lunes. 22.07.2019

8 malas situaciones que evitarás si trabajas desde casa

8 malas situaciones que evitarás si trabajas desde casa

Condiciones indignantes, imposición en la forma de vestir, no haces lo que te gusta y más. Estas malas situaciones son evitables cuando tienes un trabajo desde casa.

8 malas situaciones que evitarás si trabajas desde casa

Te estás preguntando ¿De qué puedo trabajar desde casa?

El sitio web Knowleap publico una lista con los 20 mejores trabajos para iniciar desde casa, en la lista, que puedes visitar aquí, se mencionan trabajos que se aplican tanto al hombre como a la mujer.

1. Obligado a ser feliz

Salas de juegos, rincones de descanso, fiestas antes de ingresar a trabajar, es el resultado de la inversión de las empresas por tratar de hacer sentir feliz a sus trabajadores.

Quien no quisiera trabajar en una de estas empresa. Sin embargo, no todo es tan feliz como parece.

Según André Spicer, profesor de Cass Business School de City University of London, esta práctica "no es positiva en todos los puestos de trabajo".

En un artículo en The Guardian comparte algunos puntos del resultado de sus estudios.

En la nota, indica que “para ser un buen negociador, la felicidad es un inconveniente”.

Tristeza, ira, ansiedad e incertidumbre, son emociones que pueden surgir como consecuencia de vivir en un entorno en donde las emociones negativas están prohibidas y la felicidad es constante.

El temor a comunicar malas noticias. Nokia debía prepararse para competir con Apple y Samsung, pero el miedo en comunicar malas noticias a los gerentes retrasó la decisión de cambiar Symbian y el lanzamiento de teléfonos inteligentes.

Desde casa: Tú eres quien administrara tus emociones, eliges cuál es el camino a seguir en tu desarrollo personal.

2. Condiciones indignantes

El trabajo dignifica a la persona porque la hace sentir útil, capaz, necesaria, autosuficiente y con sentido de pertenencia a una sociedad activamente económica.

No lo negaremos, aunque esto no siempre es un fiel reflejo de la realidad.

Hay trabajos en donde por ejemplo: "los trabajadores tienen prohibido ir al baño y por esta razón deben trabajar con pañales". Esto ha surgido de un informe de Oxfam America en donde revela el precio que pagan los trabajadores en pos del pollo barato.

Desde casa: Vas al baño en cada momento que lo necesites, te mueves libremente por cada rincón de tu casa sin esperar que alguien te llame la atención.

3. Imposición de forma de vestir

En general a nadie se le ocurre presentarse a trabajar en maya y ojotas, excepto un bañero. Sin embargo, vestirse como lo que se podría decir "normal", que en realidad forma parte de las exigencias laborales, no siempre esta tan a gusto con lo que desearías tener puesto.

En ocasiones se impone que el trabajador debe ir vestido con determinadas prendas, si no las tienes, ya incurres en un gasto. Hay otros casos en donde se provee de vestimenta oficial que no siempre es remplazada, se termina usando por años y al final utilizar ropa gastada y con mal aspecto acaba siendo algo negativo en la moral del empleado.

En ocasiones, simplemente no te sientes cómodo al llevar esa vestimenta.

Desde casa: Te pones lo que más cómodo te sienta, en temporada de altas temperaturas, agradecerás tu decisión de trabajar desde casa.

4. Sueldos bajos

Por cuatro duros. Así es como se titula el libro de Barbara Ehrenreich, en donde expone las dramáticas condiciones de sueldos bajos de las trabajadoras no cualificadas en los Estados Unidos, una situación que se repite en todo el mundo.

El libro fue publicado en 2001 y aun en la actualidad su exposición mantiene la vigencia intacta a partir de casos que se repiten en todo el mundo.

Desde casa: Tienes la posibilidad de negociar el precio que pagaran por tus servicios.

5. No haces lo que te gusta

Es domingo por la tarde y ya comienzas a sentirte deprimido porque sabes que se acerca el inicio de tu semana laboral, pasas todo el resto de la semana esperando que llegue el viernes, a esto se lo llama trabajar de lo que no te gusta.

Desde casa: Es domingo por la tarde y ya comienzas a sentir entusiasmo porque sabes que se acerca el inicio de tu semana laboral, pasas todo el resto de la semana con entusiasmo y cuando llegua el viernes, descansas, evalúas tu semana, proyectas crecer, a esto se lo llama trabajar en lo que te gusta.

6.  Horarios poco flexibles

Esto es algo que varia dependiendo de las leyes del país en que te encuentras, también es diferente para cada tipo de trabajo.

La mayoría piensa que su horario laboral comienza en el preciso instante en que se ficha en el trabajo, a los efectos de percibir un salario por las horas trabajadas esto ciertamente es así. Sin embargo, no se dice nada sobre las horas que pierde el trabajador en el camino de ida y vuelta.

Suponiendo que demore 1 hora en llegar a su trabajo y 1 hora más en regresar a casa, estaría perdiendo 10 horas semanales, eso sin contar con todo el estrés adicional que padece la persona debido a las condiciones caóticas del tráfico. Tiempo que no disfrutas con tu familia, amigos o simplemente haciendo lo que te gusta.

Desde casa: Tu manejas la agenda, tienes más tiempo para pasar con tu familia y seres queridos, disfrutas tanto de tu día que sientes que no te quieres ir a la cama.

7. No podrás evitarlos

Tus compañeros. Dice el dicho que "la familia no se elige y los amigos son familia que se escoge", algo así, no importa tanto como se diga, sino que de algo se olvida, y es que "los compañeros de trabajo tampoco se eligen".

Cotidianamente deseamos que las cosas salgan bien y que podamos mantener buena relación con los compañeros de trabajo, pero eso no siempre sucede.

La situación se agrava con gran frustración cuando la persona se da cuenta de que no tiene el poder suficiente para alejarse de un mal compañero o hacer que se aleje.

Esta es una de las razones por las que la persona dedide renunciar a su trabajo.

Desde casa: Ya no tienes que tratar con personas que no sean de tu agrado, tienes el poder de alejarlos o alejarte de ellos sin temor a perder tu fuente de ingresos.

8. Las crisis

Te levantas en la mañana, prendes la TV y vez titulares de alerta "caen los mercados internacionales".

Crisis, crisis y más crisis, se repiten cíclicamente.

Las crisis acaban con el empleo de cientos de miles de personas en todo el mundo.

Desde casa: Sabes que no perderás tu fuente de ingresos, quizá tengas que reacomodar tus finanzas a la condición de la crisis, en cualquier caso, tú decides que estrategias implementar para mantener tus ingresos.

Tomar la decisión de trabajar desde casa tiene sus grandes beneficios, la mayoría de las personas consultadas indican que, pasar más tiempo con su familia y seres queridos, poseer mayor libertad y tiempo para hacer lo que les gusta, no cargar con el estrés de tener que trasladarse de un lugar a otro de la ciudad, les ha resultado una considerable mejora en su calidad de vida.

8 malas situaciones que evitarás si trabajas desde casa