viernes. 17.09.2021

CONTEMPLA MULTAS DE 2.046 Y 819.780 EUROS

Trabajo envía cartas a los autónomos advirtiéndoles de una nueva campaña inspectora que hará esté verano

yolanda-diaz-hector-illueca-autonomos-verano
Yolanda Díaz y Héctor Illueca, duran te la presentación del plan.

El Gobierno ha puesto en marcha este verano una nueva campaña de la Inspección de Trabajo. Está enviando miles de cartas avisando a los autónomos sobre la necesidad de proteger a sus empleados de las altas temperaturas con apercibimiento de multas.

Trabajo envía cartas a los autónomos advirtiéndoles de una nueva campaña inspectora que hará esté verano

Muchos autónomos podrán recibir en los próximos días una carta de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social. En ella se le advierte de la importancia de tomar medidas preventivas contra las altas temperaturas que se alcanzan en el país en verano y bajo las que tienen que trabajar sus empleados. Todo ello es consecuencia de la puesta en marcha de un nuevo plan de acción del Gobierno en ámbito laboral de cara a la temporada de verano, para controlar los golpes de calor, y cuyo incumplimiento conlleva multas que oscilan entre los 2.046 euros y los 819.780 euros para el dueño del negocio.

Este lunes, la vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, junto con el director general del Organismo Estatal de Inspección de Trabajo y Seguridad Social, Héctor Illueca, anunció el arranque de este nuevo plan de acción del organismo inspector para combatir los golpes de calor en el ámbito laboral. A través del cuál se van a enviar un total de 137.503 cartas a negocios y empresas que emplean a 973.021 trabajadores.

“Es un plan preventivo para controlar el riesgo térmico en las empresas. En definitiva lo que vamos a hacer es desplegar un plan para paliar y prevenir los golpes de calor en las empresas” dijo Díaz durante la presentación. Que apuntó, que “ante los riesgos y los golpes de altas temperaturas, hay sectores productivos en nuestro país que se pueden ver afectados por ellos” e incidió en el hecho de que son las empresas encargadas de velar por la protección en estos casos.

Las medidas de actuación del nuevo plan

Según explica el Ministerio en un comunicado, “con este plan, la Inspección de Trabajo pone el foco de manera decida en la exposición a las elevadas temperaturas, un riesgo para la salud que en ocasiones puede tener consecuencias letales”. Para ello, han diseñado una serie de medidas para “concienciar” a los negocios de la importancia de implementar medidas preventivas.

Entre las medidas que se podrán en marcha, se encuentra el envío de carta a las actividades de sectores que sufren especialmente la exposición de altas temperaturas. Como son la agricultura o la construcción, que aglutinan precisamente a un gran número de trabajadores por cuenta propia. Según la Vicepresidenta, estas actividad se ven más afectadas por este plan porque “trabajan a la intemperie, tienen más lejos las conexiones el agua, u otro tipo de variables, para poder garantizar las condiciones de trabajo ante riesgos de temperaturas demasiado elevadas".

En las cartas se advertirá a los dueños del negocio que, “ los incumplimientos del deber de protección de la seguridad y salud de los trabajadores puede ser constitutivo de infracción grave o muy grave, sancionable respectivamente, con multas que van desde 2.046 euros hasta 40.985 euros y desde 40.986 euros hasta 819.780 euros”.

Asimismo, y aparte de esta campaña informativa por carta, también se realizarán diferentes reuniones con las patronales y sindicatos de los sectores más afectados de las diferencias CCAA para concienciarles sobre los golpes de calor y su correcta prevención.

¿Qué aspectos del negocios se van a analizar bajo este inspecciones?

Aunque el nuevo plan de inspección pueda parecer novedoso, la realidad es que desde hace varios años los inspectores de Trabajo vigilan las condiciones térmicas en las que operan los asalariados. La presidenta del Sindicato de Inspectores de Trabajo y Seguridad Social (SITS), Ana Ercoreca, explicó que “si bien el Plan es nuevo y el envío de cartas es algo que nunca antes se había hecho, lo cierto es que llevamos muchos años realizando este tipo de actuaciones en los negocios. De hecho, yo misma hago muchas visitas, sobre todo en el sector del campo, para controlar las altas temperaturas”.

