viernes. 05.06.2020

QUIEREN EVITAR EL CONTAGIO Y LAS LESIONES

Los podólogos ofrecen algunos consejos antes de retomar la práctica del deporte

Los podólogos ofrecen algunos consejos antes de retomar la práctica del deporte

El Gobierno permitirá salir a hacer deporte a la calle a partir del próximo 2 de mayo. Para evitar contagios y posibles lesiones, el Consejo General de Colegios de Podólogos ha dado algunas recomendaciones. 

Los podólogos ofrecen algunos consejos antes de retomar la práctica del deporte

El 2 de mayo, el Gobierno permitirá a los ciudadanos abandonar su domicilio,por primera vez desde que empezó el Estado de Alarma, para practicar deporte en la calle. Una medida muy esperada por buena parte de la población española que podrá retomar sus actividades físicas al aire libre, aunque con algunas restricciones y teniendo en cuenta ciertas medidas de seguridad.

Los profesionales de la podología han dado una serie de consejos para reforzar las recomendaciones que ya han dado las autoridades sanitarias. Estos autónomos aconsejan tomar todas las precauciones posibles al volver a la actividad, para evitar el contagio y también las lesiones que pueden producirse después un de mes y medio con un nivel de movimiento  muy limitado.

El Consejo General de Colegios de Podólogos ha ofrecido varios consejos a seguir por parte de aquellos que salgan a practicar deporte el próximo sábado, porque “una lesión ahora tiene una consecuencia doble: para el que la sufre y para el sistema sanitario, que tiene otras prioridades”, advirtieron desde el Colegio de Podólogos.

Consejos para retomar la actividad física en la calle

El perímetro de seguridad entre los corredores debe ser de 10 metros, debido al ritmo respiratorio de las personas cuando practican una actividad física. La respiración de los deportistas es más intensa y aumenta, y con ella, también el riesgo de contagio. El Covid-19 se transmite por el aire por lo que los científicos aseguran que es necesario mantener un perímetro de seguridad de unos 4 o 5 metros andando y 10  corriendo o paseando en bicicleta. “Lo más importante de todo es no estar en contacto con más deportistas. Al correr y ante cualquier otra práctica deportiva, aumentamos tanto el ritmo como la fuerza respiratoria, lo que puede provocar la emisión de pequeñas unidades de virus”, explicó el podólogo J. Conde.

Una premisa importante de cara a practicar de nuevo cualquier deporte al aire libre es no retomar la actividad en el punto en el que se estaba antes de que diera comienzo el Estado de Alarma, “una buena manera de empezar si nos gusta correr, sería hacerlo 10 minutos y caminar deprisa durante 5 y repetir esto las veces que se pueda, cada uno a su ritmo, nada de medallas de oro en el primer día” señaló Conde.

La vuelta al deporte en las calles debe producirse de forma progresiva y gradual ya que, "durante la cuarentena el cuerpo puede haber experimentado cambios y no está en el mismo punto de preparación física que hace dos meses”, explicó el comité de expertos. Es importante empezar por debajo de esos parámetros e ir aumentando en función de la recuperación del tono muscular. A pesar de que se haya estado realizando ejercicio o entrenamientos alternativos en casa “hay que concederse un tiempo para adaptar los tendones y músculos para volver a correr”, añadieron.

Los profesionales recomiendan que, en caso de que exista la posibilidad, se realicen los primeros entrenamientos en una superficie de tierra ya que aporta más amortiguación de cara a las articulaciones. Además, “es imprescindible actuar con prudencia ya que será la primera vez que muchos ciudadanos salgan de sus casas tras seis semanas de aislamiento y no es lo mismo hacer ejercicio para mantenerse en casa, que salir a correr”, señaló el podólogo Joaquín Yagüe.

Al finalizar cada entrenamiento, los expertos coinciden en que no deben olvidarse los ejercicios de estiramiento, “después de tanto tiempo sin tensar la musculatura, se podrían romper y aumentar más aún las agujetas. Por ello, es imprescindible estirar”, y ante la aparición de cualquier síntoma de lesión, Yagüe  recomendó “suspender inmediatamente el ejercicio y consultar con un especialista”.

Los deportistas deben premeditar las horas en la calle y evitar las zonas de mayor afluencia de personas practicando deporte para no generar aglomeraciones ni fomentar la proximidad. Desde el Colegio de Podólogos aseguran que es muy importante recordar a los deportistas que deben realizar una prueba de esfuerzo en cuanto les sea posible. Esto "sirve para determinar cuál es el nivel de esfuerzo físico apropiado para cada persona, para que el entrenamiento sea más productivo y conseguir progresos de forma más rápida y efectiva”. Además, estas pruebas de esfuerzo permiten también la detección de arritmias o cardiopatías congénitas y evitar así cualquier tipo de riesgos en la actividad deportiva.

Antes de salir a correr

Los expertos recomiendan revisar el estado de las zapatillas, para comprobar que no están deformadas, el ajuste de la malla superior o posibles desgastes en la suela. "El material de la suela, y más en las zapatillas más modernas, tiende a deformarse con los kilómetros. Una zapatilla de hace 10 o 15 años podía aguantar sin deformarse 1.000 o 2.000 kilómetros, mientras que las fabricadas con poliuretanos o materiales de mayor tecnología, aportan más amortiguación y ligereza pero resisten un menor número de kilómetros”. Es importante que las zapatillas se adecúen a la persona y al suelo por el que se vaya a correr y a la actividad que se vaya a realizar.

A pesar de que la compra de este tipo de calzado tenga que ser  online, esto no significa que se deba comprar sin asesoramiento. Los podólogos recuerdan lo importante que es dejarse guiar por un profesional de la podología y tener muy en cuenta el peso del atleta, patologías previas o la superficie de entrenamiento. “Cuanto mayor sea el peso del deportista o si tiene una patología como la pronación aumentada, mayor estabilidad deben proporcionar las zapatillas y las plantillas”.
 

Los podólogos ofrecen algunos consejos antes de retomar la práctica del deporte