Miércoles. 21.11.2018

CONSECUENCIAS DE LA SUPRESIÓN DE PEAJES

Los transportistas se ahorrarán en peajes 6.000 euros al año de media

Autopista AP-7. | Foto: Abertis.
Autopista AP-7. | Foto: Abertis.

El pasado 18 de junio el Ministro de Fomento, José Luis Ábalos, anunciaba que se liberalizarán las autopistas de pago según vayan venciendo las concesiones. El sector del transporte será el más beneficiado ya que el coste medio por camión es de 500 euros al mes. La primera 'vía libre' será la AP-1 entre Burgos y Armiñón, donde el precio de cada trayecto para vehículos pesados de clase 1 y 2 es de 13,30 euros.

Los transportistas se ahorrarán en peajes 6.000 euros al año de media

“Un dineral”, esta es la expresión empleada por Emilio Cardero, secretario general de transportes de UGT, al referirse al ahorro que la liberación de los peajes supondrá a los transportistas. Fuentes del sector explican que el gasto medio estimado en peajes por camión es de 500 euros al mes en trayectos nacionales. Es decir, que la decisión de suprimir el pago en las autopistas tomada por el ministro de Fomento, José Luis Ábalos, a los 11 días de tomar posesión reducirá en 6.000 anuales de media los costes de estos profesionales.

No obstante, el ahorro podría ser mucho mayor. “Es muy complicado dar una cifra exacta tanto por lo variable de los trayectos, en kilometros y en recorrido, como por su tipo”, puntualiza. Es el caso del transporte de mercancías pesadas que tienen que de forma obligada por ley transitar por las autopistas de pago.

De aquí a finales de 2019 se suprimirá el peaje de tres de las principales autopistas de la red nacional de carreteras, la AP-1 en el tramo Burgos - Armiñón, la AP-4, entre Sevilla y Cádiz y la AP-7 entre Alicante y Tarragona. En el caso de la AP-1 -primera vía que se liberalizará y cuya concesión vence el 30 de noviembre- el coste en vehículos pesados de clase 1 y 2 (camiones de dos o tres ejes) es, sin descuentos, de 13,20 euros por trayecto, es decir, 26,40 euros por día. Suponiendo 20 días de trabajo, en cuyo caso se aplicaría un 25% de bonificación según las tablas de Grupo Itínere, concesionaria de la autopista, el ahorro  mensual del transportista será de unos 390 euros.

Cantidad similar a la de quienes prestan sus servicios entre Sevilla y Cádiz, vía en la que el coste de cada peaje es de 12,90 euros (25,80 por día), sobre el que se pueden aplicar descuentos de hasta el 33%.

Mayor será el ahorro de los profesionales que transitan por la AP7 que realizan el recorrido Alicante - Tarragona. Sólo el trayecto que separa las ciudades de Alicante y Valencia tiene un coste bruto de 27,60 euros, esto es más de 55 euros cada día.

Euroviñetas y conservación

A finaIes de 2017 en España había matriculados más de 4,8 millones de camiones, según los datos de Anfac (Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones). En cuanto al tránsito, los datos provisionales del Ministerio de Fomenteo apuntan que la Intensidad Media Diaria de Vehículos Pesados (IMD) en la red de autopistas de peaje fue de 2.685, con un crecimiento del 4,6%.

Aunque a priori la decisión de Ábalos resulta positiva, lo cierto es que ha generado preocupación en el sector. “Tememos que se trasldade el sistema de euroviñetas - tasa que están obligados a abonar los vehículos pesados de más de 3,5 toneladas- a las carreteras españolas y que ya se aplica en algunos países europeos” se lamenta Víctor García, presidente de Fetransa. Algo que no cogería de sorpresa a los transportistas, ya que en los últimos años la Comisión Europea ha emitido varias recomendaciones instando al Gobierno de España a que implante este modelo. 

Cómo y quién va a mantener el estado de las carreteras es otra de las cuestiones que suscita múltiples dudas entre los profesionales del sector, quienes advierten de la necesidad de mantener las infraestructuras viales en buen estado por lo que implica tanto en términos de competitividad -cuanto mejor conservadas están las carreteras se acortan los tiempos de trayectos, se producen menos averías, el desgaste de los vehículos es también menor- como en términos de seguridad -la siniestralidad se reduce-. En relación a ello, desde UGT plantean que "se recicle a los empleados de las concesionarias para el desarrollo de labores de conservación y mantenimiento de las vías", fórmula que además de garantizar la continuidad de dichas labores mermaría la destrucción de puestos de trabajo tras la liberalización.  

A este respecto cabe destacar que la inversión pública en infraestructuras ha caído un 61% entre 2009 y 2017, estando actualmente en el entorno de los 26.000 millones de euros, lo que supone un 2% del PIB. Según los datos de Seopan (Asociación de Empresas Constructoras y Concesionarias de Infraestructuras España) España tiene un déficit inversor de cerca de 24.000 millones de euros en infraestructuras viarias, siendo necesaria la puesta en marcha de un centenar de actuaciones para equipararnos a niveles europeo. De hecho, el país no figura en el Top 10 Global de infraestructuras estratégicas, en la que sí están países como Francia, Italia, Reino Unido, Turquía, Noruega o Vietnam. Y lo que es aún más grave, tampoco aparece en los 58 países que conforman el ranking Top 100.

Los transportistas se ahorrarán en peajes 6.000 euros al año de media