Según reveló la presidenta del SITS, cuando se realizan este tipo de visitas, los inspectores analizan principalmente que los negocios cumplen con la prevención de riesgos laborales, en este caso, la asociada a la exposición de temperaturas máximas. “Lo que se hace es controlar y revisar que los trabajadores tengan los equipos de protección individual adaptados para operar a altas temperatura. Además, de que se adopten medidas organizativas para evitar que los empleados sufran golpes de calor” apuntó Ercoreca.

En concreto, explicó que la cuestión es observar que la actividad adopte medidas preventivas en función de su sector.  Algunas de ellas sería, por ejemplo, evitar trabajar en las principales horas de exposición solar, tener zonas de sombras para descansar, alternar periodos de descanso de los trabajadores, etc. También el hecho de que los empleados estén bien equipados con gorras, protección solar, agua y demás. En este sentido, recalcó “que nosotros hacemos visitas a esas horas de intenso calor y comprobamos si se están tomando realmente este tipo de medidas”.

Ercoreca comentó que llevaba ya dos requerimientos a empresas para que analizasen mejor la prevención de riesgos en cuanto a las altas temperaturas. "Es una empresa de Aragón, que cierra a las 13 horas y vuelve a abrir a las 15 horas para evitar las horas centrales de sol. Pero estamos registrando máximas de 46º en la Comunidad. Y de cara a evitar los golpes de calor, sería conveniente que la actividad tomase otras medidas adicionales, estableciendo por ejemplo nuevos horarios".

  • Las medidas también se las debe aplicar el autónomo

Asimismo, la presidenta del Sindicado de Inspectores de Trabajo, Ana Ercoreca, insistió en la necesidad de que las medidas que analizan son de protección de la salud para la realización de una actividad, y deberían ser seguidas tanto por asalariados, como por los autónomos, que en muchas ocasiones realizan el mismo trabajo que sus empleados. “El calor y las altas temperaturas afectan a todos por igual. Hay explotaciones agrarias que son cultivadas por pequeños negocios, en muchos casos sus propietarios tiene entre 60 y 65 años, y es un colectivo que debe protegerse especialmente, ya que es más propenso a sufrir a sufrir golpes “.

Algunas de las medidas que deben adoptar los negocios ante las elevadas temperaturas

El Ministerio de Economía y Seguridad Social publicó un listado de algunas de las medidas que los negocios deberían adoptar ante las elevadas temperaturas que se alcanzarán este verano. Estas son: 

  • Proporcionar agua potable en las proximidades de los puestos de trabajo.
  • Planificar las tareas más pesadas en las horas de menos calor, adaptando, si es necesario, los horarios de trabajo. Hacer más pausas de lo habitual y en lugares frescos.
  • Procurar vestir con ropas amplias, de tejido ligero y colores claros. Proteger la cabeza con gorra o sombrero.
  • Aumentar la frecuencia de las pausas de recuperación
  • Habilitar zonas de sombra o locales frescos para el descanso de los trabajadores.
  • Evitar el trabajo individual, favoreciendo el trabajo en equipo para facilitar la supervisión mutua de los trabajadores.
  • Informar a los trabajadores sobre los riesgos relacionados con el calor, sus efectos y las medidas preventivas y de primeros auxilios que hay que adoptar

Más sectores y otras épocas del año

Aunque la nueva campaña del Ministerio se focaliza principalmente en los sectores de la agricultura y la construcción, la presidenta del SITS advirtió a todos los negocios de tener en cuenta este tipo de consideraciones, sobre todo aquellos que realizan su actividad en el exterior. “Las actividades susceptibles de sufrir estos sucesos son la agricultura, la restauración, las actividades de socorrismo, la artesanía o la construcción”. Y añadió que ellos, los inspectores, no controlaban sólo las altas temperaturas en verano, sino también en invierno.

Trabajo envía cartas a los autónomos advirtiéndoles de una nueva campaña inspectora que hará esté verano