Especialmente para algunos sectores

Estas son algunas de las consecuencias de la guerra entre Rusia y Ucrania para los autónomos

Los ataques de Rusia a Ucrania no sólo suponen una agresión injusta contra un país con sus consecuencias en vidas y en dramas humanitarios, si no que afectarán a todas las economías de la UE tanto en lo macro cono en lo micro. También a los autónomos españoles, como explican los economistas.
incremento-pib
Consecuencias de la guerra entre Rusia y Ucrania para los autónomos
Estas son algunas de las consecuencias de la guerra entre Rusia y Ucrania para los autónomos

El pasado 23 de febrero se cumplió el peor de los presagios y el Kremlin siguió adelante con sus amenazas: Rusia lanzó sus primeros ataques a Ucrania y, desde aquel momento, la escalada de violencia ha ido in crescendo. En estos tres días, la invasión de Rusia a su país vecino ha costado más de 140 vidas y 300 heridos.

Sin embargo, la guerra que se está librando a más de 3.400 kilómetros de nuestras fronteras no sólo supone una absoluta catástrofe humanitaria. También afecta, como todos los conflictos bélicos, a nuestra economía, en el nivel macro y en el micro. Y una vez más, los autónomos y pequeños negocios -españoles y, en general, europeos-, que son el último eslabón de la cadena, podrían ser también los que más lo noten el golpe en su bolsillo. 

Según los expertos, se abre una etapa de incertidumbre en cuanto al tiempo que durará el conflicto y si éste se extenderá adquiriendo mayores proporciones e, incluso, si se llega a los peores escenarios con la OTAN implicada. Esos diferentes niveles de escalada determinarán los mayores o menores efectos de esta guerra en las empresas y en los autónomos. El peor de todos los supuestos sería un conflicto declarado entre occidente y oriente.

Por el momento y a día de hoy, los efectos más visibles serían el aumento del precio de la electricidad -que está marcado en parte por el precio del gas, del cual Rusia es uno de los principales suministradores mundiales-, el petróleo y, especialmente la inflación, ya que al subir cualquiera de los precios de los suministros, aumentaría a su vez el coste de producir cualquier producto. Precisamente ya se habla de una escalada en los precios industriales lo que derivará en un mayor coste en lo que compra el autónomo para luego venderlo.

El problema es que, como suele suceder, no todos los trabajadores por cuenta propia pueden repercutir estas subidas de sus costes en el precio final para mantener sus ganancias. Y, si lo hacen, perderán competitividad además de acabar tributando más en IRPF por la no deflactación de este impuesto, como ya avanzó Autónomos y Emprendedores. Por lo que la pérdida de poder adquisitivo ante la inflación, de uno u otro modo, será inevitable a corto plazo y esto ya ha sido uno de los efectos que han puesto de relieve los principales analistas.

Así mismo, tampoco hay que olvidar el peso que tienen países como Ucrania y especialmente Rusia en el comercio internacional. De hecho, los expertos advierten del gran varapalo que puede suponer para el sector agroalimentario porque hasta ahora ha habido un tráfico beneficioso para España en productos como el trigo, el porcino, frutas y verduras, vino o aceite, además de productos procesados. Si el conflicto continúa, podrían alargarse las sanciones -que ya se han anunciado-, que al final repercutirían en los costes y en las ganancias de los pequeños negocios del sector.

Aunque los economistas aseguran que el conflicto afectaría en mayor o menor medida a todos los empresarios españoles, de alargarse esta situación en el tiempo, habría algunos que lo podrían notar todavía más, como los transportistas, que dependen del precio del petróleo -que  hasta este jueves estaba disparado-, o cualquier negocio de zonas costeras, que podría ver cómo se reducen sus potenciales clientes turistas a las puertas de la Semana Santa. "Sobre todo rusos, pero no sólo ellos. Cuando hay una guerra de estas características, no hay las mismas ganas de viajar, por más que tu país no esté en guerra", explicó Valentín Pich, presidente del Consejo General de Economistas (CGE) . A esto se añade que todo el espacio aéreo ucraniano está cerrado, cosa que podría acabar complicando o encareciendo muchas rutas en avión.

