viernes. 15.11.2019

ELECCIONES 10 DE NOVIEMBRE

Estas son las escasas referencias sobre autónomos que escuchamos en los recientes debates políticos

Estas son las escasas referencias sobre autónomos que escuchamos en los recientes debates políticos
En la última semana, las cinco principales formaciones han tenido dos oportunidades para convencer al electorado de cara a las elecciones del domingo. Dos debates en los que apenas se habló de autónomos y pequeños negocios.
Estas son las escasas referencias sobre autónomos que escuchamos en los recientes debates políticos

En la última semana, los cinco partidos mayoritarios han protagonizado dos debates de cara a las próximas elecciones del 10 de noviembre. Dos encuentros en los que los representantes han tenido la oportunidad de intercambiar posturas y aclarar sus contenidos programáticos. En ambos debates, los cinco partidos más votados tuvieron un bloque reservado exclusivamente a tratar sus políticas económicas. 

Cabía esperar que, en ese espacio, las formaciones dedicaran sus intervenciones a tratar temas de suma importancia para los más de tres millones de trabajadores autónomos que hay en España , y los pequeños y medianos negocios que conforman el 90% del tejido empresarial de nuestro país. Sin embargo, las medidas y propuestas para los más pequeños brillaron por su ausencia en dos debates en los que el conflicto catalán y el bloqueo político coparon la mayor parte de sus intervenciones.

El pasado lunes 4 de noviembre, los candidatos empezaron a llegar a las 20h.30 al Pabellón de Cristal de la Casa de Campo de Madrid, donde transcurrió el primer debate pre-electoral a cinco televisado en España.

El debate fue emitido en colaboración entre Televisión Española (RTVE) y Atresmedia, y arrancó con la presentación de los cinco líderes de las formaciones más votadas en las últimas elecciones -Pedro Sánchez, presidente del PSOE; Pablo Casado, del Partido Popular; Pablo Iglesias, de Unidas Podemos; Albert Rivera, de Ciudadanos; y Santiago Abascal, de Vox-.

Durante los 125 minutos que duró el encuentro, Cataluña y el bloqueo político aparecieron de forma recurrente, incluso en bloques temáticos tan dispares como "Igualdad y sanidad" o "Políticas económicas". Este último, fue el segundo de los cinco bloques que compusieron el debate, en el que cabría esperar que se hubiera hablado de las consecuencias de la guerra arancelaria entre EEUU y Europa para los pequeños productores españoles; de los efectos que tendrá el recién aplazado Brexit para el sector turístico y los pequeños exportadores españoles; de las trabas burocráticas a las que se enfrentan los emprendedores en España para montar un negocio o la alta presión fiscal que soportan. 

Cabía esperar también que en este bloque se hubiera hablado de medidas como la puesta en marcha de una tarifa cero para aquellos autónomos que no lleguen al Salario Mínimo Interprofesional (SMI);  la lucha contra el fraude de los falsos autónomos; las posibles exenciones del registro horario para algunos autónomos y pymes, o la creación de un régimen sancionador contra la morosidad. Sin embargo, ninguna de las formaciones profundizó en estos temas.

27 minutos. Es el tiempo que tenían los cinco candidatos  para exponer todo lo relativo a sus políticas económicas. Casi media hora en la que la palabra 'autónomos' apenas apareció seis veces, y los términos 'pyme' o 'emprendedor' fueron citados tan sólo en una ocasión. Apenas llegó a los dos minutos el tiempo que dedicaron los representantes de las cinco formaciones a tratar temas relacionados con trabajadores por cuenta propia o pequeños negocios que,  recordemos, componen el 99% del tejido empresarial en España. 

Rebajas en IRPF, Sociedades y Ampliación de la tarifa plana

En este segundo bloque, fue Pablo Casado, presidente del Partido Popular quien se refirió por primera vez, tras casi una hora de debate -en el minuto 53- a los trabajadores por cuenta propia. Lo hizo como réplica a la anterior intervención del presidente del gobierno en funciones, Pedro Sánchez. 

