miércoles. 16.10.2019

Los taxistas salen a la calle divididos contra las licencias de Uber y Cabify

Una jornada más de protesta para el sector del taxi contra las plataformas que ofrecen vehículos de alquiler con conductor (VTC). Este miércoles, miles de taxistas han parado unas horas su actividad y se han concentrado en la mayoría de las capitales españolas para pedir al Gobierno que “asuma su responsabilidad” en esta materia.
Los taxistas salen a la calle divididos contra las licencias de Uber y Cabify

Sin embargo, esta jornada ha estado marcada por la división en el sector. Las movilizaciones han sido convocadas por la Confederación de Taxistas Autónomos de España (CTAE), la Mesa Estatal del Taxi (META) y Federación Élite Taxi España (FETE), mientras que Fedetaxi, que agrupa a más de 30.000 profesionales, se ha desmarcado. Tanto es así que, simultáneamente a los paros y marchas, los representantes de esta última asociación acudían al Parlamento Europeo en Bruselas para presentar la TaxiEurope Alliance, formada por asociaciones de taxistas de España, Portugal e Italia. También han llamado a sus afiliados en Madrid a ofrecer carreras gratis a los clientes para contrarrestar los efectos de la huelga.

Las discrepancias se basan en que los convocantes de las movilizaciones creen que son los gobiernos autonómicos y el Ministerio de Fomento quienes tienen la absoluta responsabilidad de regular las licencias de los VTC y Fedetaxi considera que la solución no es dirigirse a estas administraciones, “que son quienes deniegan las licencias”, sino personarse en los casos que se llevan en los tribunales y otras instancias como hacen ellos.

Cómo ha transcurrido la jornada

Como las organizaciones convocantes sí creen que comunidades y Gobierno central son responsables, las manifestaciones de este 26 de abril han finalizado ante la sede del Ministerio de Fomento, en el caso de Madrid, y ante las sedes de las delegaciones o subdelegaciones de Gobierno en las demás capitales. En esos puntos, se ha leído un comunicado en el que exigen que “se cumpla la norma de otorgar una licencia de VTC por cada 30 taxis” y han pedido a Fomento que se implique en estos problemas del sector. A día de hoy, son los Tribunales Superiores de Justicia los que están otorgando dichas licencias a vehículos de Uber o Cabify.

Según han declarado los convocantes, el seguimiento por parte de los taxistas “ha sido mayoritario”. Además, han advertido que, si no se avanza respecto a sus peticiones, se repetirán las movilizaciones el próximo 30 de mayo.

La protesta ha discurrido en términos generales sin incidentes, salvo algunos casos aislados en que se ha increpado a taxistas que estaban trabajando o se ha intentado golpear a vehículos que se suponía eran de Uber.

Los taxistas salen a la calle divididos contra las licencias de Uber y Cabify