domingo. 20.10.2019

CARACTERÍSTICAS

La Sociedad Anónima no es una fórmula reservada para grandes empresas

La Sociedad Anónima no es una fórmula reservada para grandes empresas

Las siglas S.A son reconocidas por la mayoría de las personas. Y es que la Sociedad Anónima es una de las formas jurídicas más utilizadas por las grandes empresas. Pero no es exclusiva de ellas. También pueden usarla los pequeños negocios.

La Sociedad Anónima no es una fórmula reservada para grandes empresas

La Sociedad Anónima es una de las formas jurídicas más conocidas. Y es que las grandes empresas suelen adoptar esta forma jurídica. Esto hace que la mayoría de las personas sepan reconocer sus siglas (S.A) porque están acostumbradas a verlas pegadas al nombre de compañías muy conocidas como por ejemplo: Mercadona o SEAT. No obstante, la Sociedad Anónima no es exclusiva de las grandes empresas también pueden utilizarla los pequeños negocios.

Lo primero que hay que saber de una Sociedad Anónima es que es una sociedad mercantil y capitalista que está regulada por el Real Decreto Legislativo 1/2010, de 2 de julio, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley de Sociedades de Capital. Ésta se caracteriza principalmente porque su capital social puede dividirse en acciones. En esta guía podrás encontrar la definición, las principales peculiaridades y los diferentes tipos de Sociedad Anónima que existen.

¿Qué es y cómo se define una Sociedad Anónima?

La Sociedad Anónima es una sociedad mercantil que se puede poner en marcha con un solo socio y una inversión mínima de 60.000 euros, tiene responsabilidad limitada (es decir, el emprendedor sólo responde con el capital aportado) y se rige por el Impuesto de Sociedades.

La web CreaTuEmpresa del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo define a la Sociedad Anónima como “una sociedad de carácter mercantil en la cual el capital social, dividido en acciones, está integrado por las aportaciones de los socios, los cuales no responden personalmente de las deudas sociales”.

¿Cuáles son las características de una Sociedad Anónima?

Las Sociedades Anónimas se caracterizan principalmente por la forma en la que se divide su capital social. No obstante, esta forma jurídica cuenta también con una serie de particulares, que la web CreaTuEmpresa destaca, como:

  • La Sociedad Anónima se constituye primero mediante escritura pública y posteriormente se lleva a cabo la inscripción en el Registro Mercantil.
  • La expresión Sociedad Anónima o sus siglas S.A deben aparecer en la denominación.
  • Tienen que llevar un Libro de inventarios y Cuentas anuales, un Diario (registro diario de las operaciones) y un Libro de actas que recogerá todos los acuerdos tomados por las Juntas Generales y Especiales y los demás órganos colegiados de la sociedad.
  • También tienen que tener un Libro-registro de acciones nominativas, en el que se harán constar las sucesivas transferencias de las acciones, así como la constitución de derechos reales y otros gravámenes sobre aquellas. La sociedad sólo reputará accionista a quien se halle inscrito en dicho libro.  

Los estatutos de Sociedad Anónima

La función de los estatus en una Sociedad Anónima es regular la organización y el funcionamiento de la empresa. Estos deben hacer mención, según establece el artículo 23 de la Ley de Sociedades de Capital, a una serie de aspectos como:

  1. La denominación de la sociedad. Nombre de la empresa y S.A (o ‘Sociedad Anónima’).
  2. El objeto social, determinando las actividades que lo integran.
  3. El domicilio social.
  4. El capital social.
  5. El modo o modos de organizar la administración de la sociedad, el número de administradores o, al menos, el número máximo y el mínimo, así como el plazo de duración del cargo y el sistema de retribución, si la tuvieren

¿Cuál es el capital mínimo Sociedad Anónima?

Los emprendedores necesitan poner un mínimo de 60.000 euros de capital para poder constituir una Sociedad Anónima. Esta cifra deberá estar totalmente suscrita en el momento de su constitución y desembolsado en un 25%.

¿Qué responsabilidad tienen los creadores de una Sociedad Anónima?

Los emprendedores que decidan poner en marcha una Sociedad Anónima deben saber que ésta tiene responsabilidad limitada es decir, en caso de que la empresa vaya mal éstos solamente responderán con el capital que hayan aportado.

El Consejo de Administración de una S.A y el número de socios

Las sociedades anónimas deben tener un Consejo de Administración compuesto por un mínimo de tres socios que se fijarán en los estatutos. Éste se crea cuando la sociedad tiene más de dos personas y actúa como representante de la empresa.

El Consejo de Administración de una S.A tiene potestad, una vez que los miembros lleguen a un acuerdo, para administrar y dirigir los pasos del negocio, y deberá reunirse, como mínimo, una vez al trimestre, según explica la web especializada Iberley.

Tipos de Sociedad Anónima

Actualmente, se pueden poner en marcha en España distintos tipos de Sociedad Anónima. Aunque todas parten de la misma base, cada una cuenta con unas características y peculiaridades específicas.

 Sociedad Anónima Laboral   

Esta forma jurídica se caracteriza por ser un tipo de empresa en el que la mayoría del capital social es propiedad de los trabajadores que prestan, en ella, servicios retribuidos en forma personal y directa, y su relación laboral es por tiempo indefinido. En esta guía podrás encontrar todas las ventajas e inconvenientes de poner en marcha una Sociedad Anónima Laboral.

Sociedad Anónima Unipersonal

La Sociedad Anónima Unipersonal también conocida por las siglas S.A.U es una sociedad que se distingue por que la propiedad de la compañía recae sobre un único socio. Esto se puede producir bien porque la empresa se constituyó así desde el principio (unipersonalidad originaria) o bien porque el resto de los socios abandonó la sociedad (unipersonalidad sobrevenida).

Sociedad Anónima Europea

Las empresas que lleva a cabo su actividad en diferentes Estados miembros de la Unión Europea suelen apostar por poner en marcha una Sociedad Anónima Europea. Esta forma jurídica es según define el Notario Manuel Faus, en VLex, “un tipo de sociedad anónima supranacional, cuyo capital está dividido en acciones y se crea con el objetivo de poder operar en todo el territorio de la Unión Europea”. Es decir, es una forma recomendable para todas aquellas empresas que tengan previsto desarrollar su actividad en los 27 estados integrados en la Unión Europea.

Ejemplos de una Sociedad Anónima

La Sociedad Anónima es la forma jurídica que adoptan muchas grandes empresas. Ejemplos muy conocidos de esta son: Mercadona S.A, SEAT S.A, Repsol Petróleo S.A,  Endesa Energía S.A.U, El Corte Inglés S.A, etc.

La Sociedad Anónima no es una fórmula reservada para grandes empresas