lunes. 16.09.2019

JAVIER CAMPO, SOCIO DE EUROSUBVENCIONES

Consejos para optar a subvenciones españolas y europeas

Consejos para optar a subvenciones españolas y europeas

El socio consultor de Eurosubvenciones, Javier Campo Marquina, cuya compañía asesora a las entidades para acceder a financiación pública y privada, explica a EFEemprende cuáles son los mejores consejos y los errores más comunes a la hora de solicitar una subvención.

Consejos para optar a subvenciones españolas y europeas

"A los emprendedores lo primero que les diría es que una ayuda sirve para apoyar puntualmente el desarrollo de un proyecto o de la propia empresa", ha explicado Campo, que al mismo tiempo ha advertido de que si una startup depende de la concesión de una ayuda, va mal encaminada. A aquellas startups que se encuentran en una fase inicial de desarrollo y en proceso de materialización de su idea en un modelo de negocio les aconseja evitar a toda a costa "adaptar"  la estructura o el modelo empresarial a los requisitos de la ayuda. "Si un emprendedor desarrolla un negocio para el cual pide una ayuda, que sea porque encaja con la misma", ha dicho el socio consultor de Eurosubvenciones, de modo que la subvención y el proyecto del demandante se correspondan de manera natural.

Campo ha recordado que las ayudas son para "ir un paso más allá sobre el plan de negocio establecido" y "arriesgar un poco más", en ningún caso para sufragar los costes del "día a día" de los miembros que componen la startup. "Lo idóneo es que tu negocio sea rentable a largo plazo por sí mismo y que las ayudas sean un empujón puntual", ha insistido.

El plan de negocio, fundamental

"El segundo consejo es hacer un plan de negocio", algo que en muchos casos "no se hace", ha apuntado. El plan tiene que elaborarse como "un documento vivo" que marque la hoja de ruta y en el cual quede reflejado para qué sirve la idea, si existe algo similar en el mundo y, en caso afirmativo, sopesar si la mejor idea es comprar dicha idea o desarrollar una vertiente diferenciada de la misma. Además, es fundamental la incorporación de un desglose de todos los gastos que acarrea la ejecución del proyecto dentro del plan, como costes en recursos humanos e instalaciones, hasta el pago de las obligaciones fiscales pertinentes, ha detallado.

Sin embargo, Javier Campo ha señalado que todo este esfuerzo es en vano sino la startup no es capaz de demostrar que su idea o su producto se puede comercializar y que posibilite, de este modo, la rentabilización económica del proyecto. 

Gran error no cumplir los requisitos

 "A la hora de solicitar una ayuda, el error más grave es no cumplir con los requisitos para ser beneficiario; y esto, aunque parezca mentira, se produce en muchas ocasiones", ha explicado Campo. "Imagino que esto se debe a la falta de conocimiento", ha indicado, que lejos de echar la culpa a los solicitantes de este desconocimiento, ha achacado a los organismos subvencionadores una falta de claridad, una excesiva complejidad y el uso de un "lenguaje enrevesado" a la hora de informar sobre las bases y requerimientos de solicitud de la subvención. Lo que se generalmente se desconoce no es tanto la existencia de estas subvenciones sino "cómo gestionar" las solicitudes, motivo por el cual muchas compañías demandan asesoramiento en esta materia.

El segundo error más frecuente es la mala interpretación de las requisitos para optar a la subvención, es decir, "no dar al organismo lo que realmente nos está pidiendo" como consecuencia del primer error. 

A priori no existe "una gran diferencia" a la hora solicitar un subvención otorgada por un organismo público o una entidad privada, aunque sí que hay una serie de elementos a tener en cuenta, ha dicho el socio de Eurosubvenciones. El primero de ellos es el continuo crecimiento en las exigencias por parte de la Administración pública a la hora de seleccionar a los beneficiarios, dado que son "más estrictos" con la documentación a entregar, especialmente con todos aquellos datos y métricas relacionadas con los gastos.

En este sentido, Campo ha señalado que las entidades privadas son más laxas con los requerimientos, de modo que "no existen tantas rigideces", aunque procuran con mayor impetuosidad que el proyecto al que otorgan la subvención o inversión sea, principalmente, económicamente rentable.

Muchas veces los organismos subvencionadores no son claros porque usan un “lenguaje enrevesado” y complejo a la hora de informar sobre las ayudas. Javier Campo ha advertido de que las "turbulencias políticas", por lo general, "suelen afectar a la planificación de ayudas" de los organismos públicos, debido a que la mayoría de estas ayudas están vinculadas a los fondos de los presupuestos públicos anuales. "Esto implica que se saquen ayudas más deprisa de lo que se debiera y con menos planificación", ha dicho.

Respecto a la situación en Cataluña, Campo ha señalado que desde hace unos años atrás cada vez "se lo ponen más difícil" a los solicitantes que no sean autóctonos de esta región, siendo el lenguaje la principal barrera de acceso a las ayudas. Eurosubvenciones fue fundada en el año 2004 con el objetivo de ayudar a las entidades a acceder a financiación pública y privada para financiar sus proyectos de Investigación, Desarrollo e Innovación.

Consejos para optar a subvenciones españolas y europeas