domingo. 18.08.2019

PLAKKS QUIERE ACABAR CON LA SOLEDAD DE LAS CONSOLAS

Unos emprendedores lanzan el futbolín digital para recuperar el juego en grupo

Unos emprendedores lanzan el futbolín digital para recuperar el juego en grupo

La startup Plakks, fundada en Barcelona, prepara el lanzamiento de su "juego de fútbol", con el que pretenden fomentar la interacción cara a cara y que los más pequeños abandonen las consolas y se diviertan jugando en grupo. 

Unos emprendedores lanzan el futbolín digital para recuperar el juego en grupo

La idea de la startup barcelonesa es que los niños jueguen al fútbol de manera digital pero interactuando entre varios y reciban más estímulos que los que les ofrece recibir información en soledad de dispositivos móviles. Un estudio realizado por investigadores canadienses asegura que existe una conexión directa entre el uso de los dispositivos como tablets, móviles, ordenadores o televisión  y la inteligencia de los niños.

Éstas son algunas de las conclusiones finales publicadas en The Lancet Child & Adolescent Health, que sugieren que más de dos horas al día de tiempo recreativo con pantallas supone un menor desarrollo cognitivo en los niños. “Nos dimos cuenta de que el entretenimiento de hoy en día se basa principalmente en pantallas. La interacción cara a cara, las risas con tus amigos, el tiempo de charlas en familia se está perdiendo”, aseguran Aritz Múgica y Jordi Domínguez, dos jóvenes emprendedores que buscan que el uso de tablets y móviles pueda compaginarse con juegos como Plakks y reducir en 90 horas al año el tiempo que pasan grandes y pequeños frente a las pantallas.

Para ello, han puesto en marcha una campaña de "Crowdfunding de recompensa" en Kickstarter con el objetivo de captar al menos 20.000 euros. La campaña se alargará hasta el próximo 10 de enero.   

Campo de fútbol simulado

El juego en el que está trabajando la startup es la simulación de un campo de fútbol en forma de tablero de madera que da la sensación de que se está jugando un partido en casa. Es una especie de futbolín que se juega con los dedos, con la diferencia de que cuando un contrincante marca un gol elimina a un futbolista del equipo contrario. Así, quien consiga eliminar a todos los jugadores del equipo rival gana. Hecho con elementos básicos como la madera, tapete y plástico, es un juego fácil de transportar con el que grandes y pequeños podrán jugar en cualquier lugar. El objetivo es abordar la fase final del juego, añadiéndole nuevas variaciones y comodidades, para así, lanzarlo definitivamente al mercado.

Unos emprendedores lanzan el futbolín digital para recuperar el juego en grupo