martes. 15.10.2019

EL 20% AFIRMA QUE HA TENIDO QUE BAJAR PRECIOS

La subida de costes laborales pone en peligro a los negocios del turismo

La subida de costes laborales pone en peligro a los negocios del turismo

Más del 23% de los autónomos y empresas del sector turístico han visto cómo se reducían sus beneficios durante el segundo trimestre del año. La causa, según Exceltur, se debe al “notable aumento de los costes operativos y principalmente laborales”.

La subida de costes laborales pone en peligro a los negocios del turismo

El turismo continúa tirando de la creación de empleo en España. Durante el primer semestre del año aumentó un 3,7% interanual (medio punto por encima del año pasado), lo que en términos absolutos significa que hay 76.195 personas más trabajando en alguna de las actividades del sector. Sin embargo, la gallina podría dejar de poner huevos de oro.

La razón es el “notable aumento de los costes laborales derivado de las últimas medidas del Gobierno”. Así se extrae del informe Perspectivas turísticas y balance turístico empresarial del segundo semestre de 2019, elaborado por Exceltur, alianza para la excelencia turística, presentado ayer en Madrid. José Luis Zoreda, vicepresidente ejecutivo de la asociación, explicó a Autónomos y Emprendedores que el impacto de elevar el salario mínimo interprofesional (SMI) un 22,3% “está teniendo mayor intensidad en los pequeños hoteles y negocios ya que los márgenes con los que trabajan son menores. No pueden jugar con los precios puesto que dejarían de ser competitivos”

Prueba de ello es que el 23,1% de los autónomos y pequeñas empresas turísticas afirman que sus beneficios han disminuido en el segundo semestre del año y otro 40,9% que se han mantenido. Es decir, un 64% no han visto como se deterioraba su cuenta de resultados. Otro ingrediente es la bajada de precios que ha padecido el 20,1% de los negocios. Situación que “nos preocupa y que tiene que ver con los mayores costes laborales”, insistió Óscar Perelli, director de Estudios e Investigación de Exceltur durante la presentación del informe. Además de en la citada subida del SMI, el incremento de costes laborales se explica por los acuerdos adoptados en convenio colectivo que habrían elevado los salarios del sector un 17% en los últimos tres años, según informa la asociación. Pese a las circunstancias hay una lectura positiva. Y es que las cifras mejoran con respecto al año anterior cuando los porcentajes de quienes veían mermar sus beneficios o tenían que bajar sus precios fue del 34,3% y 35,7%.

Cabe recordar que el 43,27% de las cerca de 408.500 empresas del sector turístico pertenecen a empresarios individuales sin asalariados frente al sólo 0,15% de grandes compañías con plantillas de 200 o más empleados. Asimismo, tal y como avanzó Autónomos y Emprendedores en mayo, los costes laborales subirán de media un 1,9% a lo largo de 2019 (el doble de lo que lo hicieron en 2018). Una buena parte del incremento se habría producido en el primer trimestre del año afectado en mayor medida a las micropymes y pymes de hasta 19 trabajadores que emplean a cuatro de cada diez beneficiarios del aumento del SMI.     

Menos turismo extranjero

Otro de los factores que está impactando en la cuenta de resultados de los negocios del sector turístico es la desaceleración de la demanda turística cuyo crecimiento fue del 1,7%, tres décimas menos que en los seis primeros meses de 2018. “Insólitamente, por segundo año consecutivo, la tasa es inferior al crecimiento de la economía española”, afirmó Zoreda.

Como se viene advirtiendo por parte de Exceltur desde el año 2011 el número de visitantes extranjeros cayó un 0,3%. Principalmente en el sector de sol y playa por el empeoramiento de los mercados tradicionales como Alemania y los países nórdicos y por la recuperación de los destinos competidores del Mediterráneo Oriental a los que aún les queda recorrido. Hasta mayo, la llegada de turistas extranjeros a Egipto aumentó casi un 46% y a Turquía le queda un 40% de turistas por recuperar pese a que crece por encima del 11%. 

Desde Exceltur piden tanto al Gobierno central como a los autonómicos y municipales, en los que recaen muchas de las competencias en materia turística, que se pongan en marcha “nuevas actuaciones en los destinos que son las grandes fábricas del turismo español”. Es decir, los de costa, que suponen el 60% de la actividad turística y que, sin embargo, no dejan de perder competitividad. Es más, en el segundo trimestre del año el 47,7% de los hoteles de zonas como Cataluña, Valencia, Murcia, Canarias o Baleares habrían cerrado con volúmenes de ventas inferiores a los de 2018.

Tras insistir en que no se puede "gravar" al turismo ni tratarle como un "generador de problemas", y en que el sector no puede "estar al albur de improvisaciones", Zoreda puso en duda las previsiones del Ejecutivo que estima que llegarán un 1,7% más de viajeros este año. "Los cristales con que se mira -dijo, aludiendo al refrán-pueden ser más optimistas porque estamos en campaña para formar Gobierno", afirmó e insistió en la necesidad de desarrollar un nuevo sistema de indicadores y estadísticas. "La llegada de turistas no es el indicador válido para asegurar el crecimiento sostenible del turismo en España".  

Los hoteles urbanos y de interior salvan la temporada

Los anteriores resultados se producen en un contexto marcado por el crecimiento de ventas en términos globales. Según la encuesta de Exceltur, éstas han aumentado en un 50,2% del sector, cifra más de 14 puntos por encima de la registrada el el informe del pasado año (35,6%). No obstante, como dice el dicho popular “la alegría va por barrios”.

Si como se ha destacado, el turismo extranjero y sol y playa pierden fuerza, gana impulso el turismo nacional y de interior. La demanda de los turistas nacionales crece un 3,6%, lo que en pernoctaciones supone 400.000 más. Aún así se queda lejos de compensar las 980.000 pernoctaciones de turistas foráneos que se han perdido en los primeros seis meses del año.

Respecto a los destinos de interior, parece que se estarían haciendo los deberes. Las pernoctaciones crecen a ritmos de entre el 8,6% y el 8,9%. Además de Madrid -que se ha visto muy beneficiada por la celebración de la Champions League-, Perelli se refirió en concreto a ciudades como Ávila, Segovia y Toledo, así como a la España verde, donde las ventas se han llegado a incrementar por encima del 60%, impulsadas también por la demanda extranjera de larga distancia (Japón, México, China, Estados Unidos, Brasil y Rusia por este orden).

La subida de costes laborales pone en peligro a los negocios del turismo