Domingo. 18.11.2018

ENTREVISTA A REMEDIOS GARRIDO, PRIMERA MUJER PRESIDENTA DE ANVP

Los vendedores de prensa en guerra con distribuidores, editores y ordenanzas municipales

Los vendedores de prensa en guerra con distribuidores, editores y ordenanzas municipales

Remedios Garrido García, recientemente nombrada presidenta la Agrupación Nacional de Vendedores de Publicaciones (ANVP), se queja de la falta de empatía de editores y distribuidores con el sector. Incide en que tienen que cambiar su actitud, cambiar su sistema de distribución lo que engloba a los horarios, la cantidad de mercancía que entregan, los cobros y un largo etcétera. También las ordenanzas municipales les están haciendo, a veces, la vida imposible.

Los vendedores de prensa en guerra con distribuidores, editores y ordenanzas municipales

Los vendedores de prensa están en guerra con distribuidores y editores. Remedios Garrido García, la recientemente nombrada presidenta la Agrupación Nacional de Vendedores de Publicaciones (ANVP), ha exigido a los distribuidores de prensa que cambien radicalmente su formato de distribución. Esto implica tanto horarios de llegada de la mercancía, como cantidades de producto que ponen en servicio, cobros indebidos o faltas en abonos, además de un “largo etcétera”.

Tenemos que trabajar para que distribuidores y editores hagan las cosas mejor. Tienen que mostrar una actitud positiva y abierta a escucharnos y dar solución a nuestros problemas”, señala la presidenta. “Nos han empezado a escuchar ahora, pero hasta la fecha han hecho muy poco por nosotros. Es hora de que nos empiecen a tratar como verdaderos clientes”.

Garrido, que ha tomado el cargo tras la dimisión por motivos personales presentada por Rafael Artacho, también ha sido crítica con las administraciones: “Siempre hay que hacerles exigencias, no podemos dejar que se queden dormidas”.

Ha explicado que el pasado lunes, durante la XVII Edición de los Premios Autónomo del Año organizados por la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA), se reunió con el presidente de la entidad, Lorenzo Amor.

La presidenta le pidió a Amor que ATA les ayudase con el problema de los recargos de IRPF y del sistema de módulos, una reivindicación que ya se ha hecho común a todo el colectivo de autónomos.

Otro tema en cuestión, señala Remedios Garrido, es la desprotección de las ordenanzas municipales. “Hacemos muchas cosas que no están incluidas en las ordenanzas y queremos que estén regularizadas”, reivindica la presidenta. Por ejemplo, “además de prensa y revistas vendemos otros artículos como chicles o, incluso recargamos móviles; los quioscos como puntos de recogida solo están regularizados en grandes ciudades, y somos muchos los que realizamos este trabajo; y exigimos que en las ordenanzas de los ayuntamientos se recoja el derecho de poder cambiar el formato de venta”.

Esta última reivindicación alude, según explica, a la posibilidad de darle otras opciones de negocio a los puntos de venta, aparte de la venta de revistas y prensa. En este sentido, señala que podría darse una especialización por zona dependiendo del cliente. “Por ejemplo, algunos puntos de venta se pueden especializar en el turismo o los que estén más cerca de colegios se pueden dedicar a las revistas de niños”.

Por otro lado, Garrido ha informado sobre la creación de una comisión nacional: “Como presidenta, salgo en defensa de esta comisión. Aquí se aglutinará a todos los puntos de venta y asociaciones que se quieran adherir. Esta entidad trabajará para conseguir derechos, abales bancarios e importes adecuados por recibir revistas y periódicos”.

Primera mujer presidenta de una agrupación nacional

Remedios Garrido ha sacado su lado más reivindicativo para recordar que es la primera mujer presidenta de una agrupación nacional: “Los hombres lo han hecho muy bien pero venimos a trabajador diferente”.

“Nadie debe pensar que uno mismo es la solución. Mi labor es que siempre haya una comunicación entre nosotros. Es algo que siempre lleva haciendo la ANVP pero quiero intensificarlo”, señala.

Garrido ha recalcado que ni ella, ni ninguno de sus compañeros reciben una remuneración por este trabajo y que su única intención es luchar por los derechos del sector.

“Particularmente, siempre que he tenido un trabajo he querido involucrarme, defender mis derechos y conseguir más. Cuando llevas trabajando con el mismo grupo de gente tanto tiempo, se te hace muy fácil seguir la dinámica y solo hay que seguir con el día a día. Voy a delegar y no me supone mucho más esfuerzo del que ya tenía, y gracias al buen equipo de trabajo que tengo será muy sencillo”, ha concluido. 

Los vendedores de prensa en guerra con distribuidores, editores y ordenanzas municipales