La tasa de empleo de las personas con discapacidad intelectual solo alcanza el 17,6%

La Fundación Kyrios ayuda a los negocios para que puedan contratar a personas con inteligencia límite

Los negocios tienen la oportunidad de contratar a personas con discapacidad reconocida. La Fundación Kyrios ha puesto en marcha un servicio para ayudar a las empresas o autónomos que quieran emplear trabajadores con inteligencia límite. 
La Fundación Kyrios lanza un servicio para ayudar a que las empresas contraten a personas con inteligencia límite
La Fundación Kyrios lanza un servicio para ayudar a que las empresas contraten a personas con inteligencia límite
La Fundación Kyrios ayuda a los negocios para que puedan contratar a personas con inteligencia límite

El empleo es el principal socializador de las personas con inteligencia límite, y la puerta de entrada a una vida autónoma e independiente. Sin embargo, de acuerdo con los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE, 2020), la tasa de empleo de las personas con discapacidad intelectual, entre las que se enmarca el colectivo, solo alcanza el 17.6%, respecto del 64.3% que alcanza la tasa de las personas sin discapacidad.

Mientras se potencian las medidas públicas para fomentar el empleo ordinario, las personas con discapacidad intelectual afrontan los problemas derivados de una inserción laboral sin los apoyos suficientes: falta de adaptación del puesto de trabajo, jornadas reducidas, incorrecta distribución de funciones que conllevan un alto porcentaje de experiencias que finalizan en abandono o fracaso.

Una de las iniciativas para ayudar a que las personas con inteligencia límite puedan acceder más fácilmente a un empleo es "Emplea-IL", un programa lanzado por la Fundación Kyrios de Apoyo Personal con el objetivo de mejorar el nivel de empleabilidad y apoyar el acceso al empleo de este colectivo, con más de 50 personas beneficiarias.

"Trabajando desde la voluntad, deseos y preferencias de la persona atendida, se elabora un itinerario individualizado de inserción con los objetivos laborales que se persiguen en un periodo de tiempo determinado, desde la búsqueda del empleo, hasta su mantenimiento. De esta forma, se asegura un trato y una metodología de trabajo personalizados, que multiplica la tasa de inserción de la entidad, cercana al 60% en los últimos dos años", explicaron desde la fundación. 

Dos estrategias para que los negocios puedan contratar personas con discapacidad

La responsabilidad social corporativa es ya una realidad en el mundo empresarial. Las organizaciones afrontan el reto de potenciar la diversidad, motivadas por el deseo de devolver a la sociedad los beneficios que obtienen, cumplir los Objetivos de Desarrollo Sostenible, invertir en el bienestar general, promover una reputación solidaria, destacar respecto a sus competidores o dar cumplimiento a la legalidad. .

En este sentido, la Fundación Kyrios sirve como mediadora y acompaña en los procesos de fomento de la empleabilidad de personas con inteligencia límite y discapacidad intelectual en la empresa, a través de diferentes estrategias que permiten cumplir la normativa general en materia de discapacidad.

Plan A: Inserción laboral directa

El empleo de las personas con inteligencia límite sigue siendo un asunto que concierne a la sociedad en su conjunto. La implicación de las empresas es fundamental, además de una obligación legal. En organizaciones de 50 o más empleados, se debe cubrir una cuota del 2% para personas con discapacidad reconocida. Por este motivo, las entidades que trabajan con el colectivo desarrollan programas de empleo que ayuden en el proceso de inserción laboral.

El servicio Emplea-IL se centra en mejorar las habilidades sociales y laborales para superar aquello que dificulta el acceso de las personas apoyadas al mercado de trabajo. "La innovación parte del trabajo individualizado, que permite alcanzar los objetivos de empleo planteados gracias a los itinerarios integrados de inserción, pactados con la persona interesada, y al seguimiento continuo y cercano", explicaron.

En este ámbito, la cercana colaboración entre empresas y entidades de referencia puede convertirse en la clave del éxito para asegurar la adaptación mutua -en el corto plazo-, y la sostenibilidad del empleo -en el largo plazo-, como elementos clave que posibiliten aumentar la autonomía de las personas con inteligencia límite y/o discapacidad intelectual.

Plan B: Medidas alternativas que fomentan el empleo de personas con discapacidad de forma indirecta

En un momento dado, puede darse la situación de que las empresas experimenten problemas para llegar al mencionado 2%. Mientras se alcanza tal meta, la Ley contempla una serie medidas alternativas, de carácter excepcional, que también empujan en el camino por alcanzar la igualdad de oportunidades de empleo entre las personas con inteligencia límite.

  • La celebración de un contrato mercantil o civil con un centro especial de empleo (CEE) o con un trabajador autónomo para la adquisición de bienes y la prestación de servicios. Los CEE son empresas dedicadas a la integración laboral de personas con discapacidad por lo que estás supondrán al menos un 70% de la plantilla. Como ejemplo, Kyrios Artes Gráficas es un centro especial de empleo que ofrece servicios de imprenta y diseño, y tiene contratadas 6 personas con inteligencia límite.
  • La realización de donaciones o acciones de patrocinio para el desarrollo de actividades de inserción laboral y creación de empleo de personas con discapacidad a Fundaciones o asociaciones de utilidad pública que contemplen tal fin en su objeto social. Es decir, programas como Emplea-IL.
  • La suscripción de un enclave laboral, cumpliendo las obligaciones que exige la Ley.

"A pesar de ser muy buenas opciones para facilitar el empleo de personas con discapacidad, todas incluyen requisitos específicos que exigen una buena coordinación entre las organizaciones implicadas, un gran conocimiento de la Ley y de los trámites a seguir, y una buena identificación de sinergias y necesidades para que todas las partes salgan mutuamente beneficiadas", concluyeron desde la Fundación.

La Fundación Kyrios ayuda a los negocios para que puedan contratar a personas con inteligencia límite