han sido capaces de dar respuesta a las necesidades de los pequeños negocios. Con ayudas directas se hubiera evitado que muchos autónomo dejasen de estar engrosando las colas del hambre.

Con ayudas directas se hubiera evitado que los autónomos engrosaran las colas del hambre.

- ¿Qué le pide al Gobierno para 2021?

- Lo primero, que de una vez por todas, el Gobierno ayude a los sectores más perjudicados por las restricciones y que tiene muy claros cuáles son: comercio, hostelería, peluquería, taxi, eventos, turismo, agencias de viaje, academias, ocio infantil, ocio nocturno, cultura, espectáculos,.... Tienen que llegarles esas ayudas directas que el presidente de Gobierno, Pedro Sánchez, les prometió hace más de un mes… Nos dicen ahora que el Plan de Rescate se aprobará el próximo 22 de diciembre, pero a ver cómo se concreta

También creo que sería muy bueno mantener las líneas de financiación del Instituto de Crédito Oficial (ICO), para facilitar la financiación a los pequeños negocios que lo puedan necesitar a lo largo del año que viene, y facilidades a la hora de afrontar el pago de impuestos. El Gobierno no está actuando en consonancia con el resto de países europeos y está subiendo impuestos y cotizaciones sociales.

Por eso, pido al Gobierno que baje la cotización a aquellos autónomos no lleguen al Salario Mínimo Interprofesional (SMI), que destope la base a los mayores de 48 años, que permita que la cuota que pagan los societarios sea un gasto de la empresa, como lo es el gasto de las cotizaciones de los empleados y que apruebe la realización de aportaciones voluntarias. Todas ellas, son medidas que, como dice el Pacto de Toledo, sirven para adecuar cotizaciones a los ingresos reales. Pero como siempre, nosotros planteamos medidas, es el Gobierno quien toma las decisiones.

Hay que bajar la cotización a los autónomos que no lleguen al SMI

A pesar de todo esto, afronto el 2021 con esperanza. Pero va a ser un año gris, porque, por un lado, vamos a seguir viviendo con el virus, va a haber sectores que lo van a tener muy difícil, y muchos de los 750.000 empleados que están ahora mismo en ERTE no van a volver a sus puestos de trabajo, dado que ya no va a estar el autónomo que los contrató. Pero, por otro lado, coincido con el Banco de España, en que vamos a tener un crecimiento tenue de la economía.

- Para el 2021, el Gobierno planea poner en marcha una serie de cambios y reformas como la subida del SMI, la reforma del sistema de pensiones o la reforma laboral. ¿Va a estar ATA a favor de estos cambios o en contra?

- No vamos a estar ni a favor, ni en contra. Cuando lleguen esos planes al diálogo social, los analizaremos y tomaremos una posición. En estos momentos, hay abiertas diferentes mesas de diálogo social, como la de pensiones o la mesa de empleo y políticas activación, en las que no se está debatiendo ni la reforma del sistema de pensiones, ni la reforma laboral. Antes de abordar cualquier tema, lo primero que tiene que hacer el Gobierno es ponerse de acuerdo, porque lo que estamos viendo en la última semana, es que dentro del Ejecutivo hay diferentes posiciones.

Y una vez que se ponga de acuerdo, que haga los anuncios en las mesas de diálogo social, y no por redes sociales, tal y como ocurrió con la subida de la cotización. Hay una mesa de debate de diálogo social para discutir todo los temas referentes al trabajo por cuenta propia, pero nos enteramos de la subida de la cuota a través de un tweet de la Tesorería General de la Seguridad Social. Todos esperábamos que el Gobierno lo aplazaría y nos encontramos el anuncio de su cobro a través de un tweet.

Eso se llama deslealtad al diálogo social, no se puede enterar los actores del diálogo social por un medio de comunicación o por redes sociales de las intenciones del Gobierno.

- Ésta subida de las cuotas a los autónomo aplicada en noviembre, ¿se podía haber evitado?

- El Gobierno ha tenido muy pocos gestos con los autónomos. Hasta el punto de que ha aplicado una subida de cuotas que se pactó en 2018, cuando la economía estaba creciendo al 3% y no ahora que cae más de un 10%. Se podía haber aplazado esa subida de cuotas, sin embargo empezó a cobrarse en noviembre con carácter retroactivo. Y ahora en enero habrá que afrontar otra subida.

Indudablemente esto aún se puede evitar, basta con que en cualquiera de los reales decretos que se aprueban los martes en Consejo de Ministros se meta una una coletilla.

Llevamos un mes sin tener ningún tipo de reunión con el Gobierno.

- El próximo 31 de enero finaliza la prestación por cese de actividad, al que se acogen mensualmente 350.000 trabajadores por cuenta propia. ¿Cómo van las negociaciones con el Gobierno?

- Nosotros llevamos un mes sin tener ningún tipo de reunión con el Gobierno. Ellos sabrán. El cese de actividad finaliza en enero y espero que no haya que esperar hasta el 31 para prorrogarlo, sino que se haga con antelación para dar tranquilidad a muchos autónomos. Si hay negociación, vamos a pedir dos cosas. La primera, que se elimine el requisito de haber sido beneficiario de la prestación con anterioridad, porque está dejando a mucha gente fuera como contagiados o profesionales por cuenta propia que tuvieron un hijo.

Y la segunda, como ocurre con los ERTE, que cualquier autónomo con algún tipo de restricción pueda acceder a la prestación. Ahora mismo, se le está exigiendo a los trabajadores por cuenta propia un cierre total, mientras que a un negocio que tenga una restricción de su actividad al 30%, puede exonerar parte de la cotización de su empleado.

- ¿Cómo debería aplicar el Gobierno los fondos europeos para que lleguen a los autónomos?

- Nosotros estamos muy implicados en los 21 proyectos que ha presentado la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), porque son tractores y que detrás van muchos autónomos en todos los ámbitos. Cuando una empresa tractora, como una gran empresa de telecomunicaciones, energética y demás, acceden a una subvención muy alta, la capilaridad es tremenda y llega a muchos autónomos. Por eso, nos preocupa más cuando estos fondos europeos se destinan sólo a los entes públicos, dónde la capilaridad de llegar los autónomos es prácticamente nula.

“Somos el único país de Europa que subirá impuestos y cotizaciones a los autónomos en 2021”