"No puede paliar la desaceleración con más impuestos. El Partido Popular los rebajará hasta en 700 euros al año, con bajadas en IRPF o Sociedades; extenderemos la tarifa plana a 24 meses para los autónomos más vulnerables y mantendremos a 12 meses la que ya habíamos planteado. Vamos a hacer que esos autónomos paguen 3.000 euros menos de impuestos al año. Así se reactiva la economía, con más facilidad, con más poder de gasto, con menos impuestos para más gente trabajando".

Bajada de impuestos a pymes y autónomos y persecución del fraude fiscal

El segundo mensaje de la noche a los autónomos vino de la mano del líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, que hizo referencia en reiteradas ocasiones a la evasión fiscal de las grandes empresas y a su voluntad de bajar los impuestos a las pymes. El presidente de la formación morada tomó la palabra al hilo del 'expolio' al que se habían referido anteriormente en sus intervenciones diferentes candidatos, entre ellos, el líder de Vox. 

"¿Saben lo que expolia de verdad a nuestro país? El fraude fiscal: el tipo impositivo medio de las grandes empresas es del 7,8%, los trabajadores que nos están viendo pagan muchos más impuestos y las pymes pagan de media hasta un 18,8%. Las empresas del IBEX 35, según datos de Intermón Oxfan, tienen 805 filiales en paraísos fiscales, y los técnicos de Hacienda atribuyen el 75% del fraude a las grandes corporaciones y patrimonios. Esos son los que expolian. Lo que se debería hacer es bajar los impuestos de los productos de primera necesidad a la gente trabajadora y a los autónomos. Ofreciéndoles, a estos últimos, cuotas proporcionales a lo que facturan, y persiguiendo el fraude fiscal". 

La tercera intervención fue por parte del presidente de Ciudadanos que, aunque no hizo referencia a medidas concretas, sí encontró tiempo para criticar la posible subida de impuestos que haría el presidente en funciones en caso de formar gobierno, y lanzar un guiño a algunas de las políticas fiscales propuestas por el candidato del Partido Popular.

"Si gobierna Iglesias con Sánchez, nos subirán los impuestos. Una economía que estrangula a las clases medias, a los autónomos, a los que generan riqueza, a los que dudan si contratar a alguien, no funciona. Si les estrangulas todavía más, no contratarán, no crearán un negocio, o se irán del país. Así que es un error apretar a los que cumplen.  Yo propongo un IRPF razonable, que no sea confiscatorio, que no quite la mitad del sueldo -en algunas comunidades- a la gente que trabaja". 

Por su parte, Santiago Abascal - líder de Vox- , dedicó la mayoría de sus intervenciones a tratar cuestiones que poco tenían que ver con lo que marcaba la temática del bloque. Si bien es cierto que propuso que "algunos trabajadores no tengan que pagar IRPF" y que se baje el impuesto de sociedades al 22%, rápidamente su discurso derivó en medidas alejadas del plano económico. De la necesidad de " fortalecer el mercado único", Abascal pasó rápidamente a su voluntad "de acabar con las autonomías y eliminar la sanidad universal para los inmigrantes". 

Una sola referencia del presidente del gobierno a los autónomos

En sintonía con el resto de sus intervenciones, el tiempo que dedicó el presidente del gobierno en funciones a las políticas económicas estuvo copado por cifras y referencias genéricas sobre el empleo creado durante su presidencia. La presencia de autónomos y pymes en su discurso, brilló por su ausencia. Ni cese de actividad, ni conciliación, ni medidas concretas para el fomento del autoempleo.

La única referencia de Sánchez al colectivo fue a modo de recordatorio: "Ha sido el partido socialista quien ha regulado las horas extraordinarias, y mejorado la protección social de los trabajadores autónomos".  El presidente en funciones, aprovechó el bloque de economía para recordar que su formación había sido responsable de la creación de más de medio millón de puestos de trabajo y para insistir en la "necesidad de crear un ministerio para la despoblación y el reto demográfico".     

