jueves. 01.10.2020

MADRID, ARAGÓN O CASTILLA Y LEÓN, ENTRE OTRAS

Algunas CCAA lanzan ayudas para que los autónomos puedan contratar

Algunas CCAA lanzan ayudas para que los autónomos puedan contratar
En los últimos días, cinco comunidades autónomas han puesto en marcha diferentes líneas de subvención para incentivar la contratación en su territorio. Algunas de estas ayudas son de hasta 10.000 euros por nuevo trabajador.
Algunas CCAA lanzan ayudas para que los autónomos puedan contratar

Según los últimos datos de la Encuesta de Población Activa (EPA), sólo en el último trimestre de 2020 –abril, mayo y junio-, se destruyeron más de un millón de empleos y los autónomos con trabajadores a su cargo descendieron en 57.700 personas. Los expertos advierten de una caída aún mayor en el momento en el que los negocios se vean obligados a sacar a los empleados del 'congelador' de los ERTEs. 

Los autónomos y pequeños negocios necesitarán ayudas directas y garantías a la hora de acceder a financiación para poder afrontar la recuperación económica. Para ello, la mayoría de comunidades autónomas han ido poniendo en marcha durante los últimos meses diferentes medidas económicas con el fin de apoyar al tejido productivo de sus regiones. 

Concretamente y en los últimos días, al menos cinco gobiernos regionales han abierto diferentes convocatorias para incentivar la creación de puestos de trabajo en plena crisis por el coronavirus y disminuir la tasa de desempleo en determinados colectivos como víctimas de violencia de género, jóvenes o mayores de 45 años.

Comunidades que han lanzado nuevos incentivos a la contratación

Aragón

El Gobierno de Aragón puso en marcha la semana pasada un nuevo programa para la recuperación e impulso del empleo en la región. Esta convocatoria está dotada con seis millones de euros y prevé dos líneas de subvenciones: una para incentivar la contratación y otra para favorecer la segunda oportunidad en el colectivo de autónomos.

En el caso de las ayudas por la formalización de contratos podrán optar a ellas tanto los autónomos, como otros negocios aragoneses, siempre y cuando tengan menos de 250 empleados en plantilla. Además, para optar a estas ayudas, los empleadores tendrán que formalizar un contrato de, como mínimo, dos años de duración, a jornada completa y con parados de larga duración, mayores de 52 años o personas que hubieran perdido el empleo a raíz de la crisis del COVID-19.

Además, también se requiere que dichos contratos sean con una remuneración mínima de la cuantía resultante de multiplicar el Salario Mínimo Interprofesional anual con 14 pagas por un coeficiente que puede oscilar entre el 1,2 y el 1,6, en función del grupo de cotización al que pertenezca la persona que se vaya a contratar.

Hasta 10.000 euros por nuevo trabajador

Siempre y cuando se cumplan estos requisitos, los autónomos o empresarios empleadores podrán recibir hasta 10.000 euros por nuevo contrato indefinido. En el caso de que fuera uno temporal, de al menos dos años, la ayuda podrá ascender hasta los 7.000 euros.

Una vez más, el importe de la subvención dependerá de diferentes variables como el grupo de cotización al que pertenezca el nuevo trabajador -con unas cuantías mínimas de 8.000 euros si el contrato es indefinido o de 5.310 euros si es temporal-. Además, en cualquier caso, la subvención se incrementará en un 5% si la persona contratada es una mujer y en un 25% si, dicha mujer, ha sido victima de violencia de género.

Por otro lado, y en el mismo marco del nuevo programa para la recuperación e impulso al empleo, el Ejecutivo aragonés también ha puesto en marcha una segunda línea de subvenciones para fomentar la segunda oportunidad entre los autónomos de la región. En este caso, los beneficiarios deberán establecerse de nuevo como autónomos tras haber cesado con carácter definitivo su actividad a raíz del COVID-19 y las ayudas directas podrán ascender hasta los 4.500 euros, con incrementos de hasta el 25% si el emprendedor pertenece a algún colectivo vulnerable.

Castilla y León

La Junta de Castilla y León convocó a finales de julio dos líneas de subvenciones, dotadas con más de cuatro millones en conjunto, e incluidas en el Plan Anual de Políticas de Empleo (Papecyl) para 2020, dirigidas a promover el empleo estable, por un lado, y a facilitar la inserción laboral de personas sin trabajo y en riesgo de exclusión, por otro. 

