Lunes. 22.10.2018

OCHO VÍAS PARA OBTENER RECURSOS

Todas las fórmulas de financiación que necesitas para emprender

Todas las fórmulas de financiación que necesitas para emprender

Tienes una idea, decides llevarla a cabo y comenzar a darle forma a tu negocio. Entonces viene el primer problema: ¿cómo financiar el proyecto?. En la actualidad existen diferentes formas de financiación que los emprendedores pueden utilizar para poner en marcha su idea. Aquí un listado de las más conocidas.

Todas las fórmulas de financiación que necesitas para emprender

Una startup, un bar, una tienda online o tu propia marca de zapatillas, da igual el proyecto que quieras llevar a cabo, todos ellos necesitan en mayor o menor medida financiación. Éste sigue siendo uno de los principales problemas de los emprendedores españoles, a pesar de que las inversiones para los nuevos proyectos no han dejado de crecer. Según el Informe GEM (Global Enterpreneurship Monitor) España 2017, el capital semilla más frecuente, es decir la cantidad de dinero que se dedicaba a los nuevos proyectos, no supera los 20.000 euros, cifra que mejora a la alcanzada en 2016 con 15.000 euros

Problemática que se refleja especialmente en el sector de las startups, dónde y a pesar de la apertura de grifo de los bancos españoles “sigue existiendo una brecha importante. La inversión que se dedica en fase semilla es claramente insuficiente para echar a rodar muchos buenos proyectos”, denunciaba la Asociación Española de Startups (AES). Este problema para poder acceder a capital hace que los proyectos sean financiados principalmente por fondos propios, seguidos de familiares y amigos, fondos privados, créditos bancarios y crowdfunding, según el informe Mapa del Emprendimiento elaborado por South Summit.

Independientemente del mecanismo, lo importante para el emprendedor es conseguir el dinero que necesita para hacer realidad su proyecto. Para ello es importante conocer las distintas formas para obtener algo de financiación y escoger aquella que se adapte más al proyecto teniendo en cuenta la escalabilidad del mismo:

  • Ayudas para emprendedores

Ya sea nivel autonómico o provincial, el Estado pone a disposición del emprendedor diferentes líneas de ayudas y subvenciones para poner en marcha su negocio. Para conocer las que existen el Ministerio de Economía, Industria y Competitividad tiene un buscador de ayudas -al que se puede acceder desde este enlace- para localizarlas. También existe la herramienta Inveinte, que es un localizador de ayudas creado por Bankia y que localiza todas las subvenciones a nivel nacional y europeo.

  • Las tres ‘F’

Las tres ‘F’ vienen del inglés, Friends, Family and Fools (amigos, familia y locos en español) y conforman una de las fuentes de financiación más utilizadas por los emprendedores. Consiste en salir adelante con el capital propio y el prestado por las personas más cercanas. Esta forma de financiación a pesar de tener una serie de ventajas, como que la mayor independencia o la ausencia de intereses, tiene el problema de embarcar a los más allegados en el riesgo del proyecto.

  • Incubadora​ de empresas

La mayoría de las grandes empresas cuenta con una incubadora de proyectos, es decir, tienen un programa por el cuál ayudan a convertir ideas en negocios consolidados. Suelen ofrecer un apoyo económico y también conocimiento. En la actualidad se pueden encontrar tanto incubadoras independientes como Insomnia, Demium Startups, Byld, por ejemplo, hasta asociadas a una empresa como Wayra de Telefónica, el Reto Lehnica de Correos o BStartups del Banco Sabadell. Es una forma de conseguir financiación y consolidar el proyecto, de la mano de entidades que conocen el sector.

  • Crowdfunding

Que extraños te den dinero para que lleves a cabo tu proyecto es el método de financiación de la era de internet. Sumado al boom de las redes sociales el crowdfunding se está consolidando en España y ha recaudado 101.651.284 euros durante el año pasado, un 38,92% más que en 2016. Hay hasta cinco subtipos de esta forma de financiación. Además las plataformas dónde poder anunciar tu proyecto no dejan de nacer. Para conocer las diferentes páginas web que existen y sus especialidades, puedes utilizar el portal Universo Crowdfunding.

  • Business Angels

Un particular, ya sea una persona física o jurídica, te da el dinero que necesitas para poner en marcha su proyecto. Esto es un business angels. Suelen acudir a los concursos emprendimiento y encuentro de emprendedores en busca de proyectos en los que poder invertir y obtener algún beneficio. Simplemente hay que conquistarlos con la idea de negocio. Normalmente suelen apostar por proyectos que sean viables, que solucionen un problema, que tengan una ventaja competitiva y que aparezcan en el momento correcto.

  • Capital riesgo

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMC) tiene un listado de todas las sociedades de capital riesgo que hay en España. Estas entidades invierten en negocios con el objetivo de obtener una rentabilidad a corto plazo. Por ello, cuando apuestan por una empresa se convierten en socios y le gusta tomar decisiones fundamentales para el funcionamiento del negocio.

  • Préstamos

Es una de las formas de financiación tradicional más conocida y utilizada: los bancos. Éstos prestan una cantidad a cambio de que la persona se la devuelva con unos intereses. Lo más importante a la hora de pedir financiación bancaria es que el negocio tenga un buen plan de negocio, que les de tranquilidad y seguridad para apostar por tu proyecto.

Todas las fórmulas de financiación que necesitas para emprender