miércoles. 08.07.2020

EL 35% DE LOS PEQUEÑOS ARRENDATARIOS HA SUFRIDO IMPAGOS

La falta de ayudas impide a muchos comerciantes pagar el alquiler de su local

La falta de ayudas impide a muchos comerciantes pagar el alquiler de su local

Los comerciantes han tenido que permanecer cerrados durante la crisis y, muchas veces, sin garantías de acceso  a ayudas como la moratoria de arrendamientos. Esto ha hecho que muchos no puedan hacer frente al pago del alquiler y contraigan deudas con sus caseros, pequeños propietarios.

La falta de ayudas impide a muchos comerciantes pagar el alquiler de su local

En España hay cerca de un millón de locales comerciales, la mitad de ellos corresponden al comercio minorista. Más 175.000 establecimientos regentados por trabajadores autónomos han tenido que permanecer cerrados y sin obtener ningún tipo de beneficio ni facturación durante el periodo del Estado de Alarma.

La crisis sanitaria del Covid-19 ha dañado la economía de la mayoría de los sectores, de forma más contundente para los autónomos del comercio minorista. Estos trabajadores siguen sufriendo la morosidad en el pago de sus facturas y ahora también ellos han pasado a incumplir algunas de sus obligaciones porque se han visto sin ingresos para hacerlo a sabiendas que un autónomo siempre responde de sus deudas con todo su patrimonio.  Una de estas obligaciones ha sido el alquiler del local, un pago que puede ascender a más de 2.000 euros en ciertas provincias españolas y que ha sido imposible de asumir para algunos comerciantes.

El parón en la actividad de los comerciantes y las dificultades para acceder a algunas ayudas y prestaciones ha afectado también a los pequeños propietarios: el 35% de estos arrendadores dicen haber sufrido impagos, según un informe de Tecnotramit.

La mala situación que atraviesan los comerciantes afecta a los propietarios de los locales que, en su mayoría, no son grandes tenedores y algunos de ellos son también autónomos que “complementan sus ingresos con la renta de los inmuebles. Además, a la situación de morosidad en la que incurren los inquilinos, se añade la circunstancia de que tienen que seguir asumiendo sus cargas fiscales”, explicó David Viladecans, director de la Asesoría Jurídica Tecnotramit.

No se garantiza la moratoria en estos locales

El Gobierno planteó, en un principio, un paquete de medidas de ayuda con carácter social para solventar los problemas de impago de alquileres, de los locales en los que se desarrollan actividades que han estado paralizadas durante casi dos meses. Sin embargo, estas medidas iban dirigidas exclusivamente al colectivo de grandes tenedores, dejando fuera a los pequeños propietarios del comercio minorista.

Mientras que los propietarios de más de diez establecimientos tienen un Real Decreto –el 15/2020-, que regula las opciones que tienen tanto arrendador como el arrendatario para solucionar los impagos de alquileres, y garantiza a ambas partes una cobertura para que aplacen estas obligaciones, en el caso de los locales de pequeños propietarios, no existen tales garantías.

Y mes y medio después de que entrara en vigor ese Real Decreto, las soluciones para los pequeños tenedores con impagos o retrasos en sus rentas siguen sin llegar. “El Estado todavía no ha ofrecido para ellos ninguna solución. Lo que tiene que hacer una persona que tiene su negocio cerrado, o que no llega a una cantidad de beneficios mínimos para poder pagar su alquiler, es hablar con el propietario del local e intentar negociar una solución. No le queda otra”, aseguró el director de la Asesoría Jurídica Tecnotramit.

Si bien una de las medidas a la que sí hacía referencia la legislación respecto a los locales de pequeños propietarios es la de utilizar la fianza para pagar una o varias rentas en función de cuánto fuese la fianza, ésta no es del todo apropiada. “Se ha permitido legalmente usar la fianza como pago de la renta, pero no se debería utilizar ya que su función no es esa”, señaló Viladecans.

“Para aliviar la situación de los pequeños propietarios, deberían establecerse una serie de medidas de flexibilización, o algún tipo de arbitraje obligatorio para ambas partes”, explicó el abogado laboralista Alberto Sierra.

Afortunadamente, en la mayoría de los casos, los abogados se han encontrado con que ambas partes han conseguido alcanzar un acuerdo. “Lo que más se está viendo es que, durante un periodo de tiempo pactado, el propietario no cobra al inquilino y éste se compromete a devolver las cuotas durante los siguientes 12 meses”, añadió el abogado.

La exención del IVA ha favorecido los acuerdos

La moratoria de las rentas de los locales del comercio minorista está siendo la solución mejor acogida por el colectivo, a pesar de que falta regulación que garantice la eficacia de la medida. La mayoría de propietarios pequeños están aceptando el aplazamiento de las cuotas del alquiler, fundamentalmente porque así quedan exentos de pagar el IVA.

“Hacienda aclaró que siempre y cuando se alcanzase un acuerdo y se documentase, se consideraba que el IVA, tanto si había una moratoria como una condonación, no se devengaba. Es decir, que la posposición del pago de la renta exime al propietario de ingresar ese impuesto. Esto ha quitado mucha presión a los propietarios y ha favorecido bastante que se estén alcanzado acuerdos”, explicó el abogado David Viladecans.

Además, “la mayoría de los pequeños propietarios tienen a inquilinos que les convienen”. Los pequeños tenedores son conscientes de que la situación está siendo muy complicada y que, “si su inquilino se va del local y tiene que volver a alquilárselo a otra persona, va a obtener mucha menos renta que antes. Los locales comerciales padecerán una pérdida de valor y una bajada de las rentas en el caso de que tengan que volver a alquilar el local”, comentó Viladecans.

Por todo ello,  la mayoría de los propietarios están siendo flexibles con sus arrendatarios. Han visto en la moratoria una buena medida para mantener al inquilino, “le quitan la presión de tener que abonar el alquiler en los meses que no han obtenido beneficios, y ellos no pierden nada ya que se lo van a ingresar más adelante”, concluyó el director de la Asesoría.

La falta de ayudas impide a muchos comerciantes pagar el alquiler de su local