Sábado. 20.04.2019

LOS REQUISITOS DEL AYUNTAMIENTO SON "INVIABLES"

Los transportistas autónomos siguen preocupados con Madrid Central

Imagen de un cartel de Madrid Central. | Foto Twitter @MADRID
Imagen de un cartel de Madrid Central. | Foto Twitter @MADRID

El proyecto Madrid Central que regula el tráfico en el centro de la capital está poniendo en un aprieto a los transportistas autónomos que operan en la ciudad. Éstos piden al Ayuntamiento de Madrid una solución para poder cumplir con los requisitos, que califican de “inviables”, antes de que acabe el periodo de prueba y empiecen a ser multados.

Los transportistas autónomos siguen preocupados con Madrid Central

El 30 de noviembre Madrid despertó distinto. Madrid Central se ponía en marcha y no todos los vehículos podían entrar al centro de la capital. Concretamente se restringía la circulación en 472 hectáreas. Una iniciativa que, si bien tiene el objetivo de mejorar la calidad del aire y luchar contra el cambio climático, no están bien planteada desde el punto de vista de aquellos que obligatoriamente tienen que entrar día sí y día también en la capital: los transportistas autónomos.

La Asociación de Transportistas Autónomos (ATA) es una de las asociaciones que participa en una de las mesas de evaluación de Madrid Central. “Hemos tenido varias reuniones con los responsables del Ayuntamiento para hacerles llegar nuestras quejas, pero hasta ahora no hemos conseguido nada. Lo que sí hemos conseguido, como ellos tienen sus dudad de que en Madrid Central vaya a funcionar bien, que se evalúe mensualmente su implantación por si hay que cambiar algo” explicó Antonio Villaverde, presidente de ATA.

Casi tres meses después de su entrada en vigor y a mitad del periodo de prueba del sistema informático de gestión de multas -pues es en marzo cuando se espera que empiecen a multar-, Madrid Central se encuentra en continua revisión a través de tres grupos de trabajo: renovación de flotas, establecimientos en el interior de Madrid Central y seguimiento de objetivos e impacto. “Nosotros estamos en la primera, aunque no nos gusta el nombre porque nuestras reivindicaciones van más allá de la renovación de la flota, como los horarios, los permisos, las zonas de carga y descarga, etc” afirmó Villaverde.

La primera reunión de la mesa, celebrada el pasado lunes 4 de febrero acabó sin una conclusión, aunque desde la Asociación de Transportistas Autónomos esperan en la próxima “sacar algo en claro”. Según explicó Villaverde el Ayuntamiento de Madrid “quiere datos, datos que pueden aportar ellos mismos. Nosotros expusimos nuestra preocupación porque el calendario impuesto es excesivamente ambicioso y de difícil cumplimiento. Los vehículos son los que son y la realidad es la que es.

Las dificultades que tienen para operar en Madrid

Actualmente unos 60.000 vehículos del transporte se ven afectados por las nuevas reglas de Madrid Central, de los cuales 6.000 se ven perjudicados diariamente, según las estimaciones de ATA. Éstos se encuentran con una serie de problemas a la hora de poder ejercer su actividad. De no solventarse esta situación pronto, muchos de ellos van a correr el riesgo de ser multados.

  • La renovación de la flota

La Ayuntamiento de Madrid consciente de la relevancia del sector del transporte urbano de mercancías ha querido regular la circulación de estos vehículos y así “evitar que sea la demanda la que establezca unas pautas insostenibles de funcionamiento” según cita la Medida 15 de Distribución urbana de vehículos con bajas emisiones. Antonio Villaverde explicó que el objetivo es que se “renueve el 80% flota que actualmente opera y que no tiene distintivo ambiental o el distintivo es B, los más contaminantes”. Por ello, Madrid Central establece qué:

  • Los vehículos de menos de 3.500 kilos sin distintivo ambiental solo pueden entrar en Madrid central hasta el 31 de diciembre de este 2019.
  • Los vehículos de menos de 3.500 kilos con distintivo B sólo pueden entrar en Madrid central hasta el 31 de diciembre de este 2021.
  • Los vehículos de más de 35.00 kilos sin distintivo ambiental pueden entrar en Madrid central hasta el 31 diciembre de 2022.
  • Los vehículos de más de 35.00 kilos con distintivo B pueden entrar en Madrid central hasta el 31 diciembre de 2024.

