miércoles. 23.09.2020

ESTADO ACTUAL DE LAS PRINCIPALES MEDIDAS ECONÓMICAS

Estas son las ayudas para autónomos que finalizan el próximo 30 de septiembre

Estas son las ayudas para autónomos que finalizan el próximo 30 de septiembre
Las dos ayudas más importantes que están manteniendo a flote a miles de autónomos podrían llegar a su fin el próximo día 30 de septiembre, a pesar de que muchos negocios seguirán necesitándolas en un otoño que se prevé muy duro.
Autónomos y Emprendedores
Estas son las ayudas para autónomos que finalizan el próximo 30 de septiembre

Las principales medidas económicas que puso en marcha el Gobierno para paliar los efectos del coronavirus y que todavía están protegiendo a miles de autónomos, empresarios y trabajadores, tienen fecha de caducidad. Será el próximo 30 de septiembre cuando la mayoría de estas ayudas lleguen a su fin, apenas dentro de un mes, si el Gobierno no decide prorrogarlas. Y, por el momento, no ha movido ficha a pesar de que todo apunta a que el otoño será muy duro para los trabajadores por cuenta propia.

El pasado junio, las principales asociaciones de autónomos lograron alcanzar un acuerdo con el Gobierno para que la prestación por cese de actividad se extendiera durante tres meses más, hasta el 30 de septiembre, aunque esta vez centrada tan sólo en aquellos trabajadores por cuenta propia que presentaran fuertes caídas en sus ingresos. 

De forma paralela, la patronal de empresarios CEOE, junto a sindicatos y Gobierno también alcanzaron un acuerdo para extender los ERTEs que protegieron a miles de negocios y millones de trabajadores durante los peores meses de la crisis. 

Ambas medidas llegarían a su fin en poco más de un mes si no se alcanzase un nuevo acuerdo para su extensión, muy necesaria para determinados colectivos de autónomos y empresarios que todavía están lejos de recuperarse de la crisis. De hecho, para el presidente de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA), "las previsiones no pueden ser más desoladoras. En el escenario más prudente, se espera una pérdida de casi 300.000 autónomos y más de un millón de puestos de trabajo". 

A pesar de que el presidente de ATA, Lorenzo Amor, ha recordado en varias ocasiones que "nos encontramos en una nueva situación extraordinaria", para la que harán falta "nuevas medidas extraordinarias", lo cierto es que por el momento, no hay ningún indicio sólido de que, más allá de septiembre, vaya a continuar la prestación por cese de actividad para autónomos con fuertes caídas de ingresos, ni las exoneraciones en las cuotas de los trabajadores por cuenta propia que estuvieron acogidos al cese de actividad. Ni si quiera se han planteado nuevas soluciones o herramientas complementarias que ayuden a los autónomos más afectados  por la crisis y eviten el cierre de sus negocios.

El SURE se debería destinar a los autónomos 

Recientemente, la Comisión Europea aprobó la solicitud de financiación que hizo el Gobierno de España al fondo europeo contra el desempleo (conocido como SURE por sus siglas en inglés) y le concedió los 21.300 millones de euros que solicitaba. Como anunció este medio digital, el nuevo mecanismo de financiación estará dirigido tanto a costear los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE), como a financiar la prestación por cese de actividad para los trabajadores autónomos. 

El presidente de ATA, Lorenzo Amor aseguró que, con esta nueva partida que ha recibido el Gobierno de Europa, ya no hay excusa para no extender el cese de actividad para los trabajadores por cuenta propia, ya que "la Comisión Europea también fija como objetivo financiar las ayudas a los autónomos". Por ello, reclamó al Gobierno que destine estos fondos a la prestación extraordinaria de cese de actividad. 

Para el presidente de ATA, "los 21.3000 millones de euros del SURE que  tendrá España, no sólo deben estar destinados a ERTES" sino a prolongar esta ayuda tan esencial para los autónomos.

El Gobierno no descarta una nueva extensión de los ERTEs

Diferente cuestión son los ERTEs. A pesar de que, en virtud del acuerdo alcanzado, también llegarían a su fin el próximo 30 de septiembre, el Gobierno ha barajado desde el principio una nueva extensión, si fuera necesaria, para los sectores y actividades más afectadas. 

Así lo aclaró la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, en una entrevista concedida al periódico británico 'Financial Times', en la que aseguró que es probable que los ERTE se extiendan hasta finales de este año o incluso hasta 2021 para los sectores más afectados por la crisis del COVID-19, como son el turismo, la aviación, el ocio o la cultura. 

La titular de Trabajo reconoció que, probablemente, muchas actividades relacionadas con estos sectores no se habrán recuperado para este año y necesitarán todavía de esta medida que permite al empleador dejar de pagar parte de las nóminas y cotizaciones a la Seguridad Social de sus trabajadores.  

