lunes. 24.02.2020

LA MOROSIDAD COSTÓ 1.728 MILLONES DE EUROS EN 2019

Únicamente el 14,4% de las grandes empresas pagan sus facturas en 60 días

Únicamente el 14,4% de las grandes empresas pagan sus facturas en 60 días
Únicamente el 14,4% de las grandes empresas pagan sus facturas en el tiempo establecido por la Ley de Morosidad y, además, en 2019 alargaron aún más los plazos. Esto costó el año pasado 1.700 millones a los proveedores autónomos y pymes.
Únicamente el 14,4% de las grandes empresas pagan sus facturas en 60 días

Históricamente, los pequeños negocios han sido los más cumplidores en lo que a periodos medios de pago se refiere. En 2019, las grandes empresas fueron las más morosas y las que siguen si cambiar sus malas costumbres. Incluso han ido a peor. Sólo un 11,46% abonaron puntualmente sus facturas, frente al 53,85% de las microempresas y el 47,38% de las pequeñas.

Estos datos aparecen en el último informe sobre Comportamientos de pago en España elaborado por la consultora Informa D&B, filial de sociedad pública CESCE (Compañía Española de Seguros de Crédito a la Exportación), realizado sobre una base de 7,5 millones de experiencias de pago  aportadas por más de 400.000 negocios de todos los tamaños.

Esta situación empeoró con respecto a los resultados del ejercicio anterior, cuando un 12,54% de las compañías de mayor tamaño pagaban en tiempo y forma. Sin embargo, los negocios de menor tamaño sí han realizado un esfuerzo en este aspecto. Hace un año, el número de negocios de menos de 10 empleados y de entre 10 y 50 trabajadores que respetaron sus compromisos de pago fue del 52,80% y 45,80%, respectivamente. Es decir, el porcentaje ha mejorado más de un punto en un solo año.

En el caso de las medianas empresas (de 50 a 250 trabajadores), aunque mejora unas décimas en relación al año pasado, el porcentaje de las que cumplen puntualmente con el periodo de pago pactado no llega al 28% (27,90%).

Tramos Pago 2019

Pese a todo lo anterior, también hay un dato preocupante. El retraso medio en el pago de las microempresas aumentó hasta los 15,87 días desde los 14,72 de 2018, colocándose en segunda posición, tras las de mayor tamaño (15,93 días).

El dato se corresponde, a su vez, con el último informe de ATA (Federación Nacional de Asociaciones de Autónomos) sobre morosidad, fechado en diciembre de 2019. En él se revela que, por primera vez, los autónomos incumplen con la Ley de Morosidad, con respecto a los pagos a otros autónomos. Circunstancia que se atribuye a la reacción en cadena que se produce cuando una administración o gran empresa no paga a tiempo a sus proveedores. Es decir, cuanto más tarde paga un Ayuntamiento, una Comunidad Autónoma, el Estado o una compañía a un autónomo, menos opciones tiene éste de abonar sus facturas en plazo debido a la falta de liquidez.

Retraso Pagos Tamaño 2019

La morosidad sigue creciendo

En 2019 y por primera vez desde 2016, el retraso medio en el pago a proveedores por parte de administraciones y empresas superó los 14 días por encima del periodo acordado en el contrato. En concreto fue de 14,12 días más de media. Al ser un promedio se entiende que hay muchas empresas y administraciones cuya morosidad es muchísimo más alta.

Así, el periodo medio de pago alcanzó los 90,63 días de media, lo que supone 2,47 más que en 2018. Un mal récord que, además, tiene consecuencias nefastas en las cuentas de resultados, especialmente en las de los autónomos y los negocios de menor tamaño. La morosidad les costó la friolera de 1.728 millones de euros. 

Del informe destaca también el hecho de que los plazos medios de pago pactados en los contratos se sitúan fuera de lo establecido por la Ley de Morosidad, tanto en el sector público como en el privado. Éstos fueron de 76,51 días, más de 46 por encima del límite establecido para la administración y más de 16 en el caso de las empresas.

Quizá lo más llamativo de todo es que sea la administración la que más se retrasa en pagar sus facturas, 24,28 días de media por encima del plazo acordado con los proveedores del sector público, muchos de ellos autónomos y microempresas. Le siguen, aunque con mucha distancia, hostelería y otros servicios, ambos con algo más de 18.

En la parte contraria, como mejores pagadores, se sitúan industria y comercio, con 11,56 y 12,95 días de mora sobre el tiempo acordado en contrato.

Así, tal y como señala el informe “dependiendo de si se contrata con una empresa del sector industrial o con la Administración, el retraso varía en 12,72 días”. 

Hasta 16 días de diferencia según la comunidad

En cuanto a comportamiento de pagos, no es lo mismo ser proveedor en Ceuta que en Navarra. Regiones que registran el máximo y el mínimo de retraso medio de pago a proveedores, respectivamente. Entre ambas hay una diferencia de más de 16 días. En el caso de los ceutíes tardan en cobrar sus facturas casi 26 días por encima de lo acordado en el contrato -eso teniendo en cuenta la mejora interanual de cuatro días-, mientras que los navarros esperan algo menos de 10.

Aún así, los resultados no son nada halagüeños. El retraso medio de pago aumenta en la mayoría de las comunidades durante el último trimestre de 2019. Incluso en comunidades autónomas como Madrid, que siempre ha estado entre las mejores pagadoras. Sin embargo, en esta ocasión, ha elevado este periodo en 1,52 días, siendo la tercera región con el mayor incremento.

Únicamente el 14,4% de las grandes empresas pagan sus facturas en 60 días