jueves. 12.12.2019

Emprender un negocio con una máquina para churros puede ser un bombazo

Emprender un negocio con una máquina para churros puede ser un bombazo
Emprender un negocio con una máquina para churros puede ser un bombazo

Si necesitas ideas para tener éxito emprendiendo, esto te interesa 

Autónomos y Emprendedores
Emprender un negocio con una máquina para churros puede ser un bombazo

Una máquina para churros es algo tradicional en nuestro país, pero si lo analizas bien, un negocio así puede que sea lo que estás buscando para emprender. 

Si lo comparamos con otros negocios, montar una churrería no requiere mucha inversión. Lo primero que necesitas, claro está, es una máquina para churros.

Para su funcionamiento no necesitas almacén, ni contar con una gran cantidad de mercancía, pues lo que se fabrica se consume al instante. Algo que si debes tener en cuenta, y mucho, es la materia prima. 

Tanto los ingredientes para la elaboración de los churros, como su preparación deben ser de una calidad excelente. 

Para que el resultado sea el esperado debes hacerte con una churrera industrial de última tecnología que aumente tu productividad a la hora de trabajar y te permita obtener un mayor rendimiento

Si necesitas información profesional ponte en manos de Inblan, con presencia en más de 50 países y más de 60 años de experiencia.

Primeros pasos: empezar de cero

Al igual que planificamos cualquier otro tipo de negocio, si vas a montar una churrería, evita incluir en la planificación “ideas locas de negocio”.  Tienes que tener preparado un plan de negocio, saber cómo vas a diferenciarte de la competencia, quiénes van a ser tus clientes, elegir bien el local, así como contar con una buena materia prima y una maquinaria adecuada.

Debes elaborar un análisis DAFO para conocer cuáles son tus fortalezas y debilidades. Conocerlas te ayudará en el planteamiento de tu negocio. 

Otro punto importante a tener en cuenta es decidir cuál va a ser tu clientela. Al principio es posible que optes por consumidores finales que visiten tu churrería, pero con el tiempo podrás aumentar los servicios incluyendo, por ejemplo, reparto a domicilio.

Cómo montar una churrería de éxito

Los trámites a seguir para montar tu propia churrería son similares a los de cualquier otra actividad. Debes estar dado de alta en la Seguridad Social, al corriente de pagos cotizados, dado de alta en el Impuesto de Actividades Económicas y al corriente de pagos. Debes estar en posesión de un seguro de responsabilidad civil que cubra los riesgos del negocio y, finalmente, disponer del carnet de manipulador de alimentos. 

Si cuentas con todo, es momento de analizar otros aspectos: 

Elegir un buen local

El lugar donde abrir una churrería puede ser una de las claves del éxito. Es un alimento de repostería que responde al deseo de comer algo dulce, rico y que no se consume de forma habitual.

Así que debes situarla en lugares céntricos, con buena localización, accesible para que las personas entren a comprar churros para los desayunos del fin de semana, y por qué no, el de todos los días. 

Dar un toque original

El negocio de los churros es muy tradicional,  una gran idea será darle un toque diferente y personalizarlo con tu fabricación. Se original y apuesta por la innovación, en la variedad está el gusto. 

Ofrecer algo distinto con tu toque personal, además de aportar valor añadido a tu producto, será todo un reclamo comercial que te ayudará a captar clientes y ampliar tu negocio. Una visión empresarial que con el tiempo se traducirá en más beneficios. 

Como puedes ver, un negocio de churros, hoy en día, es una de las mejores ideas de negocio que puedes poner en marcha.

Emprender un negocio con una máquina para churros puede ser un bombazo