Martes. 25.06.2019

PARA COLOCAR TU IDEA EN EL MERCADO

Cómo hacer un plan de negocio: pasos y contenidos

Cómo hacer un plan de negocio: pasos y contenidos

Este documento debe recoger todos los elementos que afectan y condicionan a la empresa, que influyen en el desarrollo de la idea y en cómo se va a gestionar para conseguir los objetivos marcados. Es el manual de instrucciones del negocio.

Cómo hacer un plan de negocio: pasos y contenidos

La creación de un plan de negocio es uno de los primeros pasos que un emprendedor da cuando quiere poner en marcha su proyecto. Este documento, que parece sencillo y fácil de realizar, se convertirá en el manual de instrucciones del negocio. A él recurrirá el autónomo cuando algo no esté funcionando correctamente.

El objetivo de un plan de negocio es que el autónomo tenga por escrito, en un mismo documento, todos los elementos que conforman la creación de un proyecto, cómo se van a gestionar y cuánto va a costar. Para que tenga toda la información sobre todo su proyecto empresarial y pueda actuar para conseguir colocar su idea en el mercado o, lo que es lo mismo, conseguir los objetivos fijados en el plan de negocio.

Hay multitud de formas para realizar un plan de negocio y aunque todos los caminos llevan a Roma, el éxito del documento dependerá en primer lugar de la idea y en segundo lugar, del tiempo dedicado a la elaboración del mismo. Tal y como asegura Pablo Recuenco, portavoz de la startup Morrison, “lo mejor a la hora de elaborar un plan de negocio es imaginar todos los escenarios posibles, porque cuando llegues a una de esas situaciones, ya tienes una guía que seguir”.

La elaboración del plan

Un plan de negocio es un documento que, por norma general, suele ser extenso dado que recoge toda la información relevante sobre un modelo de negocio y su puesta en el mercado. No hay un mecanismo concreto, ni correcto de elaboración, las empresas van desarrollando su plan de negocio en función de sus necesidades y extendiéndose en aquellas partes que más les interesa. No obstante, por norma general, los expertos señalan que un plan de negocio debe contener los siguientes aspectos relativos a la empresa:

1.- Estructura formal de la empresa

En este apartado se deben detallar, en el caso de que los haya, el cargo que tendrá y cada una de las funciones de los miembros del negocio o de los socios. Así como los Estatutos de la empresa. Se trata de dejar constancia desde el primer fomento la estructura que tiene una empresa, quién está ha cargo y los valores que va a seguir.

2.- Descripción del proyecto y los objetivos

Una vez expuesto eso y aclarada la función de los integrantes del negocio, es el momento de definir exactamente el producto o servicio que se quiere lanzar al mercado, las soluciones que ofrece, las ventajas que tiene, la oportunidad de negocio que hay en el mercado… En este apartado hay que dar respuesta a los por qué: por qué ese negocio, por qué ese mercado y por qué ese momento.

Es fundamental, para completar este apartado, tener muy clara cuál es la idea de negocio y qué solución va a aportar en el mercado.

3.- Planes

Una vez descrito el producto o servicio que se quiere poner en marcha, llega el momento de elaborar lo planes que van a llevar al lanzamiento del producto:

  • Plan económico: cuánto se necesita para poner en marcha el proyecto, cómo se va a financiar…
  • Plan de marketing: qué se va a hacer para dar visibilidad al negocio, a través de qué mecanismos…
  • Plan de recursos humanos: si va a ser necesaria la contratación de personal, qué cualidades debe tener, cuánto va a costar.

4.-  Análisis del mercado y de la empresa

Conocer el mercado en el que se va a desenvolver el negocio es fundamental para su éxito. Descubrir cómo funciona, las empresas que ya trabajan en él y tener información sobre el área donde va a trabajar la empresa.

En cuanto al mecanismo más utilizado para analizar una empresa, es la realización de un análisis DAFO, que consiste en averiguar y definir las debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades que tiene el negocio dentro del propio mercado.

5.-  Situaciones

Plantear un plan de reacción ante una situación de éxito, o de fracaso, será fundamental para gestionar los pasos a dar y tener una hoja de ruta a seguir. Aquí se pueden prever diferentes situaciones a las que pueda enfrentarse una empresa al cabo de un año de funcionamiento.

La finalidad de un plan de negocio

Un plan de negocio no suele tener mucha longevidad, puesto que una empresa va evolucionando y sus planes cambian en función de sus necesidades y el ritmo del propio mercado. El plan de negocio guía al trabajador por cuenta propia en las diferentes situaciones pero, sobre todo, lo que le ofrece es conocimiento. Su elaboración ha llevado al autónomo a ahondar en su propia idea, a ver los defectos y las ventajas, a conocer todos los aspectos de su negocio y por lo tanto a poder defender su idea con razones justificadas.

En general, la elaboración de un plan de negocio permite que el emprendedor tenga los conocimiento básicos más importantes sobre su idea de negocio:

  1. Definir y concretar cuál es el modelo de negocio y las diferentes estrategias y acciones que le ayudarán a ponerlo en marcha
  2. Descubrir las opciones que tiene de viabilidad en el mercado: rentabilidad
  3. Conseguir resumir todo su proyecto en una idea, capaz de llegar a terceras personas.

Cómo hacer un plan de negocio: pasos y contenidos