Cuatro aspectos en los que los autónomos podrían notar los efectos de la guerra en Ucrania

Subida de precios

La economía, "hoy en día, es global y está interconectada. Da igual a cuántos kilómetros suceda lo que está sucediendo. A nivel económico, esta falta de estabilidad, va a afectar y mucho a todos los países de la zona euro. Por más que no tengamos una gran dependencia del gas ruso, existe la amenaza de que los países se guarden las materias primas, por miedo a no poder importarlas a corto plazo. Es muy sencillo de entender: si una empresa sabe que va a poder comprar mañana, continúa con los mismos precios. Si no sabe cuándo va a volver a poder comprar sus productos, los retiene más tiempo y sube el precio. A nivel macroeconómico, sucede exactamente lo mismo, y esto significa que los precios de las materias primas suben, y aumenta por tanto el coste de los demás productos", apuntó presidente de CGE, Valentín Pich, 

Menos beneficios 

Si bien éste primer diagnóstico pudiera seguir sonando alejado a la realidad del día a día de los pequeños negocios, lo cierto es que es muy posible que sean de los que más noten los efectos del conflicto. Según apuntó Pich, "el primer y más claro efecto de esta situación en Ucrania, va a ser la inflación, y esto significa que los precios suben y el que no tenga la suficiente capacidad para repercutirlos lo va a notar directamente en sus beneficios". A más coste de los recursos, más probabilidades de que aquel negocio que no esté en una buena situación financiera y en un sector que no se pueda permitir subir precios por temor a perder clientes frente a la competencia, acabe teniendo que recortar sus ganancias. 

Si sube la inflación, la posibilidad de comprar se reduce y esto, lógicamente, afecta a los pequeños negocios. "En España estamos en la media alta de inflación, y lo que esto hace es que, por ejemplo, tu competitividad hacia al exterior se reduzca, porque tus productos son más caros. Y como la inflación va más rápido que la posibilidad de aumentar ingresos de los autónomos, se reducirá la compra a los demás proveedores, empresas y, en definitiva, más pequeños negocios. Además, los tipos de interés y la prima de riesgo también se pueden ver afectados, y esto tiene un efecto en la posibilidad de financiarse", apuntan desde el Consejo General de Economistas..  

Mayores costes por el precio de la electricidad

El precio de la electricidad superará este sábado los 260 euros Mw/h, alcanzando un nuevo máximo anual y un récord con pocos precedentes. Y esto, en buena parte, es por el conflicto actual entre Rusia y Ucrania. "No hay que olvidar, que una parte de la producción de la electricidad es el gas. Este componente fija la última energía que entra en el sistema, y es determinante", apuntó el presidente de CGE.

Por lo que una vez más, los autónomos con locales volverán a ver incrementarse el precio de su factura eléctrica. Cuantos más metros cuadrados tengan, o cuánto más dependen de electrodomésticos y aparatos eléctricos, más podrían notar esta subida.

Aumento del precio del carburante 

No sólo la electricidad, sino la energía en general será, para los economistas, uno de los principales problemas. "Si hay un conflicto, volvemos a lo mismo, hay una tendencia a  a stockar, es decir, a tener los tanques llenos. Por lo que si se retienen estas materias primas, desde luego, lo que no hará el carburante será bajar, como tendría que haber sucedido porque estaba ya muy alto, si no subir. Es evidente que si hay una sensación de que esto va a durar, evidentemente los países intentan atesorar más tiempo sus reservas.", apuntó Valentín Pich, presidente de CGE.

Y esto, a un taxista o a un transportista cuyo principal coste es el carburante, le puede suponer un incremento de los gastos muy importante. "Imaginemos el caso del taxista. Es probable que no pueda repercutir este sobrecoste de la gasolina en los precios de su taximetro, por lo que será el quien lo soporte", añadió Pich.

Turismo y comercio internacional

Por último, el turismo podría ser otro de los puntos clave en el que los autónomos notarían los efectos del conflicto, si continúa a medio plazo. "El turismo es imprescindible, en zonas como por ejemplo Lloret de Mar y otras partes de Cataluña y Comunidad Valenciana, donde hay un turismo ruso muy consolidado.  Pero no sólo eso, cuando hay más conflictos, aunque no haya ningún problema en tu país, indudablemente se reducen las ganas de viajar. En un sistema de interconexión aéreo, su resulta que una parte del espacio se cierra, esto no facilita reiniciar los circuitos que ya se pararon con la pandemia. Por tanto, podría lastrar la llegada de los turistas a España, de cara a la Semana Santa", explicó el presidente de CGE.

Los expertos advierten también del gran varapalo que puede suponer para las ferias comerciales que este conflicto se alargue en el tiempo.  También para el comercio internacional y especialmente para nuestro sector agroalimentario en el plano de la importación -porcino, frutas y verduras, productos procesados-, y de la exportación -vino y aceite, sobre todo-. Este sector lleva años soportando los vetos de nuestro país con Rusia, y podría ver dispararse sus costes si aumentaran las tensiones.

Estas son algunas de las consecuencias de la guerra entre Rusia y Ucrania para los autónomos
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad