viernes. 15.01.2021

Y PARA LOS QUE CONTRATEN FAMILIARES

Ayudas de 3.000 euros para los nuevos autónomos de Castilla La Mancha

Castilla-La Mancha ha puesto en marcha un plan para ayudar a sus autónomos dados de alta entre noviembre de 2019 y diciembre de 2020.

Ayudas de 3.000 euros para los nuevos autónomos de Castilla La Mancha

El Gobierno de Castilla La Mancha aprobó el pasado lunes 21 de diciembre un paquete de ayudas dotado con un total 1,9 millones de euros destinados al fomento de la actividad de los autónomos de la región que se hayan dado de alta entre el 1 de noviembre de 2019 y el pasado 27 de diciembre de 2020. 

El importe al que podrán optar estos nuevos autónomos asciende a los 3.000 euros por cada  beneficiario y servirá para cubrir los gastos inherentes al inicio de la actividad.  Además de esta primera línea que va dirigida al apoyo en los inicios y puesta en marcha del negocio, la consejería también aprobó una segunda para fomentar la contratación de familiares por parte de los trabajadores por cuenta propia. 

Esta segunda línea consiste en una ayuda para aquellos autónomos que incorporen a familiares como empleados en el negocio, siempre y cuando éstos tengan un segundo grado de consanguinidad con ellos -es decir, sean sus hermanos, sus abuelos o sus nietos-.

Ambas líneas de actuación están recogidas en un Decreto que ya ha sido aprobado por el Consejo de Gobierno de Castilla La Mancha y, según declaró su consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco, “cada una de las ayudas de hasta 3.000 euros son complementarias a las ayudas a fondo perdido que el Gobierno autonómico ha aprobado con motivo de la pandemia”.

El único requisito: haberse dado de alta a partir de noviembre de 2019

El objetivo de estas nuevas ayudas del Gobierno castellano-manchego es ampliar el espectro de nuevos autónomos que pueden acceder a ellas, debido a la complicada situación por la que atraviesa el colectivo a raíz de la pandemia. Es por ello que, para solicitar esta subvención, existe un único requisito, además de estar al corriente de pago con las obligaciones con la Administración : los trabajadores por cuenta propia deben haberse dado de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) entre noviembre de 2019 y diciembre de 2020.

La consejera definió este paquete de ayudas como “una respuesta complementaria a las ayudas directas y a fondo perdido”. Además, añadió que están destinadas principalmente “a dar apoyo a todas las personas que iniciaron una actividad de autoempleo y necesitan un impulso. Forman parte del Plan de Medidas Extraordinarias aprobado a causa de la pandemia del Coivid-19", señaló Franco.

Se eliminan los requisitos de presentar facturas y el año de antigüedad

Uno de elementos importantes de estas ayudas, y que fueron anunciados por Franco, es el hecho de que además de fijar hasta 3.000 euros por ayuda, “se suprime el requisito de presentar facturas”. El motivo es que, desde la Consejería, dan por hecho que "la persona que se ha dado de alta en este tiempo en el RETA, ha tenido que afrontar unos gastos que se han acentuado incluso con la crisis".

También se elimina otro requisito a la hora de solicitar las ayudas: el de contar con un año de antigüedad. Según las palabras de la consejera de Economía, Empresas y Empleo, la medida  “está en el marco del consenso y el diálogo social”. De hecho, la decisión de poner en marcha estos beneficios se extrae del acuerdo entre las asociaciones de autónomos que trabajan en la comunidad, "así como con los agentes sociales en el ámbito de la Comisión de Empleo y Formación en la que debatimos y acordamos todas nuestras líneas”.

Franco aprovechó su intervención para hacer balance de los resultados del  ‘Plan de Autoempleo, Creación de Empresas y Emprendimiento’ que el Gobierno de Castilla La Mancha inició en 2016. Según señaló la consejera, la iniciativa ha beneficiado  hasta la fecha a 9.728 personas autónomas con una inversión de 24,4 millones de euros.

El Plan de Empleo aprobará 97 proyectos de entidades sin ánimo de lucro

Además de los planes relativos al mantenimiento de la actividad y a la incorporación de familiares por parte de los trabajadores autónomos, la consejera de Economía, Empresas y Empleo, avanzó algunos aspectos importantes de su Plan de Empleo. “Esta iniciativa está dirigida a ayudar a a entidades sin ánimo de lucro, para que lleven a cabo contrataciones de personas desempleadas de colectivos vulnerables y en riesgo de exclusión social”, explicó la consejera en la nota de prensa. 

El plan de la consejería, puesto en marcha el pasado 26 de noviembre, cuenta con una inversión total de 1.749.800 euros. Según las fuentes oficiales, este capital se destinará a la contratación de 242 personas en riesgo de exclusión social y servirá también para la aprobación de 97 proyectos realizados por entidades sin ánimo de lucro. 

En relación a estos proyectos que serán aprobados, la provincia que contará  con un mayor número de ellos será Ciudad Real, que tendrá 48,  y permitirá contratar a 124 personas. En segundo lugar se sitia Albacete, con 23 proyectos para 54 personas y 375.700 euros de inversión.

Según la consejera, gracias a este Plan de Empleo, en Castilla-La Mancha se han resuelto “convocatorias y nuevas iniciativas para más de 11.000 personas de la región que necesitan una respuesta por parte del Gobierno regional”.

Ayudas de 3.000 euros para los nuevos autónomos de Castilla La Mancha