Y si los líderes de las cinco principales formaciones apenas trataron durante el debate del pasado lunes temas relacionados con los autónomos y pequeños negocios,  las intervenciones de las cinco mujeres representantes durante el segundo debate celebrado el pasado jueves, no fueron distintas.

debate-ultima-oportunidad

La última oportunidad 

El pasado jueves 7 de noviembre, los cinco partidos más representativos tuvieron una última oportunidad, un último intento de atraer el voto indeciso. En este caso, fueron cinco mujeres las que representaron a las cinco principales formaciones políticas; María Jesús Montero, ministra de Hacienda en funciones y representante del PSOE; Ana Pastor, en representación del Partido Popular; Irene Montero, de Unidas Podemos; Inés Arrimadas, de Ciudadanos y Rocío Monasterio de Vox.  

La ministra de Hacienda en funciones, María Jesús Montero, abrió el segundo bloque de este último debate, reservado a las políticas económicas. La representante del PSOE dedicó unos segundos a recordar la importancia que tienen los autónomos y los pequeños empresarios en el crecimiento de la economía y la creación de puestos de trabajo: "Para seguir creciendo y generando empleo tenemos que apoyar a los autónomos y a las empresas, sobre todo a las pequeñas, que representan la parte más importante de nuestro modelo productivo. También tenemos que seguir trabajando en la regularización del nuevo mercado laboral, de los nuevos nichos y modelos productivos basados en la tecnología". 

La segunda intervención en el bloque económico vino por parte de Inés Arrimadas, representante de Ciudadanos, que aprovechó su espacio para tratar la contratación indefinida y algunos temas que afectan especialmente al colectivo de trabajadores por cuenta propia: "Tenemos que ayudar a los autónomos. No puede ser que los trabajadores por cuenta propia se vean obligados a adelantar el IVA antes de haber cobrado sus  facturas. También tenemos que ayudar a los autónomos que tienen hijos, especialmente a las mujeres que son madres, para que tengan un periodo de tiempo razonable en el que estén exentas de pagar la cuota de autónomos, para poder reincorporarse al mercado de trabajo con mayor facilidad". 

Por su lado, la representante de Unidas Podemos, Irene Montero, dedicó su intervención a tratar -aunque con algo más de profundidad- los mismos temas a los que ya se había referido el líder de la formación morada en el pasado debate del lunes: "Hay que subir el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) a 1.200 euros y bajar la jornada a 35 horas semanales. Además, hay que asegurar ciertas garantías para todos aquellos autónomos peluqueros, transportistas o periodistas que tienen un solo pagador. No son autónomos, son asalariados y la ley les tiene que proteger como tal. En cuanto al resto de trabajadores por cuenta propia, tenemos que garantizar que paguen cuotas en función de lo que ingresen, y si ingresan por debajo del salario mínimo, que no paguen cuota". 

Al igual que hizo Pablo Iglesias, líder de Unidas Podemos, en el último debate, Irene montero dedicó buena parte de su intervención a tratar las diferencias entre autónomos y pequeños negocios, y grandes corporaciones. "Necesitamos una legislación laboral que equilibre la balanza entre trabajadores, autonomos y pymes que son los que están contribuyendo y aportando al sistema fiscal,  y esas grandes empresas multinacionales que están aprovechándose y haciendo competencia desleal a los pequeños negocios, y que además pueden permitirse saltarse la ley, y que la legislación les beneficie más de la cuenta".

Durante la intervención de la representante de Vox, Rocío Monasterio - al igual que sucedió en el anterior debate con el líder de la formación-, el partido volvió a hacer gala de su ausencia de políticas económicas. Si bien es cierto que abordó de nuevo algunas medidas concretas como "la bajada al 22% del impuesto de sociedades" o denunció "como la hiperregulación afecta al emprendimiento y la creación de negocios", Monasterio dedicó la mayor parte de su intervención en el bloque de economía a tratar temas alejados del plano económico.

Por último, Ana Pastor, representante del Partido Popular, hizo un repaso -en la misma línea que lo hizo Pablo Casado en el debate del lunes- sobre los datos de creación de empleo en los años de gobierno de su partido; enfocó su intervención a recordar que el PP es sinónimo de experiencia en la gestión; a tratar algunas medidas como la bajada del Impuesto de Sociedades y a recordar que "si dejamos  que el PSOE vuelva a gobernar, crecerá de nuevo el paro y volveremos a ver como 30.000 autónomos bajan la persiana de sus negocios."

Estas son las escasas referencias sobre autónomos que escuchamos en los recientes debates políticos