Sábado. 18.08.2018

PARA CUIDAR TU HUELLA EN INTERNET

El testamento que protege también tu legado digital

El testamento que protege también tu legado digital

La compañía Mi Legado Digital ha presentado una solución para la transferencia de contenidos digitales después de la muerte y la gestión del testamento vital.

El testamento que protege también tu legado digital

Se trata de una propuesta que incorpora tecnología blockchain (concretamente, smart contract o contratos inteligentes, de donde procede el término derivado “testamento inteligente”) junto a servicios basados en una infraestructura de clave pública (sellos de tiempo electrónico cualificados y servicios de entrega electrónica certificada), con la intervención de un notario cuando su participación resulte necesaria, ha explicado la empresa en un comunicado. La CEO de Mi Legado Digital, Judith Giner, ha señalado que la solución se encuentra actualmente en versión beta.

Para sacar adelante el proyecto ha sido esencial la colaboración de la empresa española especializada en blockchain NODALBLOCK. Además, Giner cuenta con el apoyo de Alberto Bravo Olaciregui, notario de Madrid, y con la asesoría jurídica de Ricardo Oliva León, abogado especialista en tecnologías disruptivas y legaltech.

La empresa tiene apalabrados también acuerdos con centros de salud y hospitales privados con miras a agilizar la ejecución del testamento vital.

Apoyo del fondo europeo FEDER

Mi Legado Digital, que ha recibido el apoyo del fondo europeo FEDER, pretende de este modo asegurar privacidad, confidencialidad, inalterabilidad e inmutabilidad de los datos personales y de cualquier información sensible de sus usuarios, a la par que garantizar automatización, trazabilidad, seguridad informática, confianza y transparencia en los procedimientos realizados a través de su plataforma digital.

“Con ella se garantiza además la preservación de los datos a largo plazo, incluso para el hipotético caso de que la empresa deviniera en insolvencia”, ha añadido.

Según Mi Legado Digital, el testamento es el instrumento legal “por excelencia” con el que cuentan las personas físicas para planificar el reparto futuro de sus bienes entre sus herederos y legatarios.

Sin embargo, el procedimiento de otorgamiento y modificación de testamento, tal y como está diseñado actualmente, “resulta poco práctico cuando los bienes de la herencia son contenidos digitales y, especialmente, criptomonedas”.

Por ejemplo, el notario no podría garantizar una custodia 100% segura, bajo cualquier circunstancia, de las claves y contraseñas del testador que permiten el acceso a su monedero de bitcoins para poder recibir, almacenar o gastar dicha criptomoneda.

La tecnología que presenta Mi Legado Digital está alineada con el otorgamiento de testamento y permite que se actualice en tiempo real el registro de los contenidos digitales de sus usuarios sin tener que exigirles que realicen sucesivas modificaciones de sus testamentos -conforme vayan adquiriendo nuevos contenidos digitales o desprendiéndose de los que tenían-ni mucho acudir a una notaría después de la primera vez. “Y todo, con plena validez legal”, ha asegurado.

Además, su plataforma está diseñada para facilitar el procedimiento de transferencia de los contenidos digitales entre causante y herederos o legatarios, en el marco de un entorno tecnológico seguro que garantiza el absoluto respeto a las últimas voluntades del testador, la protección de sus datos personales, la eliminación del riesgo de acceso de terceros no autorizados, y la continuidad en el tiempo de los servicios ofrecidos por la empresa.

Mi Legado Digital ha apuntado que resulta “sumamente recomendable” hacer un testamento vital con el fin de dejar, con antelación y por escrito, información e instrucciones precisas respecto a si debe aceptarse o rechazarse la realización de determinados tratamientos médico-sanitarios sobre nuestra persona, en el hipotético caso de que nuestro estado físico o mental nos imposibilite manifestar nuestra voluntad en dicho momento.

El testamento que protege también tu legado digital