Domingo. 16.06.2019

Un millar de pymes y autónomos se digitalizarán este año

Cámara de España dota con 5,6 millones de euros al programa TICCámaras, que incorpora ayudas de hasta 7.000 euros.

Un millar de pymes y autónomos se digitalizarán este año

Apostar por la digitalización de los más pequeños es una de las líneas de negocio que lleva impulsando la Cámara de España desde hace varios años. Y 2017 no iba a ser menos. El organismo que preside José Luis Bonet ha anunciado que dedicará en total de 5,6 millones de euros al programa TICCámaras, cofinanciado por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER). A través de ayudas de hasta 7.000 euros a la inversión en soluciones de tecnologías de la información y las comunicaciones, serán un total de 1.000 los autónomos, micropymes y pymes los que podrán dar un paso más allá en la digitalización.

El objetivo es “la mejora de la competitividad de las pymes mediante la adopción, uso y aprovechamiento de las tecnologías de la información y la comunicación”, explican fuentes de Cámara de España mediante un comunicado. Así el programa se dividirá en dos ejes: el aumento de la productividad y ahorro de costes mediante la incorporación de procesos productivos más eficaces, por un lado y, por otro, el aprovechamiento de las oportunidades comerciales que ofrece actualmente internet mediante el comercio electrónico y el marketing digital.

Cabe recordar que el programa que celebra este año su cuarta edición ha beneficiado 3.600 empresas, en su mayoría micropymes y autónomos.

Dos fases y seguimiento

TICCámaras consta de dos fases. Una primera de análisis sin coste, en la que los expertos de las distintas Cámaras de Comercio comprobarán el nivel de digitalización de la empresa, así como sus posibilidades de mejora. Además, compararán su nivel de competitividad con su entorno económico y de mercado.

A partir de ahí, y detectados los posibles déficits, se implantarán las soluciones TIC precisas, recibiendo la empresa una ayuda directa de entre el 50% y el 85% de la inversión, dependiendo de la Comunidad Autónoma. Posteriormente la Cámara de Comercio realizará un seguimiento de la implantación, controlando el ritmo de ejecución y de la adecuación de los proyectos. Por otra parte, y con el objetivo de que la cultura TIC arraigue entre el tejido productivo español, especialmente entre las empresas de menor dimensión, se llevarán acciones de sensibilización.

Según la experiencia de los años precedentes, la falta de actualización de diseños y contenidos web o, incluso, no disponer de ella, la ausencia de una plataforma de comercio electrónico, la gestión inadecuada de la presencia en redes sociales y la falta de medición de los resultados o impactos de sus actuaciones en marketing digital son las principales carencias detectadas.

Un millar de pymes y autónomos se digitalizarán este año