Se mejorarán sus beneficios fiscales

¿Cualquier negocio puede remunerar con stocks options a sus empleados ahora que el Gobierno quiere incentivarlos fiscalmente?

La entrega de stocks options es un mecanismo para retribuir a los empleados haciéndoles partícipes de la empresa con la entrega de acciones. Un incentivo que parece sólo dirigido a las grandes corporaciones pero que puede encajar en cualquier pequeña sociedad y que se utiliza mucho en las startups.

España encabeza las startups tecnológicas europeas
¿Cualquier negocio puede remunerar con stocks options a sus empleados ahora que el Gobierno quiere incentivarlos fiscalmente?

Desde hace años, las startups españolas vienen reivindicando una mejora en el tratamiento fiscal de las stocks options. Un mecanismo que suelen utilizar para retribuir a los empleados, que viene de Estados Unidos y que consiste en hacer partícipe al trabajador de la empresa, con la entrega de acciones en la confianza de que lograrán también participar de los beneficios. Se trata de una forma de incentivar a los empleados, de atraer a buenos profesionales que de otra manera sería contratar por su alto coste, y que cualquier negocio puede utilizar. Además está siendo fomentado por el Gobierno ya que cuenta con incentivos fiscales.

¿Por qué se utilizan las stocks options?

Las stocks options permiten básicamente al trabajador ser dueño una parte de la empresa donde trabaja. Se trata de una forma muy utilizada entre los pequeños negocios digitales debido a su rápido crecimiento y su capacidad de atracción de capital, lo que puede interesar a muchos de los empleados que trabajan en ellas. Las stocks options se han convertido para estos pequeños negocios en, por un lado, una fórmula de atraer y retener talento para conseguir que determinados profesionales no abandonen el proyecto. “A veces a estos pequeños negocios les resulta complicado retener talento mediante subidas de sueldo, por eso buscan otras fórmulas de retribución como son las stocks options” dijo la experta en derecho tributario de Selier Abogados, Laura Blanco Blanco.

Las stocks options también permiten a estos pequeños empresarios (en su mayoría autónomos societarios) hacer partícipe al empleado en el proyecto que están desarrollando y, por tanto, conseguir una mayor implicación.

De hecho, comentó Blanco, las stocks options es un mecanismo de retribución del puede hacer uso cualquier actividad que esté constituida como una sociedad. “Se habla de startups, porque son quienes principalmente las utilizan. Pero la cuestión es que la actividad esté constituida como una sociedad para que se pueda proceder al reparto. Las startups suelen optar normalmente por formar una Sociedad Anónima o Sociedad Limitada. De tal manera, que en el caso de las sociedades anónimas las stocks options serán acciones; y en el caso de sociedades limitadas serán participaciones”.

Aparte de ello, también deben cumplirse una serie de requisitos mercantiles. “Normalmente, en los planes de retribución, se plantea el reparto de stocks options cuando el trabajador lleva una serie de años o alcanza cierto nivel de progresión” comentó Laura Blanco.

La mejora del tratamiento de las stocks options en la Ley de Startups

La Ley de Fomento del Ecosistema de Empresas Emergentes, o más conocida como Ley de Startups, fue aprobada por el Gobierno a finales del año pasado y se encuentra en estos momentos en trámite parlamentario, con previsiones de que pueda ver la luz este 2022. Ésta recoge una batería de medidas para impulsar el emprendimiento y propone la implantación de una serie de ventajas fiscales a los proyectos de nueva creación. Entre las medidas que plantea se encuentra precisamente la regulación de las stocks options.

