Domingo. 18.11.2018

TRAMOS DE IRPF EN 2018

Retenciones IRPF para autónomos

Retenciones IRPF para autónomos

El autónomo debe saber qué son las retenciones del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF), quiénes deben incluirlo en su factura, qué tipos existen, cómo calcularlas y cuáles son sus tramos.

Retenciones IRPF para autónomos

¿Qué son las retenciones del IRPF?, ¿qué tipos del IRPF puedo aplicar en la factura? o ¿quiénes deben incluirlo en su factura? Tres preguntas que se hacen muchos autónomos. Es normal que surjan muchas dudas.

Debido a la crisis, entre 2012 y 2015, las retenciones se incrementaron hasta el 21%, disminuyendo de nuevo progresivamente tras la entrada en vigor de la reforma fiscal. En un primer momento se reduciría hasta el 19% en 2015 y, posteriormente, se recuperaría el 15% inicial, volviendo al mismo nivel que en la época precrisis.

En este artículo se explica qué es el IRPF, qué tipos de IRPF existen, quién debe incluirlo en su factura, cuáles son los tramos del IRPF en 2018 y cómo calcular el IRPF de autónomos.

¿Qué son las retenciones del IRPF?

Las retenciones del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) son pagos a cuenta de lo que tendrá que pagar finalmente el autónomo en la Declaración del IRPF y que pagan las personas físicas que son residentes en España o contribuyentes de sus rentas obtenidas durante un año natural. En decir, se trata de un anticipo del impuesto que el profesional le realiza a la Hacienda Pública a medida que percibe ingresos.

El porcentaje de retención del IRPF de los autónomos que se aplica sobre los rendimientos del trabajo dependerá del importe total anual de los mismos. Para ello, se establece una serie de tramos, de manera que cada euro adicional que ingresa el profesional tendrá un porcentaje de retención mayor. Esto quiere decir que cuanto mayor sea el rendimiento del trabajo, mayor será el porcentaje de retenciones del IRPF que se aplicará.

En definitiva, si a final de año se ha aportado más de lo que corresponde, al realizar la declaración anual de la Renta saldrá a devolver. En caso contrario, habrá que pagar la diferencia.

¿Qué tipos del IRPF se pueden aplicar en las facturas?

El trabajador autónomo puede aplicar tres tipos distintos de retenciones del IRPF:

- Retenciones del IRPF en las facturas de los autónomos

Todos aquellos trabajadores por cuenta propia que realicen actividades profesionales, agrícolas, ganaderas y forestales deben incluir en sus facturas la retención del IRPF. 

En el caso de las actividades profesionales, los autónomos también deberán aplicar en su factura una retención del 15%.

Los nuevos autónomos en actividades profesionales tienen que aplicar una retención del 7% en el año de inicio de la actividad y en los dos siguientes.

En cuanto a las actividades ganaderas, agrícolas y forestales, el profesional deberá incluir una retención del IRPF del 2%. Excepto en algunos casos, en los que los ganaderos tendrán la posibilidad de aplicar un 1%.

Por último, si el autónomo está dado de alta en actividades empresariales no debe aplicar retenciones en sus facturas.

- Las retenciones del IRPF de los trabajadores

Estas retenciones están destinadas a los autónomos empleadores y se aplican sobre las nóminas de sus trabajadores. No hay un porcentaje de retención fijo pues depende de las circunstancias personales del empleado.

Estos factores a la hora de calcular el IRPF de la nómina radicarán, por ejemplo, en si el trabajador tiene algún tipo de discapacidad, si está soltero, casado, con hijos o con familiares dependientes o de la duración del contrato, entre otros muchos factores.

En el caso de los administradores, la retención será del 19% si la sociedad gana menos de 100.000 euros anuales. En caso contrario, se le aplicará un 35%.

- Las retenciones del IRPF de alquileres

En el caso de que el autónomo realice su actividad en un local o en una oficina alquilada, la retención es del 19%, salvo que el propietario indique que está exento de pagar retenciones.

- Otras retenciones IRPF para autónomos

Por otro lado, hay otro tipo de retenciones del 19% en casos como son los rendimientos del capital mobiliario, los rendimientos que proceden de la propiedad intelectual o el arrendamiento de bienes muebles, entre otros.

¿Quiénes deben incluir IRPF en su factura?

Los profesionales autónomos, como norma general, siempre deben incluir las retenciones del IRPF en sus facturas, entendiendo a los profesionales autónomos como aquellos inscritos en las secciones segunda y tercera del Impuesto de Actividades Económicas (IAE).

No ocurre lo mismo con aquellos cuya actividad está incluida en la sección primera del IAE. Es decir, los que están dados de alta en actividades empresariales.

Tramos de IRPF en 2018

Cada año Hacienda publica los tramos del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas. Éstos consisten básicamente en una tabla que indica el importe de los porcentajes a tributar en función de los ingresos que se obtengan en un ejercicio.

Se trata de una serie de intervalos que la Administración establece en función de los ingresos totales de cada autónomo e indica cuál es el impuesto a pagar dependiendo del tramo en el que el contribuyente se sitúe.

Para 2018, Hacienda ha establecido los mismos tramos que para 2017. Estos son:

- Hasta 12.450 euros, el tipo impositivo es del 19%.

- Desde 12.450 a 20.200 euros, el tipo impositivo es del 24%.

- Desde 20.200 a 35.200 euros, el tipo impositivo es del 30%.

- Desde 35.200 a 60.000 euros, el tipo impositivo es del 37%.

- A partir de 60.000 euros, el tipo impositivo es del 45%.

Retenciones IRPF para autónomos