Sábado. 23.02.2019

SE MANTIENE LA HUELGA INDEFINIDA EN MADRID

El taxi rechaza la regulación de los VTC propuesta por el Gobierno de Garrido y el Ayuntamiento

El taxi rechaza la regulación de los VTC propuesta por el Gobierno de Garrido y el Ayuntamiento

La huelga indefinida de los taxistas de Madrid no va a desconvocarse de momento. La última propuesta conjunta de la Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento de la capital de que un vehículo de VTC se mantenga a 300 metros de distancia del cliente que le contrata no les satisface.

El taxi rechaza la regulación de los VTC propuesta por el Gobierno de Garrido y el Ayuntamiento

El conflicto que se está viviendo en Madrid con el sector del taxi en huelga indefinida va para largo. Este viernes, el Gobierno autonómico y el Ayuntamiento de la capital han elaborado un borrador conjunto de propuesta de regulación de las VTC que a las asociaciones que representan a los taxistas no les gusta. El asunto clave de dicha propuesta es que, con el fin de que los vehículos de Uber y Cabify no circulen libremente para captar clientes, se fije una distancia mínima de 300 metros entre el coche y el cliente que pide el servicio. A esto se le llama precontratación, un concepto que los taxistas invocan como punto elemental de la regulación de los VTC. En Cataluña han conseguido que la Generalitat establezca una precontratación temporal, es decir, que entre la contratación del cliente del servicio de un VTC, a través de una aplicación digital, hasta que se llegue el vehículo contratado pase una hora. En Madrid, el Gobierno de Ángel Garrido no quiere bajar de los 15 minutos y tras cinco días de huelga ha ofrecido, junto con el Ayuntamiento, otra forma de precontratación para regular el servicio de VTC, la distancia."Seguimos opinando lo mismo del sistema de distancias, que es ineficaz y falseable, además de que no entra en el concepto servicio previamente contratado pues el parámetro es el tiempo", afirman fuentes de la Asociación Gremial del Autotaxi de Madrid (AGATM), la mayoritaria en Madrid y una de las convocantes de la huelga. Han añadido que debe ser el Gobierno central quien ponga orden en el conflicto. "Tiene que ser el Ministerio de Fomento quien defina precontratación para toda España porque, además, ninguna Administración está dispuesta a correr con el eventual daño económico que alegasen los VTC y, en todo caso, es el Gobierno central el que ha provocado esta situación, el que tiene más herramientas para solucionar económicamente este asunto, mediante tratamientos de fiscalidad negativa", han explicado. "Existen avances pero son insuficientes", han concluido.

Fuentes de las asociaciones convocantes del paro han reconocido desde el principio que la solución “es endiablada, el momento es muy complicado”. No hay acuerdo entre las partes y en Madrid  seguirá la huelga

En Cataluña ha habido un movimiento por parte de la Generalitat, la precontratación del servicio de un VTC con una hora como mínimo de antelación. Los taxistas pusieron fin al paro en la madrugada del jueves. 

“La situación es muy difícil”, afirman fuentes de la Asociación Gremial del Autotaxi de Madrid (AGATM). El conflicto, además, ha servido para unir a las cinco asociaciones representativas de taxistas. Hay unidad de acción en las reivindicaciones, aunque asociaciones como AGATM y otras llaman a la tranquilidad y condenan los actos de violencia que se están produciendo.

La situación actual es de bloqueo absolutoLos profesionales de Madrid quieren lo mismo que lo aprobado en Cataluña. Pero la Comunidad de Madrid no está en ello

El asunto de la precontratación, es decir, que transcurra un tiempo entre la solicitud del servicio de un VTC y su servicio efectivo al cliente, se ha convertido en el gran caballo de batalla en este conflicto. Los representantes de los taxistas quieren ampliar este periodo de tiempo. Y aquí es donde están encallando las negociaciones.

En el conflicto madrileño están mediando asociaciones como la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA), pues los trabajadores autónomos son mayoría en el sector, y la Confederación Empresarial Independiente de Madrid (CEIM). 

Otro de los motivos de disputa es la intención del Gobierno madrileño de que sea el Ayuntamiento de la capital el encargado de otorgar las licencias de movilidad. Para los taxistas “esto es pasarse la pelota”. El Consistorio presidido por Manuela Carmena “no inspecciona, no controla y equipara a las VTC con los taxis en la ordenanza de Madrid Central”, afirman en la AGATM, aunque este viernes la alcaldesa Manuela Carmena ha aceptado "nuestra propuesta de que los VTC no pueden aparcar en superficie y que sean controlados por lectura de matrícula en Madrid Central".

Los trabajadores del taxi son conscientes de la pérdida económica que supone la huelga indefinida. “La gente está motivada y así se ve en las asambleas, por el momento nadie piensa en abandonar”, dicen los convocantes, lo que representa un motivo más para que el conflicto se alargue.

El taxi rechaza la regulación de los VTC propuesta por el Gobierno de Garrido y el Ayuntamiento