lunes. 06.07.2020

CASI 12.000 MILLONES DE EUROS EN UN TRIMESTRE

El comercio electrónico volvió a batir récord de facturación en 2019

El comercio electrónico volvió a batir récord de facturación en 2019

Las compras online alcanzaron en el segundo trimestre de 2019 un nuevo récord con más de 211 millones de transacciones por Internet. En términos de facturación, rozó los 12.000 millones de euros. Un crecimiento del 28,6% respecto al mismo periodo del año anterior.

El comercio electrónico volvió a batir récord de facturación en 2019

El crecimiento de las ventas por Internet es imparable. Los nuevos hábitos de los consumidores volvieron a elevar la facturación del comercio electrónico hasta la cifra de 11.999 millones de euros durante el segundo trimestre del año pasado (último dato disponible), según la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC). Esta cifra supera en un 28,6% a la del mismo periodo de 2018.

Con respecto al volumen de transacciones, el comercio electrónico también batió récord. Se alcanzaron los 211,3 millones, lo cual supone un incremento del 32,7%.

A pesar de que, según el informe ‘La realidad sobre la fidelidad del consumidor, de la consultora KPMG, el 64% de los consumidores españoles todavía prefiere la tienda física a la online, los datos de la CNMC ponen de manifiesto la importancia  de que los comercios físicos dispongan también de un espacio virtual - propio o a través de plataformas como Amazon, AliExpress o EBay, entre otros- con el que ampliar el número de clientes que pueden adquirir sus productos o servicios.

Aunque en términos generales todas las actividades incrementaron tanto su volumen de ventas como el de facturación, algunas lo hicieren con más fuerza. Es el caso de la venta online de carburante cuya facturación se duplicó entre 2018 y 2019. Se pasó de los 46,5 a los 82,6 millones de euros. O, lo que es lo mismo, aumentó un 77,53%. El volumen de ventas se incrementó en un porcentaje similar  (77,64%), pasando de 1,1 millones de transacciones en 2018 a casi dos millones en 2019.

Esta evolución fue posible por el paso que las energéticas han dado en materia de transformación digital. Cepsa, por ejemplo, cuenta con la plataforma www.tiendacepsa.com con la que los clientes pueden comprar cheques carburante y canjearlos en las estaciones de servicio de la propia compañía. Opción que también se ofrece en más de 3.600 gasolineras Solred (Repsol, Campsa y Petronor). Otro ejemplo es el caso del ticket gasolina de Edenred.

Incluso algunos emprendedores han apostado por este método para desarrollar su idea de negocio. Es el caso de Lamtogether, negocio que ha diseñado una tarjeta monedero recargable que permite a los conductores comprar combustible a precios más económicos.

Todos estos sistemas son especialmente útiles para los autónomos y profesionales que emplean sus vehículos para desarrollar su actividad. Además de los mayores descuentos, el sistema se convierte en una herramienta de gestión de cara a la presentación de sus impuestos, ya que las decenas de facturas por repostaje se unifican en una sola.

Además de la compra de combustible, hubo otras actividades que elevaron también de forma significativa su facturación. Es el caso de los servicios financieros cuyo volumen de ventas aumentó casi un 88%; la madera, los materiales de construcción y los aparatos sanitarios, que lo hicieron por encima del 77%; o las floristerías, con un alza del 48%. 

Por su lado, el turismo continuó siendo líder en el ámbito del comercio electrónico. En concreto, las actividades con mayores ingresos fueron las agencias de viajes y operadores turísticos, con el 16,0% del peso sobre la facturación total del e-commerce; el transporte aéreo, con el 8,8% y los hoteles y alojamientos similares, en tercer lugar, con el 5,8%, según el informe de la CNMC.

El calzado y la alimentación pierden fuelle

Aunque en su global el comercio electrónico evolucionó de manera muy favorable, hubo sectores que perdieron fuelle. Es el caso del calzado y los artículos de cuero, que cayeron el año pasado tanto en ventas como en facturación a ritmos del 4,9% y del 2,4% respectivamente.

Más espectacular aún fue el retroceso que se produjo en el comercio especializado en alimentación. La facturación se desplomó un 99,74% desde los 12,79 millones de euros hasta los apenas 33.185 euros. También se despeñaron sus ventas (un 99,69%), de 135.303 transacciones registradas en el segundo trimestre de 2018 a tan sólo 420 en el mismo periodo 2019.

Otro sector que cayó en ingresos y transacciones fue el transporte terrestre de mercancías. A diferencia del de viajeros, que lideró el ranking por compraventas con un 7,5% de peso sobre el total de transacciones y un crecimiento de las mismas de casi el 29% y del 18,5% de su facturación, la contratación online de transporte de bienes sufrió un recorte del 82,3% y los ingresos mermaron un 58,1%.

Gastamos más en las webs españolas pero compramos más en las extranjeras

 Otra de las conclusiones que arroja el informe es que los consumidores gastan más dinero en las páginas de comercio electrónico de España, que se han llevado el 53,4% de los ingresos en el segundo trimestre de 2019. Mientras que el 46,6% restante se corresponde con compras con origen en España hechas a webs de comercio electrónico en el exterior. Así, los ingresos de comercio electrónico dentro de España (compras hechas en España a webs españolas) han aumentado un 22,3% interanual hasta los 3.791 millones de euros, según señala el informe de la CNMC

No ocurre lo mismo si tenemos en cuenta el dato de transacciones. El 42,1% de las compraventas se registran en webs españolas y el 57,9% en webs del extranjero. De estas últimas, el 95,2% de las compras internacionales se dirigieron a la Unión Europea. En términos de volumen de negocio, las adquisiciones con origen en España y dirigidas hacia el exterior fue de 5.587 millones de euros, un 25,8% más que en el segundo trimestre del año anterior.

El comercio electrónico volvió a batir récord de facturación en 2019