Medidas para luchar contra la despoblación

Los autónomos que trasladen o inicien su actividad en Castilla y León recibirán ayudas de hasta 10.000 euros

Hasta el próximo 30 de junio, Castilla y León ofrecerá ayudas de hasta 10.000 euros para luchar contra la despoblación. Irán destinadas a nuevos autónomos que emprendan en el territorio o para aquellos residentes que vuelvan a la actividad.

Ayudas para trasladar tu negocio a Castilla y León.
Ayudas para trasladar tu negocio a Castilla y León.
Los autónomos que trasladen o inicien su actividad en Castilla y León recibirán ayudas de hasta 10.000 euros

La Junta de Castilla y León ofrece una línea de ayudas destinadas a impulsar el asentamiento de pequeños negocios y autónomos en el territorio. Financiará con ayudas de hasta 10.000 euros a aquellos trabajadores por cuenta propia que desplacen su actividad a Castilla y León. Estas subvenciones ya pueden solicitarse y estarán abiertas hasta el próximo 30 de junio con el fin de luchar contra la despoblación.

Esta nueva línea de ayudas, promovida por la Consejería de Empleo e Industria, pretende contribuir a revertir el proceso de pérdida de actividad económica y de empleo que experimenta la Comunidad Autónoma, favoreciendo el asentamiento de población en el medio rural mediante la captación de trabajadores autónomos.

La convocatoria publicada en el Boletín Oficial de Castilla y León (BOCYL) establece ayudas de 6.000 euros por cada trabajador autónomo que traslade su actividad a Castilla y León desde otra comunidad. Esta cuantía podría incrementarse en 2.000 euros si la actividad económica se ubica en un municipio de menos de 5.000 habitantes que diste más de 15 km de una capital de provincia. Además, si la beneficiaria de las ayudas es una mujer, esta subvención aumentará en otros 2.000 euros pudiendo alcanzar una cuantía máxima de 10.000 euros.

Los autónomos o pequeños negocios beneficiarios de la subvención deberán mantener su actividad en la comunidad durante un periodo mínimo de 4 años. También estarán obligados a  trasladar su domicilio fiscal y su residencia a Castilla y León empadronándose en un municipio del territorio. Todo ello en el plazo máximo de un mes desde que se le notifique la concesión de la ayuda solicitada. El plazo para cursar las solicitudes estará abierto hasta el 30 de junio de este año y deberán presentarse de forma telemática. El modelo puede  obtenerse en la sede electrónica de la Administración de Castilla y León, acompañado de la correspondiente documentación.

Ayudas para el mantenimiento del empleo hasta el próximo 13 de abril

Por otra parte, los autónomos que ya desarrollen su actividad en Castilla y León ya pueden solicitar la ayuda de 5.000 euros para ayudar al mantenimiento de sus asalariados o para pagar sus cuotas en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) durante los seis meses siguiente a la concesión de esta ayuda. Según recoge el Boletín Oficial (BOCYL), los trabajadores por cuenta propia podrán emplear el dinero en sufragar costes laborales o salariales tanto de sus empleados como los suyos propios.

Junto a la condición de mantener el empleo en sus negocios, los beneficiarios de esta subvención deberán comprometerse a emprender, durante seis meses, actuaciones que faciliten o bien su transformación digital, o bien su transición hacia una producción más respetuosa con el medio ambiente. Con esta ayuda, la Comunidad se suma a otros territorios como Cantabria, donde también los autónomos cuentan con el apoyo económico de 5.000 euros si cumplen estos requisitos.

La convocatoria permanecerá abierta en Castilla y León hasta el próximo 13 de abril y las solicitudes, acompañadas de la documentación correspondiente, se tramitarán de forma exclusivamente telemática a través de la sede electrónica de la Administración de la Comunidad. Cabe recordar que cada autónomo beneficiario de estas ayudas recibirá 5.000 euros que podrá emplear en lo que considere más conveniente para la viabilidad de su negocio. No obstante, fuentes oficiales del Gobierno autonómico explicaron que "una vez transcurridos los seis meses siguientes a la notificación de la resolución de concesión, y dentro del plazo de 15 días, los beneficiarios tendrán que presentar ante la Dirección General de Economía Social y Autónomos la justificación del cumplimiento de las actuaciones subvencionadas y los gastos realizados.

Requisitos para ser beneficiarios de los 5.000 euros

En el Boletín Oficial de Castilla y León aparecen recogidos los requisitos y las bases para que los autónomos y pequeñas y medianas empresas puedan acceder a esta nueva línea de ayudas por un importe de 5.000 por beneficiario:

  • Los trabajadores autónomos, personas físicas, tienen que que desarrollar su actividad en el ámbito territorial de la Comunidad de Castilla y León.
  • Tener al menos un centro de trabajo en esta comunidad.
  • No contar con más de diez trabajadores asalariados.
  • Poseer un volumen de negocio inferior a dos millones de euros.

Asimismo, las cooperativas y sociedades laborales que quieran optar a esta ayuda deberán desarrollar su actividad empresarial en la Comunidad y tener al menos un centro de trabajo en esta comunidad. Y en el caso concreto de las cooperativas, deberán haber optado por la modalidad de asimilados a personas trabajadoras por cuenta ajena a efectos de la Seguridad Social.

Documentos a aportar junto a la solicitud

  • Modelo de solicitud descargable en la sede electrónica de la Junta de Castilla y León.
  • Declaración responsable de adecuación al principio de 'no causar daño significativo' (también incluida en la web de la Administración).
  • Compromiso escrito de realizar la acción de apoyo para iniciar una transformación digital
  • Compromiso escrito de realizar la acción medioambiental o de sostenibilidad en sus negocios

Los autónomos que trasladen o inicien su actividad en Castilla y León recibirán ayudas de hasta 10.000 euros