El primer programa respalda a las empresas que formalicen contratos indefinidos ordinarios a tiempo completo o transformen en indefinidos determinados contratos temporales a menores de 35 años, mayores de 55, mujeres o emigrantes castellano y leoneses retornados. Estas contrataciones deben mantenerse durante al menos dos años.

En segundo lugar, habilita incentivos para los autónomos que contraten a su primer empleado de forma indefinida, por un mínimo de dos años, siempre que el trabajador contratado estuviera desempleado. Y, para finalizar, apoya la conversión a tiempo completo de los contratos indefinidos a tiempo parcial formalizados con mujeres con el objetivo de favorecer la igualdad de oportunidades.

En todos los casos se establece la contratación preferente de colectivos definidos como prioritarios como es el caso de jóvenes menores de 35 años, mayores de 55 años, parados de larga duración, mujeres, emigrantes retornados, personas con discapacidad o en riesgo de exclusión y aquellas que carezcan de prestaciones por desempleo y tengan cargas familiares.

En lo que respecta a la cuantía individual de la ayuda, se establece un importe general de 4.000 euros por cada contrato indefinido realizado, que se incrementará en 1.500 euros cuando la persona contratada tenga menos de 35 años, y en otros 1.500 euros si, además, es titulado universitario o técnico superior de Formación Profesional y se integra en la plantilla de empresas que tengan implementada la economía circular o cuya actividad esté vinculada con el medio ambiente, la sostenibilidad energética y el tratamiento de residuos.

Cabe destacar además, como una de las principales novedades de este año, que la empresa recibirá una partida adicional de 500 euros si el centro de trabajo en el que va a prestar sus servicios el trabajador contratado está situado en municipios con menos de 5.000 habitantes.

Castilla-La Mancha

El Gobierno de Castilla-La Mancha ha aprobado dos nuevos decretos de ayudas destinadas al fomento de la contratación de jóvenes y al impulso del empleo estable que suman una dotación presupuestaria de 11 millones de euros, en el marco del Plan de Medidas Extraordinarias para la Recuperación Económica de la región a raíz del COVID-19.

El primero de ellos es el Contrato Joven, dotado con 8 millones de euros, está destinado a la mejora de la cualificación y el fomento de la inserción de personas jóvenes, con una especial mirada a los colectivos más vulnerables: mujeres víctimas de violencia de género, personas con discapacidad y personas en situación de exclusión social.
 
El Decreto recoge cuatro líneas de actuación. La primera dispone ayudas para la formalización de contratos de formación y aprendizaje para jóvenes, que alternan cualificación profesional y experiencia laboral remunerada, con una duración mínima de un año y una ayuda de 5.140 euros por contratación.
 
La segunda de las líneas va destinada a apoyar las contrataciones en prácticas de jóvenes con titulación universitaria o de FP de Grado Medio y Superior, también a tiempo completo durante un año y con una ayuda de 5.140 euros por contrato.

La tercera busca impulsar el relevo generacional en las empresas estimulando los contratos relevo, con una duración mínima de seis meses y una ayuda de 5.140 euros por contrato.

Por último, la cuarta línea engloba los contratos anteriores, en formación, en prácticas y contratos relevo, junto con contratos temporales en empresas de inserción, y recoge ayudas para su transformación en contratos indefinidos. En este caso las ayudas son de 5.300 euros.

Además, "todas las ayudas se incrementarán en 700 euros en el caso de mujeres víctimas de violencia de género, personas con un grado de discapacidad igual o superior al 33%, personas en riesgo de exclusión social y para trabajadores en procesos de inserción de empresas de inserción, además de si supone la primera contratación indefinida por parte de un autónomo”, según explicaron desde la Consejería de Economía, Empresas y Empleo. Los contratos objeto de subvención deben haberse formalizado o formalizarse desde el 1 de octubre de 2019 y hasta el 30 de septiembre de este año.

Ayudas a la contratación indefinida

Por otro lado, el segundo de los decretos prevé tres líneas de subvenciones para incentivar la contratación indefinida en la región. La primera línea está dirigida a la contratación indefinida de personas en situación de desempleo: personas desempleadas de larga duración, mayores de 45 años y, como novedad, para aquellas personas que hayan perdido o pierdan su trabajo a causa del COVID, "para adaptar el impacto de las ayudas a las circunstancias actuales", señalan desde la Consejería.