Para los sectores que más lo necesiten

“El Gobierno estará ahí para los sectores que más lo necesiten, sin lugar a dudas”, aseguró Díaz al Financial Times. En este sentido -y al igual que hizo hace escasos días el presidente del Ejecutivo, Pedro Sánchez- recordó el "enorme esfuerzo" que se ha realizado para poner en marcha algunas medidas como los ERTEs.

Según los últimos datos proporcionados por el Gobierno, estos expedientes supondrán un desembolso para las arcas públicas entre mediados de marzo -fecha en la que se flexibilizaron-, y finales de septiembre -fecha en la que actualmente está prevista su finalización- , de entre 10.000 y 11.000 millones de euros. 

Precisamente por esto, Díaz abrió la puerta a una nueva extensión ya que “no tendría sentido emprender este gigantesco esfuerzo sin precedentes en la economía española y luego simplemente dejar que las cosas se vengan abajo”. 

Por su lado, el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, también ha asegurado en varias ocasiones la voluntad del Ejecutivo de prolongar estos expedientes, que se negociarán previsiblemente a principios del próximo mes de septiembre. De hecho, tras una reunión en Palma con el Ejecutivo Balear y los representantes del sector turístico,  el ministro afirmó que "los ERTE han llegado para quedarse estructuralmente en España" y que en el próximo encuentro con patronal y sindicatos "se planteará el esquema de los ERTE" a partir de septiembre, considerando las particularidades del sector turístico 

Los préstamos ICO sí que se han prorrogado hasta diciembre 

Aunque las principales ayudas a las que se han acogido los autónomos y empresarios durante la crisis podrían llegar a su fin el próximo 30 de septiembre, no todas las medidas terminarán en esa fecha. Tal y como informó este periódico, finalmente, el Gobierno decidió extender hasta diciembre, y no hasta septiembre como estaba previsto en un primer momento, el plazo de solicitud de la nueva línea de avales del Instituto de Crédito Oficial (ICO), dotada con 40 millones de euros.

Concretamente, los autónomos podrán obtener garantías a la hora de acceder a financiación hasta el próximo 1 de diciembre. Lo podrán hacer a través de cualquier entidad financiera colaboradora del ICO, y bajo las  mismas condiciones de cobertura previstas en las líneas anteriores. Es decir, el aval del Estado cubre el 80% de las nuevas operaciones de financiación o renovaciones que soliciten los autónomos y pymes, y el 70% o 60% de las nueva operaciones o renovaciones que hagan grandes empresas.

No obstante, estas nuevas líneas de avales del ICO tienen algunas condiciones distintas a las anteriores. Desde el ICO advirtieron que únicamente podrán verse beneficiados de estas líneas de financiación, aquellos sectores de actividad que tengan domicilio social en España, se hayan visto afectados por los efectos económicos del COVID-19 y, además, cumplan las siguientes condiciones:

  • Que los nuevos préstamos y operaciones hayan sido formalizados con posterioridad a la publicación de este Acuerdo de Consejo de Ministros en el «Boletín Oficial del Estado».
  •  No pueden figurar en situación de morosidad en la consulta a los ficheros de la Central de Información de Riesgos del Banco de España (CIRBE) a 31 de diciembre de 2019.
  •  No pueden estar sujetos a un procedimiento concursal a fecha de 17 de marzo de 2020, bien por haber presentado solicitud de declaración de concurso, o por darse las circunstancias a que se refiere el artículo 2.4 de la Ley 22/2003, de 9 de julio, para que el concurso sea solicitado por sus acreedores.

Además, la liquidez otorgada por las líneas de financiación del ICO únicamente van dirigidas a atender determinadas necesidades, que quedaron recogidas en la nueva norma que regula estos avales. Deberán destinarse exclusivamente a cubrir las necesidades de liquidez derivadas de los gastos corrientes del negocio y, como novedad, también para determinadas inversiones, tales como:

  • Inversión nueva dentro del territorio nacional, incluyendo gastos vinculados a la inversión que sean justificados por la empresa. La inversión deberá hacerse efectiva en el plazo de veinticuatro meses desde la formalización del préstamo.
  • Gasto corriente y de capital asociado o destinado a la adquisición, alquiler o leasing para la ampliación, adaptación o renovación de capacidades productivas y de servicios o para el reinicio de la actividad. Incluidos la creación y mantenimiento de empleo, equipos, o instalaciones, suministros de materiales y bienes y servicios relacionados y gastos en I+D+i, entre otros.
  • Necesidades de financiación derivadas de pagos de salarios, facturas o vencimientos de obligaciones financieras o tributarias.

Estas son las ayudas para autónomos que finalizan el próximo 30 de septiembre