miércoles. 23.09.2020

AUNQUE SUPERA A FRANCIA O ALEMANIA EN E-COMMERCE

España apenas si logra un aprobado raspado en materia de digitalización

España apenas si logra un aprobado raspado en materia de digitalización

España aprueba por poco en la asignatura de digitalización. Si aún se mantiene en la media internacional y europea es gracias a la inversión en startups y a su apuesta decidida por el comercio electrónico. En ambos aspectos, nuestro país supera a Francia, Italia e incluso Alemania.

España apenas si logra un aprobado raspado en materia de digitalización

España está aprobada en digitalización, pero por poco. Su inversión en pequeños negocios tecnológicos, la puesta en marcha y mejora de infraestructuras y el auge del comercio electrónico ha permitido al país mantenerse en la media, tanto a nivel mundial como europeo, en materia de digitalización. Una posición que, si bien no es mala, deja claro que España “todavía no ha sido capaz de ponerse a la cabeza  y aprovechar todas las oportunidades de crecimiento y creación de empleo que brinda la tecnología”.

Es una de las conclusiones del informe ‘España nación digital. Una visión del estado de la digitalización en España. 2019’, elaborado por la Asociación Española de la Economía Digital (Adigital), que reúne a más de 500 pequeños y medianos negocios y startups.

En él, se analizan más de 90 indicadores europeos e internacionales en materia de digitalización. Para Carina Szpilka, presidenta de Adigital, la segunda edición del estudio revela que “España sigue estando en la frontera entre las economías de 'segundo nivel' y las más avanzadas del mundo en materia de digitalización”.

Aprobado en comercio electrónico

Uno de los aspectos en los que se centra el documento es en la digitalización a nivel empresarial. En el informe se señala que su utilización está unida al éxito de los negocios a nivel global y que debe ser incorporada como una parte fundamental de la cadena de valor. Un aspecto que los negocios españoles parecen haber implementado, pero a su manera: “Aunque es difícil encontrar hoy empresas que no usen tecnologías digitales, en la mayoría de los casos no se aprovecha todo su potencial”.

Según el estudio, la mayor parte del tejido productivo español son micro y pequeños negocios. Y eso, puede suponer que el país sea menos innovador y esté algo menos orientado a la exportación que otros Estados de la zona euro. Estos negocios, suelen " adoptar la tecnología por oleadas, más que de forma gradual. En muchos casos se debe al efecto arrastre que puedan ejercer algunas grandes empresas concretas sobre las más pequeñas”.

Aunque esto no quita para que España ocupe el puesto número 14 entre los países de la Unión que más aprovechan las oportunidades del comercio electrónico. Por encima de Estados como Francia, Italia y Alemania, y por detrás de Irlanda, Suecia y Dinamarca -que lideran el ranking-.

Progresamos en emprendimiento

A nivel de apoyo y financiación del emprendimiento, “España sigue progresando a buen ritmo en el ámbito de la financiación de capital riesgo” (que va destinado, principalmente a la puesta en marcha de nuevos proyectos). El informe recoge, en base a los datos de la plataforma de inversión Dealroom, que durante 2019 se destinaron 1.4000 millones de euros a esta modalidad.

Cuantía que supera a la media de países de la OCDE como Italia, pero que está lejos de las inversiones que realizan otros como Francia (3.600 millones de euros), Alemania (4.600 millones) y Reino Unido (8.300 millones). En cuanto a la inversión en startups, el informe no se aventura a precisar una cifra concreta, aunque sí precisa que, en base al número de rondas de financiación que reciben los pequeños negocios tecnológicos, España es el quinto país de la Unión Europea en operaciones realizadas a startups. En concreto, se realizaron 277, cifra que está sólo dos puntos por debajo de las realizadas en Suecia.

Sin embargo, y a pesar del aprobado en emprendimiento, Adigital advirtió que el Foro Económico Mundial, en un informe en el que evalúa a través de varios indicadores la ‘Cultura Emprendedora’, posiciona a España en el puesto 85 de 141 a nivel global. “Según este organismo, nuestro país se sitúa  al nivel de Rumanía, Polonia o Italia, en una clasificación liderada por Israel, Estados Unidos, Suecia y los Países Bajos”.

Las infraestructuras que permiten esa digitalización y su implementación en la sociedad es otro de los aspectos que destaca el documento sobre España. En el primero, según el estudio, “España ha mejorado en todas las métricas analizadas -de infraestructuras-, especialmente en lo relativo a Cobertura de Banda Ancha, Cobertura de Fibra y Velocidades Medias”. En cuanto al segundo, el estudio detalla que el porcentaje de personas con banda ancha móvil está cerca ya de la penetración plena, con 98,4 líneas por cada 100 habitantes.

España no ocupa un puesto relevante en digitalización

Por último, el informe expone que, a pesar de los avances experimentados en los últimos años en materia de digitalización, España no ocupa aún ningún puesto relevante en el contexto mundial, ni europeo, en lo que a digitalización se refiere. La mayoría de los indicadores que se recogen en el informe, sitúan al país en un puesto intermedio del ranking: “Aunque pueda destacar puntualmente en algún ámbito, su situación suele orbitar alrededor de la media de los países OCDE, siendo todavía necesario hacer un esfuerzo extra para situar al país entre los líderes".

España apenas si logra un aprobado raspado en materia de digitalización