Los incentivos en estas contrataciones van desde los 5.140 hasta los 6.000 euros, según la categoría y tramos de edad. Éstas cuantías se incrementarán en 700 euros en el caso de personas no perceptoras de prestación, personas que han obtenido un Certificado de Profesionalidad en los últimos seis meses y participantes en el Garantía +55”, y en 1.000 euros si son mujeres víctimas de violencia de género, personas procedentes de procesos de inserción o personas en riesgo de exclusión social.
 
La segunda de las líneas está destinada a apoyar la conversión de contratos temporales en indefinidos, siempre que estos procesos conlleven contratos a jornada completa y la transformación no derive de una Inspección de Trabajo. Esta línea contempla ayudas de entre 4.000 y 5.300 euros, ampliables en 700 y 1.000 euros en los casos ya mencionados.
 
Por último, la tercera línea busca impulsar la conversión de contratos indefinidos a tiempo parcial en indefinidos a jornada completa. En este caso, el incremento de la jornada debe ser de al menos un 25 por ciento, y la ayuda será de 2.500 euros, ampliables también en otros 1.000 euros en el caso de mujeres víctimas de violencia de género, personas en exclusión social o personas procedentes de empresas de inserción. El plazo de solicitudes se abrirá el día siguiente a su publicación en el DOCM y hasta el 30 de noviembre.

Comunidad de Madrid

La Comunidad de Madrid abrió el pasado 4 de agosto el plazo para solicitar las ayudas para la contratación recogidas en el Programa Madrid Emplea. Las normas reguladoras y el procedimiento de concesión directa de subvenciones del programa de incentivos a la contratación indefinida ya se encuentran publicadas en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid (BOCM).

El Consejo de Gobierno autorizó la semana pasada un primer gasto de 12,5 millones de euros destinado a financiar cinco líneas de subvenciones, que buscan incentivar la contratación estable de personas que han perdido su empleo durante la crisis o la recuperación de trabajadores afectados por ERTE. Estas ayudas están recogidas dentro del Plan Horizonte Empleo 2021, con el que el Gobierno regional pretende crear o mantener más de 11.000 contratos estables.

El primero de los incentivos está orientado a la reincorporación de trabajadores contratados indefinidamente afectados por expedientes de regulación temporal de empleo. El importe de la subvención para estas líneas se sitúa en 3.000 euros por cada reincorporación a tiempo completo y en 2.000 euros por cada restablecimiento de jornada a tiempo completo.

La segunda línea de ayudas se centra en el mantenimiento del empleo de mayores de 50 años contratados de forma indefinida, con una subvención de 3.000 euros. Por su parte, la tercera busca ampliar los contratos indefinidos de tiempo parcial a jornada completa, con entre 1.000 y 2.000 euros, en función del porcentaje de jornada que se amplíe.

La cuarta línea de ayudas del programa Madrid Emplea es la orientada a la contratación indefinida de personas que hayan perdido su puesto de trabajo de forma involuntaria durante el Estado de alarma. En este sentido, se subvencionará con un importe de 5.000 euros cada contratación indefinida inicial a tiempo completo realizada a personas desempleadas demandantes de empleo inscritas, al menos el día anterior a su contratación, en las oficinas de empleo de la Comunidad de Madrid. Por último, se incrementa en 500 euros el importe de las ayudas para la contratación indefinida en Prácticas y Formación y Aprendizaje de jóvenes 

La Rioja 

El Gobierno de la Rioja anunció a finales de julio la puesta en marcha de cuatro líneas con medidas para incentivar la contratación, para ayudar a los trabajadores afectados por ERTE y de ayudas en el ámbito de la conciliación y corresponsabilidad.

En cuanto a la primera de las líneas, las subvenciones irán dirigidas a incentivar la contratación  con una dotación presupuestaria de 300.000 euros para 2020. Estos  incentivos serán para aquellos autónomos o empresas riojanas que contraten a trabajadores en desempleo, con discapacidad, menores de 30 años, hombres mayores de 45 años y mujeres mayores de 40 años, parados de larga duración, perceptores de Renta de Ciudadanía y otros colectivos vulnerables.

Las ayudas oscilan entre los 2.000 y los 5.000 euros por cada contrato temporal y entre los 4.000 y los 7.000 euros por cada contrato indefinido. Además,  se prevé introducir algunas novedades para fomentar también los contratos de prácticas y de formación e incentivar la conversión de contratos temporales en indefinidos.

Algunas CCAA lanzan ayudas para que los autónomos puedan contratar