miércoles. 21.08.2019

SE ENFRENTAN A SANCIONES DE HASTA 6.250 EUROS

Los errores más comunes de los autónomos al hacer una nómina

 Los errores más comunes de los autónomos al hacer una nómina

Los autónomos empleadores están obligados a entregar la nómina a sus trabajadores. De no hacerlo, o hacerlo incorrectamente, el negocio puede enfrentarse a sanciones de hasta 6.250 euros.

Los errores más comunes de los autónomos al hacer una nómina

La nómina es para un empleado lo mismo que la factura para un autónomo, una justificación de pago individual. De hecho, el Estatuto de los Trabajadores se refiere a ella como recibo de salarios. Este recibo, como cualquier otro, tiene unas peculiaridades que no pueden pasarse por alto a la hora de elaborarlo.

Aquellos autónomos que se vean capaces de confeccionar por sí mismos la nómina de sus empleados deben saber que están expuestos a errores. Estos fallos pueden salir caros en muchas ocasiones. El autónomo puede enfrentarse a sanciones de hasta 6.250 euros por cometer fallos en las nóminas de sus empleados. Pero ¿qué errores son los más comunes?¿Y cuáles pueden acarrear sanción? 

No todos los errores en la elaboración de una nómina son sancionables. De hecho, el principal problema que tienen los autónomos con los recibos de salario de sus empleados viene por pactar un sueldo neto. Así lo explicó el abogado y asesor jurídico laboralista Alberto Ara. “El error más común en el que suele incurrir un autónomo es pactar un sueldo ‘neto’ con su empleado. Si sube la retención, el autónomo estará obligado a asumir la diferencia.” En este caso, el problema no está en la sanción sino en el coste extra al que deberá hacer frente para actualizar el cambio de retenciones.

Otro de los errores comunes que apuntó el abogado es la justificación de entradas y salidas de un trabajador a media jornada. “Si el autónomo tiene un empleado a tiempo parcial y no cumplimenta debidamente el registro horario, la inspección de trabajo entenderá que ese trabajador está contratado a jornada completa.” Calcular mal los porcentajes en las jornadas parciales o los contratos por horas puede tener consecuencias para el autónomo. Además de los costes extra a los que puede enfrentarse, tendrá que hacer frente a una sanción si se entiende que ha habido mala fe.

También son frecuentes los errores en las cantidades a percibir, habitualmente por no tener en cuenta las actualizaciones del Salario Mínimo Interprofesional (SMI). No sólo eso, cualquier nomina que no refleje lo que realmente percibe o debería percibir el empleado está considerada como una infracción grave. No son poco frecuentes los casos en los que el autónomo paga salarios encubiertos, consciente o inconscientemente, a su empleado.

“Muchos autónomos pagan parte del salario pactado a sus trabajadores en concepto de dieta, por ejemplo. Si realmente esas dietas no son efectivas y la inspección de trabajo lo constata, el autónomo estará obligado a cotizar por esa diferencia, con un recargo del 20% por retraso y la sanción correspondiente”.

Lo mismo sucede con las horas extras. No pagarlas -o abonarlas bajo otro concepto para ocultar que el empleado las ha realizado- está considerado una infracción grave. En estos casos, y en muchos otros -como los errores en los complementos salariales o en el salario base- la sanción a la que se enfrentaría el autónomo podría ascender hasta los 6.250 euros.

Sanciones por errores en la nómina

El Estatuto de los Trabajadores establece que los negocios con trabajadores a su cargo están obligados a entregar al empleado un recibo de justificación de pago. De no entregarlo o hacerlo incorrectamente, el negocio puede enfrentarse a las multas previstas por la Ley Sobre Infracciones y Sanciones en el Orden Social. Estas sanciones pueden ser leves o graves dependiendo del fallo en el que incurra el autónomo. 

  • Los errores en cantidades

Sea por la causa que sea, si un trabajador no percibe la misma cantidad que aparece en su nómina, el autónomo está incurriendo en una infracción administrativa grave. En el recibo de salario debe aparecer la misma cantidad y retenciones que se producen en el pago, de no hacerlo, el autónomo puede enfrentarse a sanciones de entre 626 y 6250 euros.

  • Los errores de forma

Los fallos de forma a la hora de elaborar una nómina son muy habituales. Pueden deberse a que el autónomo no haya utilizado el modelo de recibo de salarios oficial, que la nómina tenga discrepancias con el contrato o que en ella no aparezcan correctamente algunos datos necesarios. Cualquier error en la forma de elaborar la nómina se considera una infracción leve y puede acarrear una sanción de entre 60 y 625 euros.

  •    Los errores de demora                                           

No entregar puntualmente la nómina al empleado constituye igualmente una infracción administrativa leve. Al igual que con los errores en la forma de la nómina, acarrea una sanción de entre 60 y 625 euros.

Los errores más comunes de los autónomos al hacer una nómina