viernes. 15.11.2019

¿Qué es el Open Banking y cómo nos afecta?

¿Qué es el Open Banking y cómo nos afecta?
¿Qué es el Open Banking y cómo nos afecta?

Si buscas seguridad a la hora de realizar tus compras por internet, Open Banking es la solución

 

Autónomos y Emprendedores
¿Qué es el Open Banking y cómo nos afecta?

Si quieres protegerte de los fraudes online debes conocer qué es el Open Banking y cómo nos afecta. 

El sector financiero español está en continuo cambio, afectando no solo a la banca tradicional, sino también a empresas y consumidores. 

El pasado mes de septiembre entró en vigor una directiva europea de servicios de pago conocida como PSD2.

Esta normativa, además de regular el Open Banking, exige controles de identidad más rigurosos. De esta manera cuando un usuario realice un pago en línea, no será víctima de un fraude online.

En España tenemos el Real Decreto-ley de Servicios de pago y otras medidas urgentes en materia financiera, que puedes consultar en el BOE.

¿Qué es el Open Banking?

La directiva PSD2 busca, no solo proteger al consumidor, sino también impulsar la competencia y favorecer la aparición de nuevos modelos de negocio en Internet.

Con el Open Banking el propietario de la información financiera será el cliente y los procesos se realizarán de forma más ágil. Esto quiere decir que el usuario es el único que permite la autorización de sus datos a terceros, a pesar de no estar obligado a compartir información.

Proveedores de Servicios de Información de Cuenta o AISP

Los AISP integran la información financiera de un cliente. Esta puede corresponder a uno o varios bancos y se la ofrecen al cliente de forma conjunta para que, desde una sola plataforma, acceda y gestione todas sus cuentas, independientemente de que esté en una o varias entidades bancarias.

¿Qué es una autenticación de doble factor (SCA)?

El número de ciberdelitos aumenta de manera exponencial, y es que si hacemos caso a las cifras, estas revelan que un 81% de estos robos se aprovechan de contraseñas inseguras.

La autenticación de doble factor es una opción segura a la hora de proteger tus datos en la red.

Para la protección de la identidad se requiere una autenticación de doble factor, un proceso de seguridad en el que el usuario tiene que confirmar su identidad, mediante dos métodos distintos de autenticación.

A la hora de iniciar sesión en una plataforma digital, la combinación usuario/contraseña sigue siendo el método más usado. El usuario nos identifica y la contraseña nos autentica.

¿En qué consiste una autenticación de doble factor y cuándo hacerla?

Además de autenticarte con contraseña o PIN, puedes hacerlo a mayores con “algo que tengas”, como un certificado digital, una tarjeta o un móvil o con “algo que seas”, como una huella dactilar, el iris del ojo o el rostro.

A esta combinación de sistemas se le conoce como autenticación de doble factor o 2FA y su uso está cada vez más extendido para proteger cuentas de correo, claves bancarias o el acceso a perfiles de redes sociales.

Se recomienda usar siempre el doble factor en los servicios que sean críticos como la administración de sistemas, las cuentas del blanco o la gestión de la tienda on-line.

¿Por qué es necesaria la autenticación de doble factor?

Siempre que puedas, opta por una autenticación de doble factor, ya que depende de elementos externos a los que sólo tiene acceso el propio usuario y a los que no se puede acceder a través de internet.

Cada día es más necesario proteger los datos en la red, por ello, muchas empresas están optando por este sistema. Prueba de ello, decir que las empresas tecnológicas y de software han creado diferentes herramientas de autenticación de doble factor, para hacer frente a este problema. 

Los ciberdelincuentes buscan nuestras contraseñas para poder acceder a nuestros servicios, robarnos datos, extorsionarnos, etc. Pueden conseguir las contraseñas de muchas formas. Con la doble autenticación se mitigan en gran medida los ataques, pues el ciberdelincuente tendría que hacerse también con el segundo factor.

¿Qué es el Open Banking y cómo nos afecta?