La experta en derecho tributario de Selier Abogados, Laura Blanco, explicó que las stocks options son una forma más de mejorar o complementar el sueldo de un empleado. “Se integran dentro de los planes de retribución de los negocios y son, literalmente, opciones sobre acciones. Es decir, se ofrece la posibilidad a los directivos o empleados de un negocio a que obtengan, con o sin coste, acciones de la empresa donde trabajan” dijo Blanco. Que señaló que cuenta como salario en especie, que es cuando la actividad le ofrece al empleado un servicio o bien a un bajo coste con respecto del mercado y, en este caso, le ofrece una acción de la empresa .Precisamente, lo que se busca con la nueva redacción sobre la tributación de las stocks options de la Ley de Startups es “permitir que estos pequeños negocios puedan atraer talento en sus plantillas y retenerlo para que su crecimiento sea mucho mayor” dijo la experta en materia fiscal.

Los emprendedores llevan un tiempo reivindicando al Gobierno la mejora del tratamiento fiscal de las stocks options. La Asociación Española de Startup (AES) ha explicado en varias ocasiones que “esta es la forma que tienen muchas empresas de remunerar a sus trabajadores cualificados o inversores. Es un modelo muy extendido en Estados Unidos y que no termina cuajar en España, porque porque el modelo empresarial es antiguo”.

Según explicaron en este momento, las stocks options presentan dos problemas para los negocios que las utilizan. El primero, que la deducción a la que puede optar el empleado por es muy baja, de unos 12.000 euros. Y segundo, que se le obliga al trabajador a declarar las participaciones a Hacienda en el momento en el que las reciben. Por todo ello, la AES solicitaba al Gobierno que en la Ley de Startups “se mejorase el tratamiento fiscal de las stock options (opciones sobre acciones) pasando su deducción de 12.000 a 50.000 euros y se retrasase el momento del pago fiscal hasta el momento en que se produzca la venta de dichas participaciones o la sociedad salga a bolsa”. Peticiones que recoge la Ley de Startups.

Según el documento al que este diario ha tenido acceso, “con la finalidad de atraer el talento y dotar de una política retributiva adecuada a la situación y necesidades de este tipo de empresas, se mejora la fiscalidad de las fórmulas retributivas basadas en la entrega de acciones o participaciones a los empleados de las mismas, denominadas por el vocablo inglés stock options. Así, se eleva el importe de la exención de los 12.000 a los 50.000 euros anuales en el caso de entrega de acciones o participaciones a los empleados de empresas emergentes, exención aplicable igualmente cuando dicha entrega sea consecuencia del ejercicio de opciones de compra previamente concedidas a aquellos”.

Y además, plantean que se puedan liquidar “en el plazo de diez años a contar desde la entrega de las acciones o participaciones”.

Los expertos tributarios dan el okey a las medidas

Hace unas semanas, el Comité de Expertos encomendados por el Gobierno para platear una reforma fiscal emitió Libro Blanco Sobre la Reforma Tributaria. Un extenso documento de casi 800 páginas en el que se recoge y se apuesta, entre múltiples aspectos, por la mejorar de las stocks options.

“El Comité considera que debería valorarse para su reforma el actual tratamiento de las opciones sobre acciones en relación con los implantados en los países de nuestro entorno, así como las condiciones para acceder a los potenciales tratamientos especiales, si bien dicho proceso en la actualidad está condicionado por los resultados finales del Proyecto de Ley de fomento del ecosistema de empresas emergentes. En particular, debería valorarse la posibilidad de desplazar temporalmente el gravamen de las potenciales ganancias derivadas de las opciones de compra, en línea con lo propuesto en el Proyecto de Ley Startups” como recoge el documento emitido.

Es decir, los expertos ven con buenos ojos que se incremente el nivel de exención de la stocks option y se prolongue hasta diez años su tributación. La socia directora del Área de Derecho Tributario de la firma Selier Abogados, Laura Blanco, detalló que lo que se propones “es que el empleado no tenga que pagar en el momento en el que recibe la acción -que es lo que ocurre ahora porque su valor ya que se incorpora como RENTA-. Y permite, por tanto, que se pueda diferir el pago de ese impuesto hasta un máximo de diez años”.

¿Cualquier negocio puede remunerar con stocks options a sus empleados ahora que el Gobierno quiere incentivarlos fiscalmente?
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad