miércoles. 23.09.2020

IDEALES PARA COMIDAS DE EMPRESA O CENAS DE NEGOCIOS

Restaurantes para invitar a clientes sin que se resienta la cuenta de resultados

Imagen del restaurante Benarés
Imagen del restaurante Benarés

Al escoger un sitio para una comida de negocios, el local juega un papel importante. Sin embargo, no siempre están al alcance de todos los bolsillos. Por eso, recopilamos una selección de restaurantes a precios competitivos e ideales para este tipo de encuentros.

Restaurantes para invitar a clientes sin que se resienta la cuenta de resultados

Muchas reuniones de negocios se desarrollan alrededor de la mesa de un restaurante. Es más, muchos contratos y negocios se cierran en este tipo de encuentros. Estas comidas pueden ser muy rentables para un autónomo si consigue cerrar un acuerdo. Eso sí, es muy importante tener en cuenta varios factores a la hora de organizar estos eventos como, por ejemplo, el restaurante.

A día de hoy, encontramos una gran oferta gastronómica adaptada al bolsillo de casi todos los públicos. Por ello, seleccionamos los restaurantes más adecuados para este tipo de encuentro y a buen precio, por si el autónomo termina invitando al cliente.

  • La Chulapa de Alcalá, en Madrid

Situado en una de las principales arterias de Madrid, La Chulapa de Alcalá es un restaurante de cocina mediterránea con una ambientación castiza, en el que degustar una gran variedad de productos. Aparte  de la carta, ofrecen un menú por 12 euros. Entre sus principales platos, encontramos cocido, ensalada o entrecot. “Estamos especializados en comidas y cenas de grupos”, explicaron desde este restaurante. De hecho, es posible diseñarlo a medida. En definitiva, este negocio propone un espacio típico madrileño, donde sentirse a gusto durante todo el día.

La Chulapa de ALcalá

  • Senyor Parellada, en Barcelona

Este restaurante cuenta con el distintivo Bib Gourmand, otorgado por los inspectores de la guía Michelin, o lo que es lo mismo: alta cocina, de gran calidad y a buen precio. Sus expertos cuentan que aquí "podrás disfrutar de una cocina tradicional catalana, con grandes clásicos y un sugerente menú de viajante” por 18 euros. Así, Senyor Parellada se ha convertido en un referente de la cocina catalana de tradición popular, con una carta que se mezcla con los vapores de una cocina de cazuelas y asados. Un lugar mágico de estilo clásico-colonial para hacer un viaje gastronómico en el que la relación calidad- precio es difícil de mejorar.

Parellada (1)

  • Restaurante Wenceslao, en Zaragoza

En este restaurante familiar de Zaragoza, proponen una cocina de mercado donde sus productos varían según la temporada. “Somos una familia que busca lo mejor expresado en los manjares más selectos y naturales. Queremos que el cliente pueda encontrar aquí ese clima de intensa comodidad, con el que pueda compartir los momentos de relación en sus compromisos, o simplemente disfrutar de la mejor gastronomía actual”, explicaron desde el restaurante. Para ello, todas las semanas ofrecen un menú de degustación distinto y variado, elaborado con productos de mercado y muy buena presentación. Además, cuentan con un menú ejecutivo por 19,80 euros.

Eva y Ricardo-Wnceslao

  • Restaurante Gure Kabi, en Bilbao

Este restaurante es un reflejo de la cocina del País Vasco: comida tradicional  con toques innovadores. Entre su oferta, cabe destacar el bacalao al pilpil, las trufas, gildas, queso Idiazabal, marmitako o pintxos vascos, entre otros muchos platos. Cuentan con una amplia oferta gastronómica adaptada a cada ocasión: menú del día; cocina a la carta; cenas para grupos; menús especiales y concertados; y comidas informales de ración o picoteo. Para los que quieran diseñar un menú adaptado a su comida de negocios, pueden hacerlo por 35 euros.

comedor-gurekabi-4

  • Da Paolo, en Barcelona

En este restaurante, ubicado en el barrio de Les Corts, el 90% de los productos y vinos son de origen italiano. De hecho, el pan, las pastas y las pizzas son de elaboración propia. Da Paolo es uno de los restaurantes premiados por la Cámara de Comercio Italiana de Barcelona con el reconocimiento “Ospitalitá Italiana – Ristoranti Italiani nel mondo”.

Además, cuenta con el prestigioso símbolo de plato Michelin. Los inspectores de la guía Roja explicaron que es un “conjunto sencillo y cuidado, dotado con una sala bastante agradable y una carta bien elaborada”. También cabe mencionar que realizan menús personalizados y que cuentan con un luminoso comedor con un piano y una estatua de Pavarotti donde degustar recetas italianas por un precio medio de 12 a 35 euros. También tienen un menú por 25 euros.

