Lunes. 22.04.2019

157 MILLONES DE PERDIDAS, SEGÚN CEIM

El fenómeno del top manta ya afecta a más de la mitad de los comercios madrileños

El fenómeno del top manta ya afecta a más de la mitad de los comercios madrileños

El fenómeno del top manta afecta negativamente a las ventas del 55% de los comerciantes madrileños, que pierden en torno a 157 millones de euros. La venta ambulante ilegal no es una forma de ayudar a quienes la realizan, es consecuencia más bien de las mafias que explotan a estas personas, según se desprende de un estudio de la Confederación Empresarial de Madrid-CEOE (CEIM).

El fenómeno del top manta ya afecta a más de la mitad de los comercios madrileños

La venta ambulante ilegal afecta negativamente a las ventas del 55% de los comerciantes madrileños. En concreto, las pérdidas del comercio de la capital por efecto del 'top manta' ascienden a 157 millones de euros. La Confederación Empresarial de Madrid-CEOE (CEIM) presentó este martes un estudio sobre el impacto de la venta ambulante ilegal en Madrid motivado por la preocupación de los negocios, del que se extrae que para el 60% de los madrileños este es un problema social importante.

Según el estudio de la entidad, elaborado por Sigma Dos, el 25% de los madrileños ha comprado alguna vez en el 'top manta'. Los artículos más adquiridos son sobre todo bolsos (30,4%), ropa (24,5%), música (24,1%) y películas (el 21,8%), siendo en el 90% de los casos compras por impulso, motivadas por los precios bajos de los productos. No obstante, alrededor del 65% piensa que la venta ambulante ilegal es un problema social importante, y que perjudica a la economía local. Además, no están de acuerdo con la idea de que este tipo de compras sean una buena obra o una forma de ayudar a quienes realizan este tipo de venta, más bien consideran que es consecuencia de las mafias que explotan a estas personas.

El gasto medio en el top manta es muy reducido

Quienes adquieren ropa en el 'top manta', se gastan de media 24,72 euros cada vez que realizan una compra. En concreto, en el calzado es de 22,75 euros y de 21,82 euros en bolsos. Por su parte, el gasto medio en relojes, joyas y música se sitúa por encima de los 15 euros. En videojuegos supera los 10 euros, las películas 7,90 euros y accesorios de telefonía 6,24 euros.

Estos precios tan bajos son los que imposibilitan una competencia no acorde con parte de los comercios de la zona, en los que los costes de abastecimiento, local o impuestos no permiten ofrecer productos tan baratos. No obstante, cabe destacar que esta competencia no es continúa si no eventual, ya que, según los datos, más del 60% de quienes compran algún tipo de producto en el 'top manta' lo hacen sólo una vez al año. Compras ocasionales ampliamente mayoritarias en relación a los complementos (90,7%), calzado (87,2%), ropa (86,3%) y bolsos (73,4%).

Del mismo modo, no suelen ser planificadas, si no impulsivas. El 90,5% de los madrileños que han comprado en el 'top manta' alguna vez, lo han hecho de forma espontánea, sin planificarlo. Por el contrario, en el 8,3% de los casos los compradores se han dirigido de manera intencional a este tipo de vendedores en busca de algún producto. La compra intencional en el top manta es más frecuente en el caso de las mujeres (9,2%), aumenta a mayor edad y es mayor entre las personas con ingresos medios y altos.

Fantasía de tener artículos de “marca”

La “fantasía” de tener artículos de marca es también un factor que influye a la hora de decidir comprar en el 'top manta': la calidad de las imitaciones es el principal impulsor para un 5,1% de los compradores, y el 2,2% señala la posibilidad de tener artículos de marca aunque sean de imitación.

El 52,1% lo hacen motivados por el precio, porque los productos son más baratos. A este factor cabe añadirle que el 3,1% apunta la posibilidad de "regatear" el precio. Un 35,3% de los compradores las realizan al ver en la calle algo que les gusta. El tercer factor movilizador es la comodidad (10,4%).

No obstante, el precio es el factor de compra más importante en todos los segmentos, excepto entre las personas de nivel de ingresos alto para quienes lo es el impulso de ver algo que les gusta en la calle. La importancia de la comodidad en la decisión de esta compra se acentúa entre las personas mayores de 65 años (18,4%), mientras que la calidad de las imitaciones (12,8%), la posibilidad de regatear el precio (10,6%) y la variedad de productos en comparación con los comercios habituales (10,6%), ganan peso entre los compradores menores de 30 años.

El fenómeno del top manta ya afecta a más de la mitad de los comercios madrileños