viernes. 03.07.2020

SUPLANTAN IDENTIDADES INCLUSO DE COMPRADORES

Las estafas por Internet han aumentado un 70% durante el confinamiento

Las estafas por Internet han aumentado un 70% durante el confinamiento

Los meses en los que la población ha permanecido en sus casas a causa del COVID-19 provocaron un incremento de las compras online que los estafadores cibernéticos han intentado aprovechar. Las estafas online suplantan la identidad incluso de los clientes.

Las estafas por Internet han aumentado un 70% durante el confinamiento

Desde el inicio del Estado de Alarma las compras por internet se han multiplicado. La ciudadanía utilizaba tiendas y plataformas online para hacer sus compras ante la imposibilidad de acudir a los locales físicos, lo que ha supuesto un aumento muy significativo en las estafas cibernéticas.

“Los estafadores han hecho su agosto durante el confinamiento”. Según fuentes policiales, el número de estafas se han visto incrementadas hasta un 70% en esos meses. El tipo de estafa que encabeza el ránking de fraude online se denomina phising, suplantación de indentidad que afecta a muchos negocios

Se trata de una técnica de engaño que persigue manipular a sus víctimas y robar dinero o información personal. Tiene como objetivo principal, obtener a través de internet datos privados de los usuarios, especialmente para acceder a sus cuentas o datos bancarios. También se da la estafa de la supuesta compra de un artículo que parece que se ha pagado pero que nunca se ha realizado el ingreso. 

La plataforma de compraventas seguras entre particulares Beseif, aseguró que han tenido más de 200 consultas sobre estafas desde el inicio del Estado de Alarma. “Hemos sido testigos del aumento del número de estafas durante este confinamiento. Es realmente sencillo suplantar la identidad de una empresa con un simple correo electrónico. Si no se tiene cuidado es fácil caer en la trampa”, explicó Silvia Romero, cofundadora de Beseif.

La estafa del momento: phising

El phishing es la estafa de moda y se ha localizado de forma masiva en plataformas de segunda mano. El modus operandi es el siguiente:

Un falso comprador se interesa por un artículo publicado y suplanta la identidad de empresas u organismos oficiales para hacer creer al usuario que el pago por el producto ya ha sido efectuado. Cuando el vendedor se da cuenta de lo sucedido es decir, que no ha recibido el ingreso, ya ha enviado el artículo y es demasiado tarde para recuperarlo.

En la versión 2.0 de esta estafa, se recibe un email idéntico al de compañías de transporte, solicitando ingresos por adelantado para gestionar el envío de productos de gran volumen. Por descontado, todo se trata de un engaño.

"Lo cierto es que este tipo de timos pueden ser muy convincentes ya que los estafadores no dudan en adjuntar fotografías de DNI robados para interpretar su papel de la manera más realista posible.

Cómo evitar ser estafado

Las ciberestafas son cada vez más sofisticadas y nadie está fuera de peligro. Existen mecanismos para evitar caer en las redes de los delincuentes, desde el sistema de pago y envío especializado en compraventas entre particulares, han recordado algunos consejos:

  • La regla fundamental es realizar cobros y pagos únicamente mediante sistemas especializados que garanticen seguridad. Es muy importante realizar tanto los pagos como los envíos, dentro de una plataforma que proporcione garantías al comprador y al vendedor. No se debe realizar ningún tipo de pago por adelantado vía transferencia, Bizum o similares, ya que no ofrecen garantías en caso de incidencia.
  • Por otro lado, es aconsejable desconfiar de correos electrónicos de empresas que provengan de dominios gratuitos como Gmail o Hotmail. Y por supuesto, desconfiar de aquellos correos que contengan faltas ortográficas o logos no habituales como emblemas policiales.

Personas adultas y sin conocimiento de Internet

En la mayoría de ocasiones, las víctimas son de un perfil muy específico: gente adulta con falta de formación sobre las nuevas tecnologías e Internet. "Los estafadores buscan gente vulnerable sin la formación suficiente para identificar si se trata de una estafa o no”, aseguraron desde Beseif.

Habitualmente las personas que nos consultan ya han realizado algún tipo de pago o enviado su producto. En estos casos recomendamos llamar inmediatamente a la entidad bancaria con la que se realizó la transferencia para anular el pago y acudir a comisaría para denunciar lo sucedido”, concluyó Alberto Aznar, cofundador de Beseif.

Las estafas por Internet han aumentado un 70% durante el confinamiento