domingo. 21.07.2019

CONVALIDADO EL RD DE REGULACIÓN DE LAS VTC

Los taxistas piden que los conductores de Uber y Cabify cumplan un horario

Los taxistas piden que los conductores de Uber y Cabify cumplan un horario

Además de que se establezca un sistema de turnos de trabajo, los taxistas solicitan el desarrollo de un calendario que recoja días de libranza obligatorios y prohibir los servicios de los VTC en determinadas franjas horarias. La propuesta ya ha sido presentada ante el Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid. En Barcelona, el Conseller de Terriori de la Generalitat se ha comprometido a iniciar los trabajos de regulación con el Ayuntamiento.

Los taxistas piden que los conductores de Uber y Cabify cumplan un horario

A las 13:49 y 13:54. Apenas una hora después de que el Congreso convalidase el  Real Decreto Ley de modificación de la Ley de Ordenación de Transporte Terrestre (LOTT) el Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid daban entrada a sendos escritos en los que los taxistas, representados por Fedetaxi, solicitaba "de inmediato" que se tomen medidas “de urgencia” con las que avanzar en la recuperación del equilibrio entre el taxi y las VTC (vehículos de arrendamiento con conductor).  

Ambos escritos, a los que ha tenido acceso Autónomos y Emprendedores, contienen un punto en común. El sector requiere la limitación de los horarios de servicio de cada vehículo que opera en las compañías como Uber y Cabify, así como el desarrollo un calendario de libranzas y el establecimiento de franjas de servicio prohibidas u obligatorias. Todo ello en un modelo “similar al de los taxis”. Es decir, que se establezca un máximo de horas diarias para que puedan circular un vehículo, que en el caso del taxi de Madrid son 16 según la Ordenanza Reguladora. 

Cabe destacar que Madrid no será la región pionera en implantar este modelo, ya que en el área metropolitana de  Barcelona el doble turno está contingentado desde 2015 tanto para los taxis como para las VTC’s.

Además de lo anterior, Fedetaxi ha trasladado otra serie peticiones a la Comunidad de Madrid, con la convalidación del RD queda habilitada desde ya para legislar en esta materia, al igual que el resto de autonomías (hasta ahora las competencias estaban en manos del Estado). El sector pide que se establezca un tiempo mínimo en la prestación de los servicios, fijar una serie de ellos obligatorios para determinados colectivos, en los traslados interurbanos o en determinadas franjas horarias con los que se facilite la descongestión en los puntos de entrada de las ciudades, y prohibir la captación de clientes mediante el sistema de geolocalización que permite a través de la aplicación móvil identificar si un VTC está libre.

En cuanto a las tareas a debatir en el Consistorio madrileño, varias están vinculadas al Plan Carmena de movilidad y sostenibilidad medioambiental. El taxi quiere “limitar total o parcialmente” el acceso a algunas zonas de la almendra central, especialmente al área Cero emisiones, de aquellos vehículos  que nos dispongan de pegatina ambiental Cero o Eco. Restricciones que también proponen para determinadas épocas de afluencia masiva, como Navidad.

Al no estar catalogados como “servicio de interés general” se ha solicitado que se mida a las VTC bajo el mismo rasero que a los vehículos privados cuando se activen los protocolos de contaminación, así como que se determine “con claridad” que tipos de motores o vehículos podrán acceder a determinadas zonas del municipio.

Líneas rojas

Tanto el documento presentado en el Ayuntamiento como el de la Comunidad de Madrid contienen la misma advertencia. Prohibir a los VTC circular, esperar o recoger pasajeros en los carriles bus-taxi, crear paradas o estacionamientos en la vía pública y que puedan recoger pasajeros en áreas de afluencia masiva como estaciones de tren, autobuses o aeropuertos, son las tres son las “líneas rojas infranqueables” para el sector del taxi.

En contraposición, llama la atención la petición que se formula a la Comunidad de “abrir la posibilidad de recogida de pasajeros en untos diferenciados de los de las áreas de influencia de los taxis”.

Respecto a la situación en Cataluña, el Conseller de Territori de la Generalitat se ha comprometido a iniciar de manera inmediata los trabajos para regular el sector con el Área Metropolitana de Barcelona (AMB).  

Decreto Ley bálsamo

El Real Decreto Ley que, con 177 votos a favor y 164 en contra más dos abstenciones, se convalidó ayer en el Parlamento es un bálsamo para el taxi, ya que abre la puerta a que las administraciones regionales y locales se coordinen para desarrollar medidas que devuelvan el equilibrio entre taxis y VTC’s. Sin embargo, “aunque estamos contentos, mantenemos ciertas reservas”, explica Miguel Ángel Leal, presidente de Fedetaxi.

La razón radica en que el Congreso también dio luz verde a su tramitación “de urgencia” como Proyecto de Ley. Esto quiere decir que se abre un periodo en el que los grupos podrán presentar sus enmiendas y, con ellas, dar la vuelta a la norma. “Entramos en un periodo interesante en el que pueden poner la Ley patas arriba y tumbar todo”, explica el presidente de Fedetaxi.  

Alberto Álvarez, portavoz de Elite Taxi Barcelona, se muestra optimista porque “la puerta se abre para todos y, si hacemos cálculos teniendo en cuenta lo que ha pasado hoy, lo tenemos todo a favor. Tenemos ya muchas enmiendas y vamos a defenderlas, seguiremeos hasta el final, hasta que ganemos”. Establecer un criterio de proporcionalidad de obligado cumplimiento o elevar las características técnicas de los vehículos para que puedan obtener la autorización de VTC son dos de las iniciativas que planteará el sector de cara a la redacción del articulado.

Régimen sancionador

El Real Decreto Ley de Reforma de la Ley de Ordenación de Transportes Terrestres establece que que, tras un periodo transitorio de cuatro años, serán las comunidades autónomas las que regulen la proporcionalidad taxi-VTC siempre bajo el ratio mínimo estatal de 1/30 (actualmente en vigor). También serán éstas las que determinen las formas de precontratación, solicitud de servicios, captación de clientes, recorridos mínimos y máximos, servicios u horarios obligatorios y especificaciones técnicas del turismo. 

Otra de las cuestiones que incorpora el Real Decreto es la  modificación del régimen sancionador, con ello las empresas de vehículos de arrendamiento con conductor que incumplan de forma sistemática la normativa perderán las correspondientes autorizaciones. Queda pendiente cómo volver al equilibrio en el sector, ya que en algunas capitales como Madrid, Barcelona y Sevilla la ratio taxi-VTC es inferior a 1/7.

Los taxistas piden que los conductores de Uber y Cabify cumplan un horario