El problema es que “venimos de una crisis y no podemos cambiarlos. Además de que los vehículos de distribución urbana hacen pocos kilómetros y la amortización es más baja. Así una furgoneta con diez años ha podido hacer 100.000 kilómetros, cuando le podrías hacer casi un millón -depende del tipo”- manifestó Villaverde. El dirigente pide más tiempo al Ayuntamiento de Madrid para renovar los vehículos. “Le pedimos cinco años, tiempo quizás excesivo, pero lo que está claro es que los plazos actuales son inviables”.

  • El horario para acceder a Madrid Central

La iniciativa del ayuntamiento regula también las horas a las que los vehículos de distribución urbana puedan acceder a la capital. Así y hasta el 31 de diciembre de 2019, los vehículos de menos de 3.500 kilos sin distintivo y con distintivo B pueden acceder entre las 7h y 13h, y entre las 7h y las 15h, respectivamente. Mismo horario para los vehículos de más de 3.500 kilos.

Esta regulación “concentra todos los repartos en la mañana. Y si se tiene en cuenta que la gran parte de la flota, el 80%, es sin distintivo ambiental o con distintivo B, el efecto que produce es el contrario al que se quiere evitar. Todo se concentra: las zonas de carga y descargas están ocupadas, y los transportistas tienen que ir dando vueltas con la furgoneta emitiendo más gases” expuso el presidente de ATA.

  • No se tienen en cuenta los servicios específicos

Otra de las críticas que hacen los transportistas autónomos a Madrid Central es que no se ha tenido en cuenta los servicios específicos, es decir, aquellos que se producen fuera de los horarios marcados. Un ejemplo que pone Villaverde es el de una oficina bancaria, que decide cambiar el mobiliario. Por la mañana no se puede porque está en funcionamiento, entonces hay que hacerlo por la tarde. “No se ha contemplado esta posibilidad, en la reunión nos dijeron que lo iban a tener en cuenta… Pedimos que se puede solicitar algún permiso específico para poder circular por la tarde ese día”.

Este mismo problema lo tienen los transportistas que trabajan por la noche, que ahora mismo están operando, pero que cuando llegue marzo tendrán que dejar de trabajar así o serán multados. Antonio Villaverde explicó que uno de sus socios que trabaja para el Grupo Inditex hace la descarga por la noche, “siempre se hace en horario nocturno y ahora mismo no están multando. Pero cuando empiecen a denunciar en marzo, le multarán o no podrá hacer el reparto. Es necesario demostrar que hay actividades para las que es necesarios acceder al centro por la noche”.

  • Las zonas de carga y descarga son insuficientes

Las zonas de carga y descarga en Madrid Central son para ATA “insuficientes”. La asociación pide más espacios para que los vehículos puedan estacionar y operar correctamente y no tener ir dando vueltas.

  • El futuro incierto de los vehículos

Madrid Central obliga a renovar la flota de vehículos, pero desde ATA aseguran que los transportistas autónomos no pueden hacer frente a la inversión y que en el caso de disponer del dinero necesario no sabrían qué vehículo adquirir. “Una furgoneta de diésel cuesta unos 30.000 euros, y en eléctricos unos 70.000 euros. El problema, en el hipotético caso de poder asumir el coste, es que no hay una infraestructura que acompañe a los vehículos eléctricos, ya que las estaciones de recarga escasean”.

Esta dificultad se agrava en los vehículos de más de 3.500 kilos pues “no hay alternativas eléctricas, hay gas. Pero éste no es cero emisiones y Madrid Central es una zona cero emisiones… No podemos asumir un sobrecoste de 30.000 o 40.000 euros más en un sistema gas si hay una inseguridad y no sabemos si vamos a poder operar con él en el futuro. Además de que en Madrid sólo hay 19 gasineras”.

Madrid, una ciudad viva

El Ayuntamiento de la capital y ATA coinciden en una cosa, ambos quieren que Madrid que sea una ciudad viva y para ello “tenemos que buscar soluciones racionales que permitan encajar una movilidad sostenible desde el punto de vista medioambiental laboral y social” ha explicado ATA en un comunicado. Por su parte, su presidente, apuntó que “espera que se encuentre una solución a nuestras peticiones, pues no son un capricho, son una necesidad”.

Los transportistas autónomos siguen preocupados con Madrid Central