Lunes. 17.06.2019

IGUAL QUE SE LES EXIGE A ELLOS

Los taxistas piden que los conductores de VTC superen un examen para trabajar

Los taxistas piden que los conductores de VTC superen un examen para trabajar

La Asociación Gremial del Taxi, una de las más numerosas que forman parte de Fedetaxi, la federación mayoritaria en el sector, ha pedido al Ayuntamiento de Madrid que los conductores de vehículos con licencias VTC superen un examen similar al que han de aprobar los profesionales de los taxis para trabajar.

Los taxistas piden que los conductores de VTC superen un examen para trabajar

La mayor asociación integrada en Fedetaxi, la Asociación Gremial de Auto-Taxi de Madrid, ha hecho llegar al Ayuntamiento de la capital una serie de propuestas, entre las que destaca el establecimiento de un registro de vehículos con licencia VTC (Vehículos de Transporte con Conductor) y de sus conductores. Este registro obligaría a los conductores con licencias VTC, las utilizadas por plataformas como Uber y Cabify, a superar un examen similar al de la “cartilla del taxi” al que deben presentarse todos los taxistas que quieran ejercer y que exige requisitos como haber aprobado la Educación Secundaria Obligatoria (ESO).

Los taxistas madrileños, encuadrados en Fedetaxi que representa al 60% del sector en España, han reclamado igualmente al Ayuntamiento regular un calendario y unos horarios de servicio de las VTC. Coincidiendo con la entrada en vigor del área de Madrid Central en la capital, en la que se piden más requisitos medio ambientales a los vehículos que circulan por la misma, los profesionales del taxi quieren que el Ayuntamiento controle también técnicamente a los vehículos con VTC.

Además, han hecho llegar al Consistorio madrileño su deseo de que haya restricciones para utilizar los carriles reservados a los autobuses urbanos de la Empresa Municipal de Transportes (EMT) y a los taxis, a los que se considera servicio público, así como que los vehículos de las plataformas tengan prohibido aparcar en “áreas de afluencia de viajeros” como son las estaciones de autobuses, las de ferrocarril y el aeropuerto.

Taxis compartidos y precios fijados

A su vez, solicitan al Ayuntamiento presidido por Manuela Carmena medidas para su propio sector, como son la aprobación del taxi compartido, lo que significa que varios usuarios no conocidos entre sí compartan el mismo taxi para llegar a un mismo destino, y las tarifas prefijadas ya que, afirman, “los viajeros quieren saber de antemano lo que les va a costar el servicio”.

Las propuestas de la Asociación Gremial del Auto-Taxi de Madrid se han realizado en este momento porque el Ayuntamiento madrileño ha redactado una nueva ordenanza reguladora de los servicios de VTC y ésta se encuentra en fase de consulta pública.

Nueva regulación estatal

El pasado mes de septiembre, el Gobierno aprobó un Real Decreto-Ley sobre la ordenación del transporte por VTC tras las protestas y movilizaciones que el sector del taxi protagonizó en el mes de julio. El texto otorga un periodo transitorio de cuatro años al final del cual, para poder realizar servicios urbanos de VTC en ámbito urbano, se deberá solicitar la correspondiente autorización a las comunidades autónomas o los ayuntamientos. Los taxis están sujetos a la regulación autonómica y municipal, mientras que hasta la fecha las VTC sólo lo están a la normativa estatal.

Aunque el periodo transitorio acaba de empezar prácticamente, los taxistas de Madrid han querido adelantarse al hacer sus propuestas porque el documento recoge “consideraciones y cautelas que entienden que el Ayuntamiento debe tener en cuenta antes de regular en este aspecto”. El presidente de la Asociación Gremial y también de Fedetaxi, Miguel Ángel Leal, advierte que Manuela Carmena debe acompañar la ordenanza, ahora en elaboración, “por los pertinentes estudios que no expongan al sector el taxi a mayor incertidumbre y competencia desleal que la que actualmente atraviesa".

Los taxistas piden que los conductores de VTC superen un examen para trabajar