martes. 25.01.2022

El tipo de negocio con el que soñabas se llama dropshipping

El secreto de su éxito radica en que estos negocios no cuentan con un stock propio, sino que venden los productos que una tercera empresa.

El tipo de negocio con el que soñabas se llama dropshipping

Sin duda alguna, el dropshipping puede constituir una excelente opción para todo aquel que quiera emprender en el ámbito del comercio electrónico. Con unos gastos mínimos, y tiempo para poder dedicar al marketing digital, este modelo de negocio implica unos riesgos muy bajos.

Y es que el mundo empresarial puede resultar apasionante, pero también supone un alto grado de incertidumbre en los comienzos. Así las cosas, el dropshipping parece la solución ideal para que esos muros a derribar al principio, sean menos.

El funcionamiento de este tipo de tiendas online es muy sencillo. El secreto de su éxito radica en que estos negocios no cuentan con un stock propio, sino que venden los productos que una tercera empresa (dropshipper, proveedor o minorista) sí tiene en su almacén.

¿Con qué beneficios te encontrarás si te decides por el dropshipping?

Con independencia de que se trate de un negocio de dropshipping España o en cualquier otro país, el empresario debe encargarse de ponerse en contacto con aquellos proveedores que más le interesen. Como se puede intuir, esto supone otros muchos beneficios.

Además de no tener que invertir en un stock inicial, el dropshipping permite que el emprendedor se centre en todo lo relativo a aumentar las ventas. Una vez que le llega un pedido, este se lo pasa al mayorista, que será quien envíe el encargo al cliente (en nombre siempre de la tienda). Así de sencillo. Con estas nociones, ya se puede tener una idea clara de qué es el dropshipping.

Crear tienda online

¿Cómo se hace un negocio de dropshipping?

Prácticamente todo aquel que quiera poner en marcha un negocio online, puede decantarse por el dropshipping sin problema alguno. Resulta una de las formas más simples de administrar un inventario, y además permite empezar con un presupuesto muy pequeño.

Lo primero es dar con un nicho de mercado adecuado. Encontrar los productos que se desea vender es el primer paso, y requiere toda la atención por parte del emprendedor. Para iniciar este proceso, este deberá pensar en aquellas cosas que le inspiran. Hay que tener en cuenta que durante los próximos años habrá que hablar, leer y escribir sobre el tema escogido.

Con respecto a la selección de las empresas mayoristas, existen algunos métodos para dar con las mejores opciones. Una vez que se sabe lo que interesa, es momento de empezar a contactar con los fabricantes  originales, y solicitarles información acerca de sus distribuidores.

Google, ¿sí o no?

Aunque Google vale para encontrar información de prácticamente todo, en este caso no es una opción de las más válidas. De manera general, habrá que buscar en aproximadamente veinte páginas de resultados de este buscador para dar con alguna que otra opción viable.

A pesar de no tener un almacén propio, gestionar el inventario puede dar algunos problemas. En ocasiones surgirán problemas, tales como que los productos se encuentren agotados. La solución a estos contratiempos está en trabajar con varios proveedores a la vez, de forma que si falla uno, otro pueda tener el producto disponible.

El tipo de negocio con el que soñabas se llama dropshipping