martes. 03.08.2021

SIGUE CRECIENDO SU USO

La factura electrónica, cada vez más utilizada entre los autónomos

factura-electrónica-autónomos-negocio

Los trabajadores autónomos son cada vez más partidarios de utilizar la factura electrónica. Una práctica cada vez más habitual entre las entidades españolas y que ha sufrido un crecimiento del 35,2% entre las transacciones entre empresas, debido en parte a la entrada en vigor del Suministro Inmediato de Información en julio de 2017.

La factura electrónica, cada vez más utilizada entre los autónomos

Utilizar un programa para emitir o recibir una factura electrónica se va convirtiendo poco a poco en una práctica habitual entre los pequeños negocios. De hecho, la e-factura ha crecido en las microempresas un 0,93% y un 1,11% entre las facturas emitidas y recibidas, situándose en un 6,74% y un 9,17%, respectivamente. Tal y como refleja el estudio comparativo realizado por SERES sobre la Implantación de la Factura Electrónica en España y que confirman que cada vez son más los autónomos que se animan a utilizar este mecanismo.

Además, el informe también destaca que ha sido en el ámbito de la microempresa y de la gran empresa donde la emisión de facturas electrónicas más ha crecido (un 0,93% y un 6,45% cada una). Y que es en la mediana empresa, con un 41,38%, dónde se encuentra el porcentaje más alto de emisiones de facturas electrónicas, seguida de lejos por la gran empresa (28,91%) y la pequeña empresa (22,97%).

En cuanto a la recepción de facturas electrónicas, el porcentaje más alto se encuentra en las pequeñas empresas (31,25%), gran empresa (30,67%) y mediana empresa (28,91%). Asimismo, es en la pequeña empresa y micro empresa donde más ha crecido (6,34% y 1,11% respectivamente).

Una práctica en auge

El estudio sobre la factura electrónica pone de relieve el auge de esta práctica para realizar cualquier tipo de transacción entre empresas, entre empresas y Gobierno, y entre empresas y particulares.

Cobra especial importancia entre las transacciones entre empresas (denominadas Business to Business -B2B-), donde se han emitido 129.806.396 facturas electrónicas , que han supuesto un ahorro de 1.007.297.633 euros, una disminución de 278 años en ahorro de gestión y una conservación de 7.241 pinos.

Asimismo, las transacciones entre empresas y el Gobierno (denominadas Business to Government -B2G-) cobran también especial importancia con una implementación de 34,09% (si se le suman las transacciones entre empresas). Y es que tal y como recuerda SERES en el informe, “a partir del 18 de abril de 2019, todos los países de la Unión Europea deberán ser capaces de recibir y procesar las facturas electrónicas, según el estándar europeo, en la relación B2G”.

La factura electrónica, cada vez más utilizada entre los autónomos