jueves. 01.10.2020

YA ESTÁ OPERATIVA LA SEGUNDA LÍNEA

¿Puede un trabajador autónomo solicitar varios préstamos avalados por el ICO?

¿Puede un trabajador autónomo solicitar varios préstamos avalados por el ICO?

El Gobierno puso en marcha un total de 140.000 millones de euros en avales del ICO. La segunda línea ya está operativa pero ¿puede un autónomo solicitar un nuevo préstamo si ya se acogió a la primera?

¿Puede un trabajador autónomo solicitar varios préstamos avalados por el ICO?

Desde la semana pasada, los trabajadores autónomos pueden solicitar la segunda línea de avales del Instituto Oficial de Crédito (ICO) de 40.000 millones de euros. Con ésta última, son ya 140.000 millones de euros los que ha destinado el Ejecutivo para respaldar a aquellos autónomos y empresarios que necesitan acceder a financiación. 

En concreto, el Gobierno puso en marcha durante el confinamiento una primera línea de avales públicos de 100.000 millones de euros, divida en cinco tramos, para dotar al tejido empresarial de liquidez durante los peores meses del confinamiento, y con la que se avaló el 80% del crédito en nuevas operaciones de financiación o renovaciones que hicieran los autónomos o pymes. Y, posteriormente – a finales de julio -, amplió la dotación con otros 40.000 millones de euros adicionales, de los que ya se han habilitado 8.000 millones, de los cuales 5.000 millones de ellos van específicamente destinados a autónomos y pequeños negocios.

La cuestión es que, ahora, algunos de los trabajadores por cuenta propia que ya solicitaron un préstamo a través de algunos de los primeros tramos que puso en marcha el Gobierno, vuelven a necesitar liquidez para circulante o incluso, esta vez, para invertir en su negocio. ¿Pueden éstos autónomos solicitar un crédito avalado pro segunda vez?

Límite en la cantidad, no en el número de préstamos

“Ambas líneas de avales públicos no son incompatibles. Y un autónomo podría solicitar la segunda, aún siendo beneficiario de un crédito de la primera línea”, aseguró Luis Fernando Conde, economista y asociado al bufete AGM Abogados en las áreas de Corporate Finance y Gestión de Crisis. Sin embargo, no todo vale.

Según Conde aunque no hay un límite en el número de créditos públicos que se pueden solicitar, sí lo hay en la cuantía avalada: “hay que sumar los importes. Es decir, si un autónomo solicitó una línea de avales por el COVID-19 por un determinado importe, y ahora solicita otro préstamo por otro importe, se sumarían los dos y ese resultado será el que establezca si se ha llegado al límite”.

El límite de los créditos ICO de inversión es, como detallan desde AGM Abogados,  es de haasta un máximo de 1,5 millones de euros en una o varias operaciones de préstamo a autónomos y empresas. Este límite será máximo y deberá acumularse junto con el resto de financiación obtenida a través de la primera línea de avales ICO. Asimismo y cuando el total de los préstamos a avalar, teniendo en cuenta también la línea de avales aprobada al amparo del RD-Ley 8/2020, de 17 de marzo, supere los 1,5 millones de euros, el importe nominal a avalar no podrá superar las siguientes condiciones:

  • Doble de la masa salarial en 2019, (incluyendo cotizaciones sociales y coste del personal de las subcontratas desempeñadas en las sedes)
  • El 25% de la facturación de 2019 

Que se pueda, no significa que se deba

Ahora bien, que un autónomo pueda acceder a varios créditos ICO no significa que deba hacerlo. Tampoco que se lo vayan a conceder. Según Conde, son las entidades bancarias las que tienen la última palabra, pues son las que deciden si se les admite.

Asimismo, Conde incidió en el hecho de que aunque ambas ayudas estén disponibles y enfocadas para los trabajadores por cuenta propia y pequeños negocios, éstas no persiguen el mismo fin. Así, mientras que la primera línea estaba enfocada a dotar de liquidez a los negocios durante los meses del confinamiento para que pudieran hacer frente a sus obligaciones, como el pago de los sueldos de sus empleados, a los proveedores o cubrir diferentes gastos. La segunda está enfocada a eso y también a “financiar la inversión y todo el proceso de transformación que se tiene que abordar, particularmente en la digitalización y la transformación ecológica", como describió la vicepresidenta tercera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, durante su intervención en el Pleno Extraordinario de la Cámara de España.

De tal forma, que esta última línea no va sólo destinada “a avalar la liquidez del capital circulante de las empresas y por tanto el pago de sus gastos diarios, como alquileres, suministros o salarios, sino que también está dirigida a fomentar la inversión productiva. Es decir, a apoyar en la segunda parte del año no sólo el mantenimiento del tejido productivo, sino además la inversión de futuro de los negocios", dijo Calviño.

Precisamente, este concepto de inversión en el negocio es la razón “por la que el banco va a exigir al autónomo que justifique la necesidad del dinero. Es decir, tendrá que acreditar en qué va a destinar la inversión, bien sea compra de material, de equipos, una nueva instalación”. A juicio de este economista, se trata de un filtro muy importante “porque no se puede solicitar un ICO, para pagar el anterior crédito solicitado. Eso es una linea roja. Ya que los ICO en ninguna de sus dos modalidades están pensados para reducir o cancelar deudas".

En cuanto a si la linea/s ICO solicitadas son compatibles con el resto de subvenciones públicas, Conde señaló que “en principio sí. Cada convocatoria establece los límites de acceso y, a priori, ser beneficiario de un ICO no debería ser un impedimento, por ejemplo, para acceder a las ayudas destinadas al ámbito cultural”.

Los nuevos avales del ICO no se están solicitado

Aunque apenas llevan una semana a disposición del tejido producto, la demanda de esta segunda línea de avales públicos no es tan intensa como la primera. Así lo está percibiendo Ainhoa García, abogada de Legálitas: “no está funcionado igual. Lo que me llega de las entidades bancarias es que los autónomos y pequeños negocios no están solicitando esta segunda línea tanto como la anterior”.

A su modo de ver, la caída de la demanda de avales se debe a que "esta segunda línea está destinada ahora, más bien, a cubrir las inversiones que realizan las empresas, y no los problemas de liquidez que tienen”. Por ese mismo motivo, García recomendó “no pedir otro aval más hasta no estar seguro de que se va a tener la capacidad para devolverlo. Porque, al fin y al cabo, es un endeudamiento”.

¿Puede un trabajador autónomo solicitar varios préstamos avalados por el ICO?