Domingo. 18.11.2018

VENTAJAS Y DESVENTAJAS

¿Qué es un Emprendedor de Responsabilidad Limitada?

¿Qué es un Emprendedor de Responsabilidad Limitada?

En 2013, el Gobierno incluyó la figura de Emprendedor de Responsabilidad Limitada para limitar el riesgo de los nuevos autónomos. Sin embargo, esta forma empresarial no funcionó, ya que poca gente se acogió a ella. Pero… ¿qué es realmente?, ¿qué acarrea?, ¿Qué ventajas e inconvenientes conlleva?

¿Qué es un Emprendedor de Responsabilidad Limitada?

La Ley de Emprendedores del 27 de septiembre de 2013 incluyó una nueva figura: el Emprendedor de Responsabilidad Limitada. El Gobierno, mediante la ley 14/23, creó una serie de medidas para favorecer a los autónomos que iniciaban en una actividad. Estas ayudas fueron la base y sirvieron para fomentar la aparición de numerosos proyectos y favorecer su internacionalización.

Esta nueva ley permitía al emprendedor, como persona física, constituir su empresa con responsabilidad limitada. Una fórmula interesante, ya que ser autónomo implica responder ante las deudas con todo el patrimonio presente y futuro. Con la nueva figura, el emprendedor no tiene que responder con todo su patrimonio personal.

¿Qué es un Emprendedor de Responsabilidad Limitada?

Un Emprendedor de Responsabilidad Limitada es aquella persona física que, con limitación de responsabilidad bajo determinadas condiciones, realiza de forma habitual, personal, directa, por cuenta propia y fuera del ámbito de dirección y organización de otra persona, una actividad económica o profesional a título lucrativo, con o sin trabajadores por cuenta ajena a su cargo.

Es decir, la definición de Emprendedor de Responsabilidad Limitada radica en aquella figura que limita su responsabilidad de autónomo emprendedor cuando contrae obligaciones de pago, protegiendo su vivienda habitual en caso de deudas.

Condición de Emprendedor de Responsabilidad Limitada

Para que un autónomo pueda constituirse como Emprendedor de Responsabilidad Limitada debe cumplir con los ciertos requisitos:

  • La vivienda habitual, que será objeto de exclusión de responsabilidad, no debe estar relacionada con la actividad empresarial. Es decir, en ningún caso debe aparecer en las cuentas anuales del negocio, ni debe haberse usado como aval.
  • El valor de venta de la vivienda habitual no puede superar los 300.000 euros.
  • El emprendedor debe indicar el bien inmueble que pretende desvincular de las obligaciones derivadas del tráfico empresarial o profesional a la hora de inscribirse en el Registro Mercantil.
  • Esta vivienda exenta de responsabilidad debe inscribirse el Registro de la Propiedad, en el apartado destinado a dicho bien.

Casos en los que la limitación de responsabilidad no se aplica

Una vez cumplimentados los trámites anteriores, la vivienda habitual del Emprendedor de Responsabilidad Limitada no podrá ser embargada por obligaciones de pago derivadas de la actividad. No obstante, está limitación de responsabilidad no se aplica en los siguientes casos:

  • Las deudas contraídas con anterioridad a su inscripción en el Registro Mercantil.
  • Las obligaciones de pago contraídas fuera de la actividad propia del negocio.
  • Los créditos de derecho público (deudas contraídas con Hacienda o Seguridad Social).

Características del Emprendedor de Responsabilidad Limitada

El Emprendedor de Responsabilidad Limitada se caracteriza por los siguientes aspectos:

  • El autónomo persona física responde personalmente de todas las obligaciones de pago que contraiga la empresa en su actividad, excluyendo, como rasgo característico, la vivienda habitual como bien embargable (excepto en el caso de las deudas de derecho público).
  • Control total de la empresa por parte del propietario, dirigiendo la gestión de la misma.
  • La personalidad jurídica de la empresa, en este caso, es la misma que la de su titular (empresario).
  • La aportación de capital a la empresa, tanto en su calidad como en su cantidad, se rige única y exclusivamente por la voluntad del empresario.
  • El autónomo deberá hacer constar en toda su documentación su condición de Emprendedor de Responsabilidad Limitada. También podrá hacer constar esta condición mediante la adición a su nombre, apellidos y datos de identificación fiscal de las siglas ‘ERL’.

Ventajas del Emprendedor de Responsabilidad Limitada

Aquella persona física que se registe en el Registro Mercantil como Emprendedor de Responsabilidad Limitada tendrá una serie de ventajas:

  • Podrá limitar su responsabilidad por las deudas derivadas de su actividad.
  • Es una forma empresarial eficiente para el funcionamiento de empresas de tamaño muy reducido.
  • No tendrá que realizar ningún trámite de adquisición de la personalidad jurídica, pero sí será necesario inscribir en el Registro Mercantil y en el Registro de la Propiedad la condición de Empresario de Responsabilidad Limitada indicando los datos de la vivienda habitual
  • Podrá resultar más económica, ya que no se crea persona jurídica distinta del propio empresario.

Desventajas del Emprendedor de Responsabilidad Limitada

Esta forma empresarial no solo supone las anteriores ventajas, también acarrea una serie de inconvenientes que los interesados deben tener en cuenta:

  • El Emprendedor de Responsabilidad Limitada responde con su patrimonio personal de las deudas generadas en su actividad, excepto su vivienda habitual bajo determinadas condiciones.
  • Si el registrado bajo está figura está casado puede dar lugar a que las deudas derivadas de su actividad alcancen al otro cónyuge.
  • Tributa por tipos más elevados cuanto mayor es su volumen de renta.
  • Tiene la obligación presentar anualmente en el Registro Mercantil las cuentas anuales de la actividad.

Diferencias entre autónomo y Emprendedor de Responsabilidad Limitada

Una vez que una persona decide emprender una actividad profesional por cuenta propia debe plantearse que tipo de forma empresarial escoger. En este sentido, lo más sencillo y natural es registrarse como autónomo persona física. No obstante, también tiene la posibilidad de registrarse como Emprendedor de Responsabilidad Limitada, que se define por los mismos conceptos que el autónomo propiamente dicho salvo que el primero no tendrá que responder a sus deudas con su vivienda habitual, salvo en los casos anteriormente mencionados.

Por otro lado, igual que el primero tiene esta ventaja, también contrae otras obligaciones como inscribirse en el Registro Mercantil o presentar anualmente las cuentas de la actividad en el mismo. El autónomo, por su parte, no tiene estas obligaciones, a cambio todas sus deudas recaerán tanto sobre su patrimonio mercantil como su patrimonio civil. 

Emprendedor de Responsabilidad Limitada en 2019

Desde su aparición, tanto el colectivo de autónomos como el de abogados ha vertido ciertas críticas hacia esta figura. De hecho, Alberto Ara, abogado laboralista, sostiene que es una forma que se ha usado relativamente poco por su ineficacia en ciertos aspectos.

Tanto es así, que después de un año desde su entrada en vigor, solo 51 personas se habían inscrito en el Registro Mercantil bajo esta forma empresarial, según el Colegio de Registradores.

Los expertos tachaban esta figura como innecesaria, una de las críticas más reiteradas, ya que ya existe la figura de Sociedad Limitada Unipersonal, que protege al emprendedor del embargo no sólo de su vivienda sino de todo su patrimonio.

¿Qué es un Emprendedor de Responsabilidad Limitada?