viernes. 23.08.2019

SE PRETENDE LLEGAR A 1.000 FUTUROS AUTÓNOMOS

Los parados y mayores castellanoleoneses dispondrán de hasta 8.500 euros para arrancar un negocio

Los parados y mayores castellanoleoneses dispondrán de hasta  8.500 euros para arrancar un negocio

Los autónomos de Castilla y León ya pueden optar a ayudas de hasta 8.500 euros para financiar sus gastos de inicio de actividad. Desde costes de licencia o gestoría  hasta cursos de formación. Esta línea de subvenciones pretende ayudar a más de 1000 emprendedores en situación de desempleo.

Los parados y mayores castellanoleoneses dispondrán de hasta 8.500 euros para arrancar un negocio

Los parados y mayores de 45, así como los jóvenes que quieran arrancar un negocio en Castilla y León podrán optar a ayudas de hasta 8.500 euros. El presupuesto es de 5,5 millones de euros destinados por la Consejería de Empleo de Castilla y León para promover el establecimiento de nuevos autónomos en la comunidad. Los primeros gastos de un negocio suelen ser los más difíciles de afrontar. Por eso, esta línea subvencionará los costes de inicio a más de 1000 autónomos con un proyecto en sus primeras fases. 

El objetivo de estas ayudas es fomentar el establecimiento por cuenta propia de personas desempleadas, especialmente mujeres y emigrantes de Castilla y León retornados y personas mayores de 55 años. La cantidad de gastos subvencionables variará en función del perfil del solicitante. 

Con estas ayudas, el autónomo podrá cubrir sus primeros gastos -de alquiler del local; impuestos o licencias- además de costes de contratación de aquellos servicios externos que sean necesarios para el desarrollo de la actividad  -gestoría o asesoramiento, entre otros-. La financiación prevé también la cobertura de gastos en cursos de formación en dirección; gestión empresarial; nuevas tecnologías y comunicación. 

Hasta 8.500 euros para cubrir gastos 

  • Desempleados  

Aquellos solicitantes que sean desempleados podrán optar a ayudas de 5.500 euros para cubrir los gastos del inicio de su actividad. Dentro de esta categoría se primará a mujeres y emigrantes de Castilla y León  retornados a la comunidad. 

  • Mayores de 55 años 

Aquellos emprendedores que establezcan su negocio en Castilla y León y tengan más de 55 años podrán optar a una subvención de 7.000 euros cuando el autónomo sea hombre y de 8.500 en caso de ser mujer. 

  • Mayores de 45 años o desempleados de larga duración 

Las ayudas cuentan con un incremento de 500 euros si el autónomo tiene más de 45 años o es desempleado de larga duración. Para recibir esta cantidad, los solicitantes no pueden ser beneficiarios de ninguna prestación o subsidio por desempleo. 

En cualquier caso, los requisitos de acceso a la solicitud vienen determinados por el propio objetivo de la ayuda. Para acceder a la subvención los solicitantes deberán, por un lado, establecer un negocio en Castilla y León además de estar en situación de desempleo o tener más de 55 años. Los interesados tendrán hasta el 31 de agosto para formalizar la solicitud a través de la web de la Consejería de Empleo (Ecyl). 

En la misma convocatoria del pasado mes de mayo, la Junta castellano-leonesa anunció junto a esta línea de subvenciones otra dirigida, en este caso, a jóvenes emprendedores. 

Ayudas al emprendimiento juvenil 

En segundo lugar, La Consejería de Empleo de Castilla y León ha convocado una línea de ayudas específica, cofinanciada por el Fondo Social Europeo, a través de la Iniciativa de Empleo Juvenil y destinada a fomentar el autoempleo de los jóvenes de la comunidad inscritos en el Sistema de Garantía Juvenil.  

Este año, la línea de subvención se ha incrementado hasta llegar a un importe de 145.000 euros. Los jóvenes podrán por tanto optar a un importe base de la subvención de 5.500 euros, que se incrementa en 1.500 euros si la persona beneficiaria es mujer o emigrante castellano leonés retornado.  

Además, las ayudas cuentan con un incremento de 500 euros si el autónomo es desempleado de larga duración y no percibe prestación o subsidio por desempleo, o si está en situación de riesgo de exclusión social. Los interesados en estas ayudas tienen hasta el 30 de septiembre de 2019 para formalizar su solicitud.

Los parados y mayores castellanoleoneses dispondrán de hasta 8.500 euros para arrancar un negocio