Da Paolo

  • Benarés, en Madrid

Para una comida de negocios más especial en la capital, encontramos Benarés: un restaurante de comida india de lujo. Situado en el corazón del barrio de Chamberí. Este restaurante tiene una decoración elegante que firma el estudio Cousi Interiorismo. En su carta, reúne los elementos más esenciales y tradicionales de la gastronomía india, junto con técnicas actuales, para crear una comida que le desmarca y le sitúa a la cabeza de la oferta india de la capital. Se trata de una cocina basada en el producto local de temporada, aunque cada plato tiene un fuerte componente de cocina india tradicional. En definitiva, se actualiza el recetario del país del Ganges para darle un toque personal y contemporáneo.

Aseguran que a sus clientes les gusta compartir tanto la comida, como  la terraza con estanque e imágenes de la ciudad india de Benarés. Además de la carta, ofrece un menú Ejecutivo por 24,50 euros y el menú Thali por 19 euros. También es perfecto para hacer un regalo a los clientes, ya que cuentan con bonos de regalo de menús degustación. Para viajar a la India a través de los sentidos.

Benares

  • La Rinconada de Lorenzo, en Zaragoza

La Rinconada de Lorenzo es un restaurante familiar, de cocina tradicional aragonesa. Resulta una opción perfecta para negocios gracias al ambiente, la carta y el trato familiar. Su recetario está elaborado a base de los clásicos platos aragoneses (migas con jamón y uva, alubias blancas con oreja y chorizo, ternasco asado al horno con patatas, huevos al salmorejo, pescados frescos al Orio. De postre destaca el melocotón al vino tinto, helado de higos con nueces y arroz con leche), al que incorporan otros como pescados frescos del Cantábrico, Foie casero, garbanzos con bogavante, etcétera. Por su parte, la bodega está protagonizada mayoritariamente por caldos aragoneses, sin olvidarnos de otras denominaciones de origen, como Rioja, Ribera del Duero y vinos de la tierra. Ofrecen menú de degustación por 20 euros, además de otros especiales para eventos.

La Rinconada de Lorenzo

  • Restaurante Matiz, en Málaga

Desde Matiz dicen ofrecer "una suerte de oasis en mitad de la vorágine de la rutina cotidiana. Un aspecto fundamental a la hora de escoger un sitio para comer con clientes". Además, disponen de un menú por 13,50 euros de carácter mediterráneo y muy andaluz. Y no sólo eso, este gastro bar ofrece desayunos, comidas, cenas y cócteles, transformando el momento a través de la música y de la luz.

matiz

  • Trattoria Santarcangelo, en Madrid

En la carta de la renovada Trattoria Santarcangelo ha intervenido Juan Carlos DelleVe dove, un joven chef que ha labrado su trayectoria en varios restaurantes con estrella Michelin de Italia o los de Martín Berasategui en San Sebastián. El cocinero ha dejado su impronta en el menú, dándole su toque especial a algunos de los platos y decoraciones. Si por algo se caracteriza el restaurante es por ofrecer platos de cocina italiana propios de sus diferentes regiones. De esta forma, este restaurante italiano se convierte en una opción genial para quedar bien con los clientes. Además, cuenta con una buena ubicación: Situado en la esquina de la Calle Moreto 15, junto a la Iglesia de los Jerónimos de Madrid y muy próximo al Museo del Prado. Eso sí, dentro parece que estás en Italia gracias a la decoración en la que resalta el punto de vista artesanal y se imprimen ciertos aires de la Toscana.

Trattoria Santarcangelo

  • Restaurante Negro – Rojo, en Barcelona

Este local ofrece la opción de 'supper club', es decir, restaurantes en los que después de cenar empieza la fiesta. Suelen tener un ticket medio un poco más alto que los demás, pero fusionan vanguardismo y la opción de poder tomar copas sin moverse después de cenar. Por ejemplo, el restaurante del Grupo Tragaluz, situado en la parte alta de la Diagonal, ofrece dos zonas claramente diferenciadas y con personalidad propia, de ahí su nombre Negro – Rojo. En la planta de arriba está el Negro: cocina internacional en un ambiente moderno, en el que los jueves, viernes y sábados la noche se alarga hasta las 2 de la madrugada con música de Dj y copas. En la planta baja el Rojo cobra sentido: taberna japonesa en un ambiente joven con cocina a la vista y mesas compartidas.

Restaurantes_Negro_01-610x400

Restaurantes para invitar a clientes sin que se resienta